Los tratamientos de fertilidad, un sufrimiento en silencio

Mirando hacia el pasado y nuestro recorrido desde la primera visita a un ginecólogo para intentar averiguar por qué no me quedaba embarazada, noto mucho silencio. Como si hubiera tratado la infertilidad como un tabú, una tara inconfesable.

infertilidad2Eso viene a reforzar el sentimiento de que uno está solo en ello, lo cual no puede estar más lejos de la cruda realidad. En el mundo entero, el número de parejas con problemas de fertilidad no para de aumentar. Pero la vergüenza por no ser capaz de concebir hace muchas veces que la pareja esconda su situación a familiares y amigos, y emprenda el viaje en silencio.

Es un silencio ahogante. No te atreves a romperlo con casi nadie. Alguna pregunta indirecta a una recién embarazada para enterarte discretamente de si ella también ha pasado por lo que tú estás pasando y encontrar así un poco de consuelo. Escuchar que sí, que tardaron mucho tiempo en conseguir el embarazo deseado: 3 meses. Y volver a tu silencio.

Es un silencio con muchos sentimientos fuertes entrelazados: la culpa, la ira, la vergüenza, la impotencia, la ansiedad, el aislamiento.

El poder compartirlo con personas que están pasando por lo mismo ayuda a normalizar la situación. Poco a poco, páginas Web, foros y blogs van floreciendo para dar soporte emocional a las parejas durante ese duro proceso. Uno ya no es el bicho raro que no consigue alegrarse por los embarazos y los nacimientos de los demás. Puede expresar la ilusión del principio de un proceso, la angustia de la betaespera, el duelo por los embriones que no se quedaron, la impaciencia por volver a empezar un nuevo tratamiento. Puede compartir todos estos momentos de la montaña rusa que es el proceso de reproducción asistida sin temor a ser juzgado.

Al quedarme por fin embarazada, tuve esa necesidad tremenda de gritarle al mundo que habíamos pasado por un tratamiento de fecundación In Vitro. No sé explicar muy bien por qué sentí esa necesidad. Para liberarme de ese peso. O para callar las bocas que me preguntaban, a cada anuncio de embarazo, cuándo nos lanzaríamos nosotros a la piscina, sin saber por qué estábamos pasando. Conocidos que se atrevían a meter constantemente el dedo en la llaga sin pararse ni un minuto a pensar que si no teníamos hijos aún era porque no podíamos. Creo que en cierto modo fue una manera de decirles: si no sabes, mejor no preguntes. Igual hubiera sido más sano decirlo en su momento, romper el tabú cuando me preguntaban cuándo me pondría a buscar un bebé. Tal vez hubiera conseguido concienciar a algunos de la realidad de muchas parejas. No lo sé. Lo que sí sé ahora es que seguramente hubiera vivido mejor mis primeras FIVs si hubiera podido compartirlo con otras mujeres que estaban pasando por lo mismo.

4 comentarios en “Los tratamientos de fertilidad, un sufrimiento en silencio

    • Gracias por tu aportación, Lorena. Lo de que finalmente merece la pena, no siempre es así, desgraciadamente. El precio a pagar es muy alto emocionalmente, entre la pareja y con las amistades, y no todos consiguen el bebé tan ansiado “a cambio de ello”.

      Me gusta

  1. Tan cierto lo que dices, no todas conseguimos el ansiado bebe, mi caso, me realice una ICSI quede esperando a mi hermoso niño y a los 8 meses y 1/2 de gestación murió en mi vientre y así me quede con mi vientre y mis brazos vacíos, pidiéndole a Dios que no me deje caer que me de Fortaleza, nunca pensé que algo así pudiera suceder, como me decían “Tranquila ya tendrás otro, tienes un angelito en el cielo, Son cosas de Dios, quizás venía enfermo”, cada palabra era una puñalada ES MI DULCE BEBE, MI HIJO AL QUE ME COSTO MUCHO CONCEBIR y ahora mi corazón quedo en mil pedazos, han pasado 7 meses desde que partió y creen que estoy muy bien, debo fingir con una sonrisa para que no me pregunten nada, solo yo y mi soledad saben lo que es llevar la procesión por dentro….
    Un abrazo amigas uds entienden muy bien lo que es pasar por esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s