Comparte: Bieloi

Biel, tú no lo sabes, acabas de sufrir una pérdida enorme. Ha muerto la persona más parecida a ti, tu semejante, tu compañero,… tu hermano. Sólo tienes dos años, crees que Eloi se ha ido a una estrella a vivir allí,… todavía no entiendes de traumas, de vacío, de dolor ni de injusticia.

Sé que algún día la explicación del momento no te servirá, te plantearás más,… ¿Una estrella?, ¿Se ha ido?, ¿No volverá?,….

Pues bien,…
Sabíamos que Eloi nacería con un corazón que pondría en peligro su vida, yo estaba embarazada de 35 semanas y me preocupaba mi futuro inmediato con un hijo de 2 añitos recién cumplidos y un bebé; todo me agobiaba, pensar en dar el pecho, en pasear con los dos, en tener tiempo para todo,… Pues bien, al diagnosticar el problema de tu hermano todo pasó, mis preocupaciones se esfumaron para dar paso al miedo, la incertidumbre, la desesperanza y a los llantos. No podía evitar estallar de vez en cuando, llorar ahogándome en cada sollozo y plantearme la vida de Eloi, la tuya, la nuestra. Me preocupaba tu futuro, me sentía culpable por no poderte dar una vida sin preocupaciones; seguramente Eloi te necesitaría siempre y no sería fácil darte una infancia feliz con un hermanito enfermo.
Hijo, quiero a tu hermano exactamente igual que a ti,… cuando tengas hijos lo entenderás. Tenía mucho miedo, miedo de que tu hermano sufriera, de que su vida no fuera fácil, de que sus oportunidades se vieran mermadas,…

Me ahogaba,…

Siempre intenté evitar llorar delante de ti, una lagrimita está bien, pero yo no lloraba así; yo lloraba exageradamente, el llanto me invadía, mis pulmones se petrificaban, no cogían aire, sólo había dolor, mucho dolor. Creía que tú no me escuchabas, que no sabías, que no sufrías,… hasta aquel ‘ la mama llora’.

Eloi llegó,…

Eloi nació, yo nunca supe ver a tu hermano enfermo. El optimismo autoimpuesto me empujaba y hacía que guardara mis temores en el rinconcito más oscuro y perdido que encontré dentro de mi cabecita.
Hice lo posible por que pudieras verlo todos los días. Lo querías mucho, te gustaba tocarle la cabeza, las manitas,… le consolabas cuando lloraba y estabas orgullosísimo de ser el hermano mayor.
Quise que te despidieras, cuando supimos que Eloi se iría planeamos vuestra despedida. Tú sólo le dijiste: ‘Hasta Mañana’ seguramente ya sabías que Eloi se iría pero que nunca desaparecería de nuestras vidas.

Eloi se fue,…

Espero que nadie, nunca, tenga que saber lo que es perder a un hijo, creo que a partir de ese momento ya estas para siempre ‘ al otro lado de la vida’. Me preocupaba que sufrieras, los temidos traumas,… parece que todo va bien.  Tú eres el motorcito que hace que las horas pasen y que me obliga a intentar ser feliz por ti, por tu risa, por tu olor, por tu vida y por todo lo que te pareces a tu hermano.

Es paradójico como habiéndote dado yo la vida eres tú el que ahora me la está dando a mí. Sin ti yo no lo podría superar.

Escrito por Silvia Aroa López Arias

3 comentarios en “Comparte: Bieloi

  1. me has hecho llorar con lo expresado en palabras sencillas, pero llenas de amor, de comprensión………….que Nuestro Señor te de las fuerzas necesarias para seguir criando a tu otro niño………..un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s