Tus lágrimas no son malas

Existen unas palabras que no soporto oír cuando a una madre se le ha muerto el bebé. Ante su tristeza (que a pesar de ser dolorosa es normal e incluso necesaria), sus amistades le dicen: “Mujer, sécate esas lágrimas que a tu hijo no le gustaría verte así”. Algunas llegan a decir: “No llores que tu angelito se pone triste”.

Entiendo que son frases bienintencionadas, per no hay nada que provoque más culpabilidad. La idea de que una madre está causándole pena a su hijito perdido es insoportable. La avergüenza y la llena de impotencia. Culpable por sufrir. Ya no sólo debe lidiar con la tristeza, ahora también está la culpa porque alguien le hizo sentir que era una madre egoísta.
Mami, es verdad que a tu hijo no le gustaría verte así, porque a nadie le gusta ver sufrir a quien ama. Pero a ti tampoco te gusta haber perdido a tu niño. ¿Y qué hacemos con lo ocurrido? ¿Lo negamos para siempre y reprimimos nuestros sentimientos para que el entorno concluya que estamos bien? ¿O dejamos fluir nuestro dolor para que el corazón cicatrice?
lagrimasLas lágrimas de una madre doliente nunca dañarán a su hijo. Son lágrimas de puro amor. Un amor herido, sí. Un amor que duele. Pero es ante todo un amor incondicional. Un amor que puede alcanzar el punto más alto del cielo.
Yo sólo espero que si me estás leyendo puedas llorar sin temor. Desahógate con la certeza de que es bueno y necesario. Tu bebé lo comprende. Tu bebé atesora cada una de tus lágrimas, su recuerdo te ayudará a convertirlas en pétalos de esperanza.
Terminaré con unas palabras que alguna vez escribí para las mamis de bebés arcoíris:
Te amo, mi niña. Te amo, primaverita, mi tierno amanecer. Te amo, y soy feliz porque estás aquí. ¿Sabes, princesa? ¡Extraño a tu hermanito…! A veces se me caen pedazos del alma y dice la gente que te hago daño. Pero, ¿por qué, mi preciosa?, ¿por qué te harían daño mis lágrimas? Si sólo encierran un amor infinito. Mis lágrimas son transparentes, no esconden mi corazón. Sé que no sufres cuando lloro, porque lloro por amor. Porque el amor a veces sale en forma de abrazos… y a veces en forma de lágrimas. Pero siempre sale, porque el amor es libre, hijita mía, y no puede quedarse atrapado. Así que no guardaré mis lágrimas, las entregaré todas. Y sé que no te duelen, te cuentan una historia de amor.

3 comentarios en “Tus lágrimas no son malas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s