Dolor es…

¡Hola, Sábado de poesía! hoy vengo aquí a compartir algo que escribí hace algún tiempo. La verdad es que para mí escribir es terapéutico, me hace bien dedicarle las palabras más dulces y bonitas a mi bebé. Pero por más colores y luz que le quiera poner a todo lo que me pasó, la realidad es que fue algo terriblemente doloroso y nunca nada me había tomado tan por sorpresa.

Como decía, me gusta escribir cosas bonitas, me encanta. Pero a veces una necesita simplemente estar mal y que le hagan compañía en esa tristeza (lo cuál no significa que el sol no vaya a salir de nuevo, porque siempre lo hace).

Por eso hoy les comparto, mi otra versión de la pérdida. ¡¡¡Un abrazo inmenso para todos!!!

luzII

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DOLOR ES…

El dolor no es sollozar mirando sola una película de romance, ni se encuentra en tu habitación con música triste, pañuelos y envoltorios de chocolate tirados por el suelo.

Dolor no es llenarse de culpa por mirarte en el espejo y darte cuenta que aumentaste 3, 10 o 15 Kg y que tus polleras de verano no te alcanzan las caderas.

Ni tampoco lo es cuando te ves sentada en la puerta de tu casa, llorando por ese alguien que luego de años de amor te ha dejado sola y con el corazón partido.

Eso no es dolor…

Dolor es no querer oír la verdad. Es secarte las lágrimas que corren por tus mejillas, mientras te aferras a esa última imagen, abriendo tus ojos con fuerza porque las lágrimas no te dejan ver, a ese cuerpo inerte en la pantalla. A ese segundo cuerpo tuyo que habías estado cuidando con amor desde hacía tanto tiempo.

El dolor se encuentra en un domingo cualquiera, a las 5 de la tarde en el pasillo de un hospital, en esas paredes frías con olor a lavandina que te invaden el cuerpo y la mente en un estado de shock.

El dolor se encuentra en una fila de sillas de espera, rodeado de sonrisas falsas y forzadas, mientras por dentro le preguntas a la vida porque te hizo esto y te sentís morir de la impotencia de saber, que nunca más volverán esos momentos vividos.

Dolor es…amar a un corazón que no late más…

12 comentarios en “Dolor es…

  1. Ceci que bonito! yo creo que te vas dando cuanta de como vas avanzando en el camino en las cosas que escribes, tus ultimos escritos son cosas dulcisimas y en las primeras que hay en tu blog se nota el dolor, ya con todo tu tiempo se ven las formas del dolor cuando esta la herida abierta y expuesta y la diferencia de cuando ha cicatrizado y es diferente manera de llevarlo… gracias por compartirlo con tod@s

    Me gusta

    • Gracias Fer!!! si, es cierto, yo también cuando leo mi blog y las primeras entradas se nota mucho el dolor tan fresco, era una necesidad sacar afuera todo eso que sentía y ahora leo y comparo y me sorprendo de pensar en cómo una va avanzando en su camino 🙂
      Un abrazote!!

      Me gusta

  2. precioso y muy cierto, tus palabras me han trasladado a mi pasillo del hospital, recuerdo como empujaban mi camilla corriendo, el pasillo estaba lleno de visitas a las felices parturientas y se apartaban a mi paso siguiendo con la vista mi camilla, mis lágrimas y mis súplicas, pero en mi recuerdo están paralizados, es la imagen del dolor, tal y como la describes…

    Me gusta

    • eso que dices Emma de la gente feliz visitando a las mamis y a sus bebes…me llego! justo ayer platicando con mi esposo compartiendo del dia que nacieron los niños hablabamos de eso, de que la maternidad estaba al tope llena de bebes, visitas y gente feliz y nuestro cuarto era el cuarto triste… sin globos ni flores o arreglos y recuerdo tan bien que las enfermeras cuando salia a caminar por los pasillos por que el cuarto me asfixiaba me decian que volviera al cuarto, como fuera a llenar con mi triateza los pasillos alegres con globos y gente riendo… que fuerte no?… el dolor eso es…

      Me gusta

      • uf Fernanda, que duro,yo tuve “suerte”, ingresé en maternidad porque mi hijo estaba vivo, en cuanto murió fui del quirófano a dos plantas más arriba, una planta tranquila, sin apenas gente, sin llantos de fondo.
        Cuando estuve ingresada con celia con sospecha de rotura de membranas a la 23 semanas, me iban a dejar 3 días en observación, estuve dos y pedí que me dejaran ir a casa, no podía con los llantos de los bebés, por la noche me desorienté pensando que era Víctor quien lloraba,no lo soporté!

        Me gusta

  3. El dolor es también escuchar el ultimo soplo de vida de tu hijo, que llora tras salir de mi, su único llanto que escuche, sin verlo si quiera, sabiendo que su vida se apagaría en pocos minutos. Dolor apagado, sin tener en cuenta mi opinión y necesidad de expresarlo, de llorar abiertamente por mi hijo, por una anestesista que decidió que mejor iba a estar dormida que llorando por mi hijo… Dolor multiplicado por dos, por mi hijo que que vivió sus únicos minutos de vida, sólo, sin sentir el calor de su madre, ni todo el amor que podía darle, porque alguien decidió que debía morir solo.

    Me gusta

  4. cuentas verdades queridas compañeras de vida, canto dolor en nuestros corazones al revivir esa película que nos dejó el más triste de los finales y con las manos vacías. Pienso que para una madre que perdió un hijo el dolor tiene otras formas de expresarse aprendemos a experimentar una dimensión diferentes de las cosas y debemos aprender a convivir con él durante toda la vida, con una sonrisa y mirando al cielo, aceptando que volveremos a estar integras y completas cuando nos encontremos con la verdadera vida eterna. Mientras tanto es un desafío para nosotras mamis, transformar ese inmenso dolor en esperanzas, amor, y descubrir cada día en las pequeñas cosas todo lo que nos han regalado nuestros ángeles. Un abrazo gigante para todas.

    Me gusta

  5. Tan sólo me pregunto hay un término determinado para el dolor? No lo creo, no hay límite ni tiempo que determine cuanto tiempo exactamente se debe o se tiene que sufrir, lenta y calladamente este dolor late dentro de mi corazón cada segundo de mi existencia, sonrío ante la gente cuando por dentro mi corazón sangra y no encuentra La Paz y el consuelo que realmente deseo sentir, vivo con esperanza pero la luz se a ido de mis ojos, la ilusión trata de anidar en mi mente pero la ausencia de un roce mata mis suplicas ante la resistencia de esa misma idea de ilusión y esperanza, mis palabras son de consuelo hueco que aún no logran penetrar en lo más profundo de mi mente y aún así una vocecita me invita a continuar, me obliga a respirar cuando tantas veces he deseado pararla por un momento y sigue ahí, ese sentimiento de dolor, de soledad sigue ahí, lo he enterrado hasta lo más profundo de mi ser por miedo a este dolor que por momentos pretende salir arrebatandome la vida en ese respirar, pero el miedo me paraliza, me impide dejar salir todo esto que tengo dentro por que no hay luz, no hay paz ni esperanza cuando de recordar se trata, no hay perdón ni excusa cuando de otorgarlo se trata y veo los días pasar, los meses acumularse, el tiempo correr y trato de darme el perdón para mi misma, otorgándoselo a quien en su momento me causo este terrible dolor pero lo triste es que muy en el fondo se que eso no es posible y hasta el sol de hoy no hay un momento del día en que no lamente ni sienta menos la pérdida de mi amada hija, hasta el sol de hoy, no hay palabras que me den el consuelo que necesito ni las respuestas indicadas que me digan que mi nena esta bien y en un lugar mejor, no hubo despedida, ni siquiera nos saludamos, tan sólo paso como el agua entre mis manos y supe que se marcho por que deje de sentirla, la desee feliz y libre y así mismo la entregue a la vida para serlo pero eso no me dio La Paz y la tranquilidad que debía sentir ante La Paz que debió sentir cuando dejaron de lastimar su hermoso cuerpo, tan sólo me queda el consuelo, el estúpido consuelo de saberla libre y creerla feliz y a ocho meses de su muerte, sigo buscando y pensando como pude decidir parir con esta mujer, esa fue mi desgracia!!!

    Me gusta

    • Hola Eréndira, te entiendo mucho.. la definicion de dolor es todo esto que nos contás, desde el momento en el que te dan la noticia hasta probablemente toda tu vida, con sus altos y bajos.
      Muchos nos dicen que nuestros hijos ahora están bien, en el cielo, qué lugar mejor! la verdad es que no había mejor lugar que NUESTROS BRAZOS, pero eso no pudo ser. Y otro camino que tenemos que recorrer en nuestra vida y en nuestro duelo es llegar a aceptar esta realidad.
      Lo siento desde el fondo de mi corazón si alguien trató mal a tu hijita o a vos, es algo que lamentablemente pasa seguido, a los profesionales de la salud les falta aprender mucho sobre el respeto que nosotras y nuestros hijos se merecen. A mi también me lastimaron profundamente el alma y es algo de lo que una no se recupera ni rápido ni fácil.
      Estamos aquí para acompañarte mamá!!! no lo dudes.
      Un abrazo.

      Me gusta

  6. Gracias a todas mamás por sus comentarios y por compartir y recordar juntas esta otra parte de la pérdida… estos recuerdos que son dolorosos pero que hay que sacarlos, sentirlos… al duelo hay que experimentarlo, sentirlo y vivirlo a fondo para poder sanar y “reciclar al dolor”
    Un abrazo inmenso!!!

    Me gusta

  7. Dolor…es también mirar hacia la pared, mientras a tu lado hay una recién parida feliz con su bebé en los brazos. Cuando me dijeron que mi bebé estaba muerta, me subieron a planta y me llevaron a compartir habitación con una chica que había parido horas antes. Hay cosas que te marcan de por vida en esos momentos tan delicados, y esa fué una de ellas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s