Cuando los siguientes embarazos no son caminos de rosas

Los embarazos tras una pérdida están llenos de miedos, pero a veces no todo queda ahí, a veces los embarazos se complican, al miedo que te dejan las pérdidas, se añade el miedo de los problemas.

En mi caso (dejadme hoy hablar especialmente en primera persona), tras mis pérdidas de 35 y 10 semanas, vinieron 2 embarazos con final feliz, pero con un camino lleno de espinas.

El primero vino a los 8 meses post cesárea y dos meses y medio post legrado, los miedos aparecieron al instante, no me tocaba la barriga por no encariñarme, evitaba mi reflejo… Los comienzos fueron duros, un desprendimento de plancenta al final del primer trimestre, nada demasiado grave, pero lo suficiente para mí, en la semana 20 empecé con contracciones dolorosas cada 5 minutos, nadie dió nada por mi embarazo y yo no hacía más que llorar y preguntar cada semana “¿qué pasa si nace ahora?”, para oir “no es viable”, semana tras semana. En la eco de la semana 20 (llevaba un día de reposo) me dijeron que era niña, y yo pensé “voy a perder una niña”, mi marido siempre la había deseado, y ahora que tendría su niñita, la iba a perder…de nuevo. A partir de ahí 17 semanas de contracciones, a veces hasta cada minuto, pastillas, llantos, reposo absoluto, corticoides, sospecha de rotura de membranas en la semana 23… Por suerte, mi pequeña era pura energía y no paraba quieta ni un segundo. El día de la cesárea, supongo que por mi miedo, se quedó quieta y yo dije “no se mueve, está muerta” y mi marido empalideció. En la puerta del quirófano no nos dijimos nada, ni un te quiero, ni un beso, pero recuerdo el miedo en sus ojos, en 20 minutos mi niña nació llena de vida y me di cuenta que sabía dónde iba a enterrarla pero no me había imaginado paseándola, acunándola en mis brazos, me la pusieron delante y no supe que hacer, la comadrona tuvo que decirme “es tu hija, dale un beso” y ahí reaccioné y vi a quien me devolvía la vida y la sonrisa.

Antes del siguiente embarazo, me avisaron que la amenaza de parto prematuro podía repetirse, le preeclampsia del primero siempre quedaba la duda, pero yo sabía que aquél iba a ser mi embarazo perfecto…¡JA! Empecé con amenaza de aborto, en reposo hasta la semana 12, y en la 15 aparecían las contracciones, mis ya conocidas 11 pastillas al día, corticoides, y el reposo absoluto hasta el final (22 semanas en cama sin contar las 8 del primer trimestre), pero todo fue diferente, claro que tenía miedos, todos, pero merecía disfrutar mi embarazo, posiblemente el último, además tenía mi niña, aún bebé, es muy diferente creer que lo pierdes cuando no tienes nada a cuando tienes a alguien por quien luchar, además ¡esta vez sabía que se podía conseguir!

Ese embarazo me toqué mucho la panza, cuando me levantaba para ir al baño me miraba en el espejo de perfil, abría su armario, le hablaba, no le cantaba nanas porque he sido incapaz de hacerlo hasta que la mayor ha tenido algo más de 2 años, hice lo posible por disfrutar y lo hice, en pequeñas cosas pero que me llenaban.

Y de nuevo, en la semana 37, mi ansiada cesárea, mi cicatriz del amor y otra niña llena de vitalidad.

Si los embarazos ya son difíciles de llevar tras las pérdidas, con dificultades aún más, pero hay que intentar disfrutarlos, no sólo por nuestros bebés sino por nosotras, no nos merecemos tanto dolor, yo “malgasté” esa etapa con el embarazo de Celia y no puedo volver atrás, que no os pase como a mí,  vivid el día a día de ese nuevo embarazo aunque haya obstáculos en el camino, y recordad que ahora tenemos un ángel (o varios) que nos protege.

3 comentarios en “Cuando los siguientes embarazos no son caminos de rosas

  1. Mi hermana tiene varios angelitos que la cuidan donde estén . Ya ea hora que de que pueda abrazar a los din angelitos que lleva.dentro que estos se queden con ella se lo merece por valiente será una.madre estupenda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s