Religión y pérdida.

cropped-cropped-dsc031321.jpg

No me gusta mucho escribir sobre religión pues siempre tiende a generar polémica o debates el entrar con  las creencias de cada persona. Respeto las creencias de los demás o incluso si no predican alguna, pero me pareció importante tocar este punto en Mirar al cielo.

Desde chica fui educada católica y aún lo soy, no puedo decir que sea la mejor o la más fiel de las creyentes, les soy sincera. Sí, voy a misa los domingos, sí, llevo a mis hijos a catecismo y trato de hacer oración con ellos todas las noches, sí, trato de celebrar las fiestas, pero en definitiva no soy la más devota del universo. Cuando supe que estaba embarazada le di gracias a Dios por darme la oportunidad de ser madre de nuevo, cuando nos enteramos que eran dos no puedo explicarles la emoción, me sentía bendecida, que Dios me estaba regalando a manos llenas y sí, también sentí el rigor de traer dos vidas más al mundo y la infinidad de responsabilidades y deberes que traería a mi vida.

Pasó lo inimaginable, empecé con los problemas en mi embarazo y sentí morir, recuerdo estar recostada en la cama sin mover ni las pestañas y rezando a Dios y a la Virgen en silencio en mi recamara, les decía que me no se llevara a mis niños, que ya teníamos todo preparado, que los amábamos y que no podía darme tanto y quitármelo en tan poco tiempo, recé como nunca había rezado en mi vida y mis oraciones no sirvieron.

Después de los días pesados de su muerte y  entierro empezaron a llegar discretamente los pésames de aquí y de allá, las palabras de consuelo y las frases como “Dios sabe por qué hace las cosas”, “Todo pasa por una razón”, “Hay una lección que aprender”, o me citaban el Padre Nuestro: “Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo…”

Sentía tan huecas y vacías las palabras (a veces aún lo siento así, no les puedo mentir), empezaron los cuestionamientos en mi cabeza, sentía que Dios se había olvidado de nosotros…

¿Cómo Dios permite que un bebé muera?, ¿qué lección es tan importante que tengamos que aprender que valga la vida de un hijo?, ¿soy mala madre?, ¿Dios me castigo por algo que hice?, ¿por qué?

Al principio me sentía herida y sentida con Dios, luego poco a poco llegó la ira, el enojo, la frustración, el intenso sentimiento de soledad, deje de rezar, la verdad es que solo asistía a la iglesia por llevar a los niños pues ellos están en formación, pero a mi Dios me debía muchas explicaciones, y a lo mejor aún me las debe.

Mientras me alejaba me empecé a sentir más sola, y pensé que si en verdad es que estamos solos en este mundo y no hay algo divino arriba ¿después de la muerte que sigue?, ¿si no hay vida después de la muerte nunca los voy a poder ver? … fue cuando me di cuenta que, no importa en lo que creamos ni cual sea al dios al que le recemos tenemos que creer que hay alguien divino allá arriba y que hay una vida después de la muerte, que existe un cielo y que en él están nuestros bebés esperándonos.

A lo mejor a muchos que lean no les parece lo que voy a decir pero en mi experiencia creo que es válido sentirse frágil, es válido cuestionar, tomate tu tiempo, no te presiones y no te dejes presionar, pero eso sí, aunque se te haya tambaleado el universo entero y los cimientos en que basabas tus creencias se hayan agrietado en lo profundo trabaja en ellos. Aférrate con lo poquito de fe que aún te quede, levántate a tu ritmo como si aprendieras de nuevo a caminar, porque, si no nos aferramos a eso y empezamos a creer que después de la muerte acaba todo, nuestra vida será muy vacía y vamos a morir de tristeza.

DSC03132 - copia

Un comentario en “Religión y pérdida.

  1. Pingback: Haciendo las pases con Dios | Mirar al cielo. revista on line.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s