Rompiendo el silencio: ¿te ha pasado?

embarazadas-pintadas-9_590x395Y un día te levantas, sales a la calle,  y te das cuenta que el mundo entero se embarazo cuando tu acabas de vivir lo inimaginable… ¿Te ha pasado? Pareciera que el universo entero conspira para que te topes con embarazadas o bebés en cada paso que das, personas con las que incluso tienes que compartir aunque no quieras.

Quien lo ve de fuera no se imagina lo duro que puede llegar a ser, la ansiedad, la tristeza, el miedo, la envidia, todo un coctel de sentimientos… no importa si acabas de perder a tu hijo, tengas meses o incluso años, ver una embarazada acarrea un sin fin de emociones que nos hacen aflorar, tristemente, los sentimientos más feos que se puedan sentir, a mí me pasa seguido…

Y no es que sea por envidia o bueno, hasta cierto punto sí, pero envidia no de la mala de desearle algo feo sino envidia de la buena, en lo personal veo una embarazada que, afortunadamente, no ha pasado por lo que me tocó y envidio su inocencia, la felicidad con la que espera su bebé y ver que su única preocupación es la celulitis o si ha engordado mucho, o que sé yo, porque muy en el fondo quisiera que mis preocupaciones fueran esas…

Platicando con una amiga que esta embarazada de su primer bebé me comentaba si le vendría bien un carro más grande, rápido le respondí que eso no importaba, que en cualquier carro cabrían las cosas del bebé, que eso pasaba a segundo término y que eran pequeñeces… Después caí en cuenta que aunque respiramos el mismo aire vivimos en mundos diferentes, ella vive en un mundo donde los bebés viven, la muerte de bebés le pasa al  primo de un amigo que tiene una conocida que sabes que se le murió un bebé, o solo en los programas de tele… a ella afortunadamente no le ha tocado la muerte, me sentí mal por decirle que sus preocupaciones no importaban…

Hasta el día de hoy si veo una embarazada no pudo evitar pensar que su embarazo se puede truncar, me da miedo ver su vientre tan abultado y grande lleno de vida y saber que en cualquier momento, en un segundo la vida le puede cambiar como me pasó a mí, o como le pasa a miles de mujeres todos lo días…

Cuando cargamos la vida por 4,6 o 9 meses esperando dar a luz  y en vez de eso nos toca acunar en nuestros brazos a la muerte la perspectiva entera del mundo nos cambia.

Platicando con amigas que también han perdido bebés en diferentes etapas de la gestación me he dado cuenta que no soy la única que alberga este tipo de emociones y que hasta cierto punto es un sentimiento compartido en mujeres que hemos perdido o se nos ha muerto un hijo (o más).

Lo que me queda por compartir ( y que me tengo que repetir a veces) es que no debemos de juzgarnos tan duro y que a veces a hay emociones que tenemos que dejar fluir…

 

 

 

 

24 comentarios en “Rompiendo el silencio: ¿te ha pasado?

  1. Es muy frecuente que pase eso fer ., yo me acabo de enterar que una amiga que tenemos en comun tiene 4 semana de embarazo y lo comento de lo mas contenta y emocionada , porque no podia embarazarse y sabes cual fue mi primer pensamiento? ., porque no se esperaba un tiempo para anunciarlo y si no se logra su emabarazo en fin puras cosas asi pense , pero como bien lo dices ,ella aunque no podia embarazarse no ha tenido perdidas y no sabe de eso solo sabe de la alegria de estar embarazada …. en fin hay a quienes nos toca aprender con experiencia .,. lo importante es salir adelante de la mejor manera posible ,,, como siempre te mando un abrazo con todo mi cariño!!!!!

    Me gusta

  2. muy fuerte…le paso a una amiga,ya un año de ese terrible momento,aún se sufre!! y mucho! aunque ya espera otro bebé,todo se vive muy distinto,con miedo,con angustia por no saber que pasará….saludos!!!!!

    Me gusta

  3. Gracias por compartir la experiencia… entiendo mejor lo que le sucedió a una amiga cuando murió su bebé por aborto espontáneo… Abrazos fuertes… la Vida sigue !!

    Me gusta

  4. Yo pase por 2 perdidas el segundo gemelar, y después he intentado con varios tratamientos y hasta la fecha ya no he podido tener esa alegría , es duro saber que una nunca podrá ser mamá y lo peor ver que todos alrededor siempre nos restrieguen las fotos de sus hijos en la cara y una queriendo llorar por dentro, quisiera morirme porque se que jamas se me ira este sentimiento de esperanza que siento cada mes pero que se va al suelo con cada periodo que llega..

    Me gusta

  5. En mi caso tengo cuatro amigas que tuvieron a sus bebés una semana antes, un día después y un mes después al día que murió mi pequeño, cada vez que vea a esos niños ( bastante seguido) me recordarán a mi Nicolás. Imagínate compartir cada cumpleaños de ellos…

    Me gusta

  6. Enhorabuena por el texto Y por la valentía de expresar unos sentimientos que a veces se disimulan o se acallan por no herir otras persona.
    Tenéis un blog muy bonito y cercano, seguiremos vuestros textos para poderlos compartir. Os dejo también nuestro blog de Ayuda en el duelo, donde publicamos artículos tratados sobre todo desde el punto de vista psicológico: http://ayudaenduelo.artmemori.com/ ¡Esperamos que también os guste y que la información os pueda resultar útil!
    Recibid un cálido saludo,

    Begoña
    http://www.artmemori.com

    Me gusta

  7. Sentimiento compartido. Acabo de empezar a trabajar para cubrir… una baja maternal. Tuve que estar trabajando con una chica con una enorme barriga (un niño, para más inri) durante una semana entera. Al principio, tenía mucho miedo enfrentarme a esta situación. Opté por no mirar demasiado, ni hablar del tema de embarazos. Un día, ella me dijo que le pesaba mucho abajo y me preguntó si a mí también me había pasado. Igual habrá pensado que soy una persona muy reservada. Sólo le contesté que sí, que es normal. Que sólo es que la cabeza del niño se está encajando. Y cambié de tema 😦

    Me gusta

  8. A mi me paso con mi propia hermana, su embarazo fue bien, pero yo lo vivi con angustia y miedo, pensando en que cualquier cosa le podria pasar en el momento menos inesperado. Siento haberle transmitido estos sentimientos a mi hermana, pero es inebitable que una madre que ha sufrido una muerte perinatal pueda vivie un embarazo, ya sea propio o cercano, sin ese miedo y sufrimiento.

    Me gusta

  9. Fernanda eres una gran persona, yo también he tenido envidia, pero no era de la buena, yo he sentido envidia cochina, yo sí he deseado que se perdieran embarazos, yo he odiado a embarazadas que ni conocía! ahora a veces también sale la envidia a flote, ahora ya es diferente pero ha sido la más podrida de las envidias, créeme!
    Y sabes? tampoco me he sentido culpable de esa envidida, la vida me puso un hijo muerto en mis brazos y la envidia en el corazón, ha sido mi manera de llevar mi duelo, y esa envidia me ha ayudado a sacar muchas cosas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s