Rompiendo el silencio

Con este carnaval queremos difundir desde una imagen positiva, nuestras reflexiones acerca de la pérdida en el embarazo y parto, llegar a muchas mamás que lo han sufrido y aún siguen sumidas en el caos emocional. También llegar a muchas mujeres que pasarán por ello algún día y decirles que no tengan miedo, que el dolor aprieta pero no ahoga, que nos transforma y nos convierte en mejores personas si nos dejamos guiar”

Mónica Alvarez.

carnavaldeblogs-216x300Llegó la hora de romper el silencio, somos muchas madres alrededor del mundo que nos quedamos con la ilusión de un bebé en los brazos y sólo tenemos los brazos vacíos, llorando a nuestros hijos en silencio y a como podemos porque no nos entienden,  nos juzgan o simplemente no se nos deje vivir esta etapa con todo lo que el dolor y las lágrimas que el duelo trae.

Son muchas las opiniones cuando se ve desde fuera y pocas las maneras de expresarlo sanamente cuando se vive desde dentro, cuando caminas con estos zapatos todos los días, cuando solo buscas la mejor manera de curarte las heridas.

Te dicen que ya fue tiempo suficiente para “superarlo”, que pienses en tus otros hijos (si es que los tienes), que Dios sabe por qué hace las cosas, que Dios tenía su motivo, hubiera sido peor si hubiera estado más grande, cuando tú sólo buscas aferrarte a esos pocos hermosos recuerdos.

Creen que te estancaste.

Piensan que si no hablan del tema no duele y si no lloras no te pondrás triste, pero triste estás y el dolor no se va a ir porque no menciones el tema o digas en voz alta su nombre, como si callando todo el caudal de sentimientos fuera a quitarte el dolor, es querer tapar el sol con un dedo, no se puede.

Te juzgan por alejarte de la religión, por no acercarte a Dios cuando este es el momento en que más puede ayudarte, que este tipo de experiencias son pruebas para ver que tan fuerte está tu fe y tú solo sientes que  tus creencias se derrumban y tu mundo se tambalea.

Te dicen que no debes llorar, que debes dejarlos descansar, cuando no saben que llorar es lo único que puede curar tu alma afligida y limpiar tu organismo de todo lo que siente.

Te sientes frustrada, llena de tantos sentimientos encontrados, amor y odio, alegría y coraje, soledad, vacío, frustración, tristeza, no sabes como sacar tantas cosas que te revientan el pecho. Sientes que remas contra corriente.

No te reconoces, parte de ti murió  con tu bebé y la enterraste el día que le crecieron las alas, solo te dicen que todo va a estar bien y que sonrías cuando no puedes.

Y a lo mejor es verdad que el tiempo llegará, y habrá un día en que podrás hacer todo lo que te sugieren, o te piden o te aconsejan, pero para aprender a caminar primero hay que gatear.

Así que si estas leyendo esto y conoces a alguna madre que este pasando por el duelo de perder a su bebé apóyala, no hay que presionar a alguien a correr un camino que se debe de caminar, no apresures ni invalides sus sentimientos.

Y si estas viviéndolo en carne propia y caminando el camino del duelo te digo,  porque lo estoy viviendo:  todo proceso tiene su tiempo, vamos a aprender a vivir con este vacío, a caminar con este dolor sin que desgarre y también, aunque suene muy lejano, a volver a sonreír y disfrutar la vida, no hay que rendirnos…

Con cariño y de corazón…

3 comentarios en “Rompiendo el silencio

  1. Pingback: Reflexiones de la vida y duelo | Caricias al cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s