Un pedacito de mi vida en el día del niño.

No se me ocurre mejor manera de celebrar éste día que compartir un día de mi diario de embarazo, un día cuando ya hacía casi 4 años que nació mi bebé eterno y el dolor ya no era desgarrador…

Estoy haciendo limpieza, guardando ropita de tus hermanas que ya no necesito ni necesitaré nunca más, pero no me puedo deshacer de ella, ¡son muchos recuerdos!.

He cogido la canastilla y he metido dentro toda su ropa de 0-1 mes y la primera puesta, también tu primera puesta, una camiseta tuya que compré con mucho cariño para ti y tu osito, cuando he ido a cerrar la bolsa he pensado en guardar en ella este diario, y así, el día que abramos la bolsa porque una de tus hermanas vaya a ser madre, encontrarlo, pero lo he cogido y lo he leido, como otras tantas veces, he vuelto a llorar como el primer día, no soy capaz de guardarlo, ¿y si dentro de 5 años quiero volver a leerlo? ¡Se queda conmigo!

Tienes dos hermanas, Celia de 2 años y 4 meses, Y Claudia, de 6 meses, ¿has visto que guapas?

Celia es un terremoto, alegre, simpática, se ha encargado de hacernos sonreir de nuevo, con ella no es difiícil, es un sol de niña, enamora a quien la conoce. El año que viene empieza el cole, P3, estamos mirando coles y yo no dejo de preguntarme como habría sido contigo, ¿a cuál irías? Ahora va a la guardería ¡y le encanta! Le gusta pintar, las pegatinas, los cuentos, el agua y los toboganes.

Claudia es muy tranquila, toda sonrisas, siempre tiene una para regalar a quien sea. Cuando nació Claudia, era idéntica a ti, eso me encantó, verla crecer es imaginar como crecerías tú, pero en niña.

Empiezo a hablarle de ti a Celia, aunque aún no entiende, le explico que mamá tuvo un ángel para ella, que tienes alitas de plumas blancas y que cuidas de ella, pero siempre se me hace un nudo en la graganta que me impide continuar, ¿podré hacerlo algún día?

Te extraño cada día, no hay día que no piense en ti, sigo llorándote muchas veces y la verdad es que me encanta, es cuando más te siento conmigo, noto como acaricias mi alma, y sé que con mi recuerdo y mis lágrimas seguirás vivo, aunque nunca hayas respirado, yo respiro por los dos.

Gracias por existir, por llenar mis días junto a tus hermanas y convertirme en una madre especial.

Un beso mi angel

5 comentarios en “Un pedacito de mi vida en el día del niño.

  1. Muy hermoso y muy conmovedor,y la frase aunque no hayas respirado, yo respiro por los dos, creo que hasta estaría dispuesta a dejar de respirar para que él respire y yo verlo desde lejos.

    Me gusta

  2. Cyntia, toda la razón, justo el otro día publiqué una frase en mi muro que la describe en cierta manera “si me dan a elegir entre quererte o respirar, utilizaré mi último aliento para decirte te quiero”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s