El peso de la culpa

Hace meses que no lo hacia, la verdad solo lo hice el primer mes y  me quedo claro que hicimos todo lo humanamente posible y que simplemente no fue nada que yo hiciera mal… Hasta hace unos días… cuando se cumplían 10 meses de que Joaquín y Víctor se pusieron sus alas , me encontré de nuevo echándome la culpa:

-¿no me cuide lo suficiente?, ¿si hubiera estado mas tiempo descansando en lugar de activa?, ¿si no me hubiera agachado?… o hasta cosas que estaban fuera de mi control : ¿y si hubieran hecho el contacto piel con piel hubieran vivido más? ¿si tan solo hubiera podido hablarles ? , a lo mejor escuchando mi voz hubieran reaccionado mejo, ¿por qué no los pusieron en una misma incubadoras? se necesitaban el uno al otro… o si en verdad era tan mala madre como para que Dios, el Dios que me había dado tanto creyera que no era lo suficientemente buena madre como para tener a esos preciosos bebes a cargo mío…Cosas que solo el de arriba sabe y una simple mortal nunca sabrá…-

Un día hablando con una Tanatologa me preguntó que si pensaba que había sido culpa mía, (por cuestiones de costumbres, cultura y religión), yo le contesté que no en definitiva, tenía muy claro en ese entonces que no hay nada que haya hecho mal, o que mi esposo no hiciera para poder mantenerlos con nosotros, estoy consciente que hicimos todo cuanto estuvo en nuestras manos, y que si hubiera tenido que estar tendida en la cama un año sin moverme para salvarles las vidas lo hubiera hecho sin dudarlo ni un segundo.

Parte puede ser educación, cultural o religión, pero también creo que es algo que ya viene en nosotras  al convertirnos en madres desde ese primer segundo que sentimos la vida creciendo, ese instinto de protección por nuestros hijos, y al sabernos impotentes por algo que no esta en nuestras manos tendemos a cargar ese costal de piedras que es la culpa…

imagesCA03OOG0La culpa no nos deja llevar un proceso de duelo normal, es un lastre que entorpece y hace más lento nuestro proceso de sanación, a veces llega cuando creías que ya la habías dejado atrás y avanzabas, pero no somos perfectos, ni robots programados para seguir paso a paso lo que dicen los libros sobre el duelo y sus etapas, somos humanos y es valido caer , pero siempre levantándonos claro…

Cuando   nos tome por sorpresa  debemos sacarla de nuestro sistema , sí, puede ser fácil decirlo pero hay que recordar y tener siempre presente que : Un padre nunca va a querer el mal para uno de sus hijos, mucho menos la muerte.

Nosotros mismos somos nuestros peores jueces, no hay que juzgarnos tan duro, no carguemos una maleta innecesaria mientras recorremos este camino que en sí ya es pesado.

Cuando la culpa nos asalte respiremos profundo y transformemos toda esa energía negativa en una sonrisa de amor por ellos.

2 comentarios en “El peso de la culpa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s