A mis tres estrellitas

Los que me conocéis bien sabéis que el don de la escritura no es lo mío, que soy más de sentir o expresar a través de otras formas, hoy quiero hacer una excepción y escribir una parte importante de mi maternidad unido al duelo por tres perdidas que tuvimos, siento que quiero hacer un reconocimiento a estos angelitos que se fueron muy pronto.
Hace unos días al montar el árbol de Navidad, que hacía dos años no montábamos , me encontré la decoración de otros años, bolitas y tres estrellitas pequeñas, pues me hizo recordar y escribir este texto.

Que felices que fuimos al recibir la noticia en septiembre del 2011 del embarazo. En ese momento no sabía nada sobre embarazos, bueno si que te quedabas embarazada y que a los nueve meses te ponías de parto… que ingenuidad la mía cuando pocas semanas después empecé a tener pérdidas, los médicos me recomendaron reposo absoluto y con fe ciega pedía al universo que todo fuera bien, pero no evoluciono como nosotros esperábamos. Tuve lo que se conoce como una pérdida natural, mi cuerpo se puso de parto muy muy pronto, puesto que las contracciones fueron en contra de mi voluntad.

No nos lo podíamos creer, bueno yo no me lo podía creer, fue como si alguien metiera una mano dentro de mí y me arrancará lo más bonito, durante ese tiempo pensé que mi alma se había ido con el bebito que esperábamos aunque el médico decía que 1 de cada 3 embarazos pasa esto…

La culpabilidad fue terrible, busqué respuestas y respuestas y repuestas y me culpabilice de todos los cursos raros que yo hacía, así que decidí dejar de hacer cursos y centrarme en un nuevo embarazo, pero fueron unos meses muy muy tristes y preguntándome donde se había ido y porque.

En enero del 2012 supimos que volvía a estar embarazada, que feliz! Me propuse no tener miedo, aunque proponérselo no es solo suficiente. Si que es verdad que tenía unas pinchazos horribles ( que me volvió a la memoria hablando con Noelia mi Doula) pero santa inocencia creía que eso era normal, que el embarazo iba bien y que el peque simplemente asentaba su ubicación.
Aún me acuerdo cuando en febrero del 2012 fuimos a hacer la ecografía que contentos que íbamos, pero la noticia nos dejó helados, tenía un embarazo ectópico… le pregunte al médico que quería decir y me dijo que la evolución no podía seguir, que Aren estaba ubicado en mi trompa derecha y que no podía evolucionar, que yo estaba en peligro, que la solución era extirpar mi trompa.

No me lo podía creer, en el siglo en el que estamos y no había solución. Pues la vida me cayó a los pies, como creo que también le paso a mi marido, no entendía , si la gente me decía ahora seguro si que si, las probabilidades, tranquila que ahora todo irá bien… que todo irá bien?? Pues no señores el doctor con poco tacto nos enseñó el latido del bebé, para poco después decir que no podía seguir… Dios que dolor tan grande tenía, parecía que hablaran con otras personas, no me podía creer que estuviéramos pasando por eso. La solución fue darme unas inyecciones para parar la evolución del pequeño .

Esa noche, decidimos hacer una despedida para Aren, le explicamos junto a la ayuda de Viviana ( terapeuta) que tenía que irse, que el sitio donde estaba ubicado no era posible ni para él ni para mí, estuvimos llorando al lado de una vela ( importante para mí que me ha acompañado en varios momentos) nos fuimos despidiendo hasta notar que su energía ya estaba en otro plano,, esa noche pude dormir sabía que ya se había ido y que estaba en un buen lugar. Al día siguiente antes de que me pusieran la inyección no había latido,hecho que para mí al menos fue más llevadero, puesto que lo viví como un proceso físico.
Como con las inyecciones no mejoró el estado de mi trompa, tuvieron que operarme a los 10 días, que sensación más horrible, entrar en quirófano y despertarme en la planta de maternidad, donde todas las mamis estaban con sus bebes, les podía oír llorar, en mi habitación sólo se podía escuchar mis lloros en algún momento.

Aun pasando esto , mi sueño era ser mamá de un niño nacido y sano, pasado el tiempo estipulado por los médicos nos volvió a alegrar un nuevo embarazo. Que felices que estábamos! Que bien! Y la mejor noticia posible venían gemelos! Pasaron los días y en el primer trimestre ya tuve algunas pérdidas, el miedo se apodero de mí.
La buena noticia Nahual estaba creciendo bien y fuerte, la mala su hermano gemelo , su compañero de útero no. Aun así daba gracias al Universo porque Nahual había decidido venir, fueron pasando los días, semanas y meses y aunque tuve que estar en reposo vino cuando se cumplían los 8 meses. Cuando empecé a relajarme es cuando vino Nahual, ahora sé que se puso de acuerdo con mi padre, que 2 meses después nos dejó, no sin antes saber que su nieto Nahual estaba perfecto.

Hoy he querido escribir y plasmar su historia, ahora sé que cada uno de ellos siguió su camino, que tengo la suerte de ser su mamá como también de Nahual, al que le puedo cantar, acariciar, achuchar y que es una maternidad diferente y también un tema tabú muchas veces poco comentado, la del duelo gestacional y neonatal.

Hay muchas mamis y papis que han pasado por una situación similar, a todos ellos un abrazo muy grande.

Hay  asociaciones como Petits amb llum, Umamanita, que ayudan a personas que hemos pasado por esto, también lecturas de Mónica Alvarez, como las Voces olvidadas y doulas especializadas en duelo gestacional como Noelia Sanchez de duelo con doula.

Hoy quiero agradecer a todos los que estos meses me han acompañado en esto que conocemos vida, a amigos, familia, a Oscar por ser compañero de viaje y por levantarme metafórica y literalmente en muchas ocasiones, a Nala por ser mi compañera fiel y perdonarme que no la paseará durante el embarazo, a Nahual por ser mi hijo nacido que me permite sentirme totalmente feliz en mi papel de madre.  También a mi padre porque sólo la fuerza del amor hace posible que aguantara más de un año para conocer a su nieto y a irse sabiendo que esta bien y
a vosotras mis preciosas estrellitas que ilumináis el cielo, que aunque no os pueda besar, ni acunaros, sabeis que os quiero, vuestra mami.

Colaboración escrita por Anna Escude.

6 comentarios en “A mis tres estrellitas

  1. Es muy duro cuando te dicen que debes interrumpir tu embarazo… es tan horrible pensar en el porque tengo que ser yo la que impida la vida de mi hijo o hija si lo que quiero es que viva. A mi niña le detectaron que su corazón no estaba totalmente formado pues las cámaras no se apreciaban bien y no se que otra arteria, aparte de eso al parecer tenia problemas en sus manitas que eso a mi no me importaba pero cuando un lunes después de una semana de estar internada me dijeron su corazón no late, sentí tanta tristeza porque puedo decir que Dios no escucho mis rezos pero si lo hizo, no escucho tal vez el que viviera en la tierra si no el que viviera en el cielo, sin dolores, sin cirugías, sin burlas.. una mami se queda en la tierra llorando pero un ángel la cuidara por siempre desde el cielo… un gran agrazo desde México.

    Me gusta

  2. Entiendo tan bien la parte que cuentas cuando llegaste a la planta de maternidad a mi me paso lo mismo y es la sensación mas horrible saber que todas esa mujeres regresan a casa con sus bebes y tu… con los brazos vacios. Un abrazo fuerte y mucho animo.

    Me gusta

    • muchas gracias Mami de Yamil, Cuando parí a mi hijo Nahual, mi hijo aquí en la tierra, que fue una cesárea de urgencias ( se adelanto un mes) al salir del quirofano me llevaron a la sala de reanimación, en la que justo había una chica a la que le operaban de un embarazo ectópico, justo como a mí un año y un poco más. Pensé mientras me recuperaba, amiga algún día tu estarás donde estoy yo y te podrás a ir a casa con tu bebé. Un abrazo bien grande para tí

      Me gusta

  3. Orgulloso de compartir la vida con esta gran madre que es Anna, y de ser el padre de Nahual y de esas tres estrellitas que también iluminan nuestro corazón. Pensar, creer, sentir, que decidieron que fuésemos sus padres, aunque fuese por un breve periodo físicamente, es un honor, y una suerte. Gracias por dejarnos aprender y conectar aún más con el amor en estado puro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s