Realidad Alterna

baby

Es el 1 de agosto de 2010. Son las 6: 45 de la mañana. Fue una noche muy larga y muy difícil. Estoy cubierta de sudor y me duele cada parte de mi cuerpo. Pero ahora estoy inmersa en una paz y en una felicidad tal, que creo que el corazón se me va a salir del pecho. El cuarto en el que estoy es inmaculadamente blanco. A mi alrededor solo hay caras sonrientes y eficientes. Un rayo de sol se filtra por las persianas entreabiertas. A mi lado, un bultito tibio y acurrucado, envuelto en una cobijita rosa con pequeñas flores azules.

Estás dormida a mi lado, exhausta, igual que yo; entre sorprendida y asustada con este mundo que te da la bienvenida. Todo salió bien y este es el primer día de toda una vida que tendremos para estar juntos, papá, tu hermanito, tú y yo. Has sido muy esperada y finalmente estás aquí; desde que nos enteramos que eras niña, toda la familia se volvió loca de emoción: tú eres la primera niña entre los nietos y la tercera nieta por parte de ambas familias. Finalmente me quedo dormida junto contigo.

Ha sido una dura noche con final feliz.


Son los últimos días de julio de 2012. El tiempo se va volando, ¿no crees? Has crecido muchísimo, casi no puedo creer que seas la misma personita que salió conmigo del hospital aquel día. Ahora ya corres por toda la casa y hasta te peleas a veces con tu hermano. Ya dices muchas palabras y oraciones completas. Eres muy traviesa, no te cansas de jugar y todo te causa asombro. Tus ojos enormes, tan parecidos a los de tu hermano, son tan curiosos y expresivos, que sé lo que estás pensando con solo verlos. Tu risa llena toda la casa, y tus gritos también.

Verte jugando con tu hermano me llena de ternura; él es muy paciente contigo pero a veces lo sacas de quicio. Eres la consentida de tu papá y siempre que lo ves corres para que te abrace. Él te recibe con una sonrisa enorme, te carga y te da vueltas mientras te mueres de risa. Eres su vida. Somos tan afortunados de tenerte y nos haces tan felices.

Llegaste a completar nuestra pequeña familia de muchas maneras. María, eres la nena más hermosa que existe en el mundo y eres nuestra. Estás a punto de cumplir dos años. Queremos organizarte una fiesta chiquita, solo con la gente que te quiere tanto y ha estado cerca de ti. Quiero que seas feliz, y con eso retribuiríamos tan solo un poco de la felicidad que nos diste con tu llegada a este mundo.


Agosto de 2012.

En una realidad alterna todo esto pasó. En un universo paralelo, tú sí estás conmigo, con tu papá y tu hermanito. En esa realidad, yo no salí del hospital con los brazos vacíos, nunca me dieron la noticia de que tu corazoncito ya no latía, aquel 26 de marzo de 2010, a los cuatro meses y medio de gestación. Tampoco me enteré de que eras niña al mismo tiempo de que ya estabas muerta. Y nunca tuve que padecer el sufrimiento de que fueras siendo paulatinamente olvidada. Y en ese mundo alterno, tú estás cumpliendo 2 años, rodeada de globos, de risas, regalos y de gente que te ama y que está feliz de que existas, ignorante de que en mi mundo real, nada de esto podrá pasar nunca. Te amo en esta realidad, y en la alterna también, y en todas las posibles con todas las posibilidades. Eso es lo único igual en todos los universos.

 

*Esto lo escribí en agosto de 2012, cuando mi nena, de haberse quedado conmigo, cumpliría 2 años. Esta idea me rondó por la cabeza muchos días, siempre pensando que era mi fecha probable de parto. Esto es lo que yo habría querido que pasara, pero, lamentablemente no fue así.

 

Escrito por Lisbeth Serrano

5 comentarios en “Realidad Alterna

  1. Que hermoso, es lo que muchas querríamos, esa realidad alterna, esa sensación de salir con nuestros hijos en brazos, de llorar de felicidad por tenerlos cerca físicamente, pero en la realidad de la sociedad no están con nosotros aunque sabemos que ellos siempre serán parte de la familia, parte de nosotros, que mientras existe una persona que los recuerde ellos vivirán, y nosotros podemos soñar, nosotras podemos crear nuestro mundo alterno… Amo a mi hija Helena Altair, ella y todos nuestros angelitos tienen un lugar hermoso desde donde nos cuidaran para guiar nuestros pasos. Un abrazo y que bella carta.

    Me gusta

  2. En mi realidad alterna mi Santi tendría 9 meses que grande estas amor mío ya se asoman tus primeros dientecitos hoy mi amiga Lina te menciono en una de nuestras conversaciones y eso alegra mi corazón porque se que estás en la mente y el corazón de quienes te amaron aún sin conocerte. Gracias amigas de mirar al cielo por ayudarme a vivir mi realidad con ilusión. Un abrazo fuerte desde Colombia.

    Me gusta

  3. Muchas gracias por sus comentarios, chicas. Aunque yo ya llevo un rato largo transitando por esta dolorosa ruta ( en marzo serán 4 años ) y lo tengo más que asimilado, a veces me da todavía por pensar en el hubiera…Sobre todo cuando el mundo entero se olvida de que un día existió una nena llena de promesas llamada María, mi princesita con alas.
    Un abrazo muy fuerte a todas las guerreras que día a día, a pesar de tener el alma en pedazos, siguen adelante.
    Y a todos nuestros angelitos que nos acompañan en silencio.

    Me gusta

  4. Pingback: En esta realidad estás aquí… | ¿Con cuántas lágrimas sana el corazón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s