El día a día después de una pérdida.

https://i2.wp.com/i45.tinypic.com/26119qr.jpg
Tras una perdida el día a día puede ser muy duro, todo depende de las obligaciones que tengamos en nuestra vida diaria. Si tenemos trabajo, si tenemos otros hijos, etc.

En mi caso trabajo no tengo, estoy en esos millones de parados de España, así que eso no lo tuve que pasar y no puedo hablar sobre algo que desconozco. Sí tengo una hija que iba a la guardería, tras la perdida de Marta me tuve que enfrentar a los 4 días a llevarla, eso me suponía ver embarazadas, y muchos bebés muy pequeños, y otra cosa que siempre tememos es a las preguntas. Fueron días muy duros pero fui enfrentándolo. Con mi siguiente perdida no me vi con valor y tampoco quería que mi hija dejará de ir a la guardería, así que buscamos una solución. Hablamos con la profesora y le dijimos o iba 5 minutos antes o cinco minutos después pero yo no podía soportar estar allí rodeada de los hermanitos pequeños de los niños de la clase de mi hija, de embarazadas, no podía. La profesora accedió y así lo hice hasta que acabó, sólo quedaban 15 días.

El día a día se hace difícil, es cuando te has apuntado a muestras gratuitas de diferentes productos de bebés, y te llega la carta de: ¡enhorabuena, ya ha nacido tu bebé!, y tu bebé sí nació pero no como tu deseabas, y el dolor que te produce la carta te desgarra por dentro. Luego viene darse de baja de esas muestras que a veces es bastante complicado.

Ir al médico aunque no sea el ginecólogo tras una perdida traumatica puede volverse en motivo para crear ansiedad; a mí tras 8 meses de mi pérdida me pasa, y me digo: ¡pero sino me van hacer una ecografia!, da igual, es una marca que me ha dejado mis perdidas y que poco a poco iré superando.

Cosas como ver la cabalgata de los reyes magos nunca será igual, es algo complicado, todas las fiestas infantiles aunque tengamos otros hijos, nunca son iguales que antes de haberlos perdido porque sentimos ese vacío tan grande.

Cualquier celebración familiar, ya sea boda, bautizo, cumpleaños, da igual, siempre sientes esa ausencia.

En definitiva nuestro día a día nos lo han cambiado, poco a poco todo se normaliza pero nunca será igual que antes y esa ausencia habrá días que la notaremos mucho más que otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s