Lactancia en duelo

  La Semana Mundial de la Lactancia Materna pretende informar y apoyar a las mujeres y la sociedad sobre la lactancia. La lactancia en duelo es la lactancia más dolorosa. En este día agradezco a las profesionales que se forman y nos atienden con información y empatía, escuchando nuestro dolor y brindando apoyo según nuestras…

A mi hija

Gracias, hija, por regalarme esta palabra hermosa. Hija. Hijita del alma, gracias por haber vivido en mí. Por elegirme para ser tu mamá. Gracias por animarte a ser mi hija, aun sabiendo que me quedaría tanto dolor. Porque más que el dolor, Lunita, tanto tantísimo más, me quedas vos. Es enorme ser tu mamá. Lo…

¡Gracias Thomas, gracias!

Siempre tuve una idea determinada sobre como debía ser la vida, mi vida. Forjé esa idea con base en las vivencias que había tenido hasta el momento; en donde se entrelazaban alegrías y penas. Penas que, con la perspectiva que me ha dado el tiempo y el duelo, veo tan pequeñas e insignificantes ahora. Solía…

Dos años, y amor puro es lo que hay.

Han pasado ya dos años, hijito, y no pensé estar tan serena y llena de paz en víspera de tu cumpleaños número dos, aunque no  niego que guardo esa húmeda nostalgia que se refleja en mis ojos. Hoy te digo con el alma llena de mariposas de colores “feliz cumpleaños”, aunque desearte felicidad está de…

Gracias por todo, Jay.

Fue un 13 de julio… Un 13 de julio cuando comenzó lo que sería el adiós. Llevábamos ya 25 meses combatiendo la más dura de las pruebas que la vida pudo habernos puesto; la muerte de nuestro hijo. Ninguno de los dos imaginó, ni en el peor de los escenarios, que un día nuestro amor…

Gracias María

Alguna vez llegué a preguntarme, cómo era posible sentir tanto amor por alguien. Cuando tienes un hijo, muchas veces te sorprende que todo ese amor no reviente tu pecho. Es maravilloso y asusta a la vez. También me preguntaba cómo era posible poder amar a otro hijo igual que al primero. Escuchaba a mis propios…

Carta a mi sobrino arcoíris

Emilito, mi Emilito querido, hace ya más de dos meses que llegaste a nuestras vidas para llenarlas de luz. Tu venida fue sorpresiva; ni tu mami sabía que ya habías decidido venir a este mundo a traernos esa paz y esa calma que tanto necesitábamos luego de la tormenta. Te asomaste calladito, y escogiste a…