Lidiar con el dolor

Antes de acostarme a dormir, agarré mi celular y me saqué unas fotos de la panza. No tenía ninguna y ya estábamos en el segundo trimestre, tenía que retratarlo!

Ya habías crecido allí dentro, discretamente solía desprenderme el primer botón del pantalón para poder sentarme cómoda.  Te acariciaba con cremas. Y vos me acariciabas el alma.

Tu vida mi amor… yo no lo sabía pero ya se había apagado la noche en que me saqué las fotos. Al día siguiente comenzó todo.

El dolor se presenta de muchas formas, torcerte un pie, un dolor de espalda.. esa pequeña cantidad de dolor con la que convivimos día a día. Pero también existe ese dolor que no podemos ignorar, el que te quiebra y desgarra el alma, te tira al piso y te mata, te mata por dentro. Y no importa cuánto le pidas a la vida intercambiar lugares, no escucha.

Muchas veces me pregunté si hay medidas para el amor? si pudiera llenar un vaso con amor, el mío rebalsaría.
Y hay medidas para el dolor? Quizás llenaría otro vaso.

Cuando las cosas ya no son lo que deberían ser, cuando todo tu mundo cambió por completo y te encontras en medio de la habitación que iba a ser la de tu hijo, sin poder volver atrás y el futuro te está mirando a la cara y no te gusta lo que ves…Hay muchas formas de lidiar con el dolor, podemos anestesiarlo, podemos incluso postergarlo, tratar de ignorarlo… pero para muchos la mejor forma es simplemente atraversarlo, vivirlo, aprender de él y crecer, encontrarle un propósito a todo lo que nos pasó.

Es probable que en medio de todo esto te vuelvas a descubrir como la persona nueva que sos, fuerte, serena, con una mirada más profunda porque todos los días los buscamos entre el cielo, hasta que los encontramos de nuevo dentro nuestro.

Y esa es la magia de todo esto, es que aprendemos a llevarlos dentro de nuestro corazón para siempre, y de ahí no los podemos perder.

 

Gracias hija, por haberme enseñado tanto en tu corta vida. Gracias a vos, hoy soy una mejor persona.
Y aunque a veces el dolor me vuelva a ahogar, ya me ha enseñado como resucitar.

Pansita 14sem

8 comentarios en “Lidiar con el dolor

  1. Ceci me encanto tu frase al final “Y aunque a veces el dolor me vuelva a ahogar, ya me ha enseñado como resucitar” , creo que aprendemos a caer ( por que en el camino ufff cuantas veces tenemos que caer!) pero aprendemos a hacerlo sin quebrarnos, resucitar no pudiste expresarlo mejor! gracias por este escrito!

    Me gusta

  2. Quiciera decirles mil palabras y las pienso pero al momento de escribir no puedo escribir ninguna.
    Solo que a todas las Mamis que tenemos Angelitos en el Cielo* que se han convertido en nuestras estrellas brillantes cada noche,en nuestro sol al amanecer* pues les envío un fuerte abrazo y creanme yeno de amor, xq aun sin conocerlas siento que las conozco y quiciera poder tenerlas frente a mi para poder compartir este gran cariño. Tenemos un lazo muy grande en el cielo que nos une aquí en la tierra.
    Bendiciones para todas ustedes !!

    Me gusta

  3. Siempre digo que nuestros hijos nos inician en un camino sagrado. Con él recuperamos de forma instintiva un saber que se olvidó con el tiempo, al que nuestra sociedad no da importancia. Pero que es fundamental para la Vida. Yo me siento muy afortunada de estar recorriéndolo. Aunque el precio que he tenido que pagar sea el dolor.

    Me gusta

  4. sabés que había visto esa foto en tu blog… varias veces, porque me encanta tu blog… y siempre pensaba, q linda, q linda foto!!! ahroa q sé cómo fue el momento… me parece más hermosa y especial todavía. son hermosas ustedes dos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s