Una estrellita y cuatro hijas.

El 9 de abril 2008 de siete semanas y tres días tuve un aborto espontaneo, mi estrellita. Por suerte tras dos meses llegó mi positivo, con él, mi bebe arcoíris. Nació el 9 de marzo del 2009 mi única hija viva.

El 4 de enero del 2012 tenía revisión de mi embarazo a las 17 semanas. Nos ponemos con la ecografía y me dice: hoy podremos saber el sexo del bebé, vaya, está de culo no vamos a verlo, y empieza a poner caras, y yo ya empecé a llorar, ya me lo temía, me preguntó si había tenido pérdidas de líquido. Al final me lo dijo, las terribles palabras de no hay latido. Mi pequeña Marta nació el 5 de enero del 2012 a las 10:50, el mismo día que el cumpleaños de su papá.

Después con la autopsia nos enteramos que mi niña estaba perfecta pero su corazón parado. Así que me dijeron que no tenía porque volver a pasar y que me podía quedar tras dos reglas. El 25 de marzo del 2012 anunciaba mi nuevo positivo y todo parecía que iba genial. Me tenían muy controlada, me consideraban de riesgo. A las 12 semanas me dijeron que casi me confirmaban que era niña, una, y dije pues será Ona. A las 15 semanas nos dijeron que Ona se había marchado con Marta.

Me quisieron legrar pero me negué, me decidí por un manejo expectante. La verdad dentro del dolor de haber perdido a mi tercera hija fue maravilloso poder parirla en mi intimidad y a mi ritmo. Un 20 de junio nació Ona a las 6: 20 de la mañana. Esa tarde me fui hacer una ecografía para comprobar que no quedaran restos de placenta, no quedaban, lo que había era otra criatura dentro mío. Mi embarazo había sido gemelar y me estaba enterando ahí mismo, creí volverme loca. Había otro bebé, otra criatura que era diferente a Ona, su cuerpo era más gordito, era mas redondita, y se había ido de las mismas semanas que su hermana. Esta segunda criatura es mi pequeña Abril que nació el 23 de junio del 2012.
OLYMPUS DIGITAL CAMERATras las ultimas perdidas decidí que algo pasaba y que no podía ser casual perder dos embarazos de casi las mismas semanas y de idéntica forma. Así que tras luchar para que los médicos me escucharan logré que me miraran. Salió todo perfecto. Resulta que mi padre tiene una enfermedad cardíaca que es genética. El médico me envió un electrocardiograma. Resultado: tengo síndrome de Brugada. Hace poco, muy poco en realidad, se ha descubierto que afecta al embarazo. Puede provocar muerte fetal, por lo visto, puedo pasarle la enfermedad al bebé y puede ser mortal. Ahora esta semana empiezo mi camino. Conforme vaya avanzado, primero toca solucionar la enfermedad en mí, luego ya en el embarazo, os lo iré contando todo. Cómo miran si el bebé tiene la enfermedad y qué medicación se me dará si la tiene. De momento no sé nada más.

Cuando sepa más cosas lo publicaré porque creo que es importante darlo a conocer ya que es un tema poco conocido incluso por los médicos. Muchos no conocen el síndrome en sí y aun menos que afecte al embarazo.

Pese a lo triste que es haberlas perdido estoy muy agradecida de que hayan existido. Mi familia es numerosa, tengo cuatro hijas y una estrellita.

2 comentarios en “Una estrellita y cuatro hijas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s