¿Porqué celebrar 1 año de Mirar al Cielo?

Al principio me sonaba extraño. ¿Celebrar que formo parte de la comunidad de Mirar al Cielo? Me parecía una forma de celebrar que se había muerto mi hija. No quiero ser parte de esto. No quiero tener nada que ver con este primer año del blog. Ojalá nunca hubiera sabido del blog. Ojalá nunca lo tuviera que haber encontrado. Ojalá nunca lo hubiera necesitado.

Quiero a mi hija viva, ahora por cumplir 5 meses, riéndose con sus hermanos, abrazadita a su papá, quedándose dormida en mi pecho, dentro del fular, mientras escribo cosas que no tienen nada que ver con la muerte, con el duelo, con el amor y la muerte. Quisiera escribir cosas que no tuvieran nada que ver con su muerte.

Mirar al Cielo cumple un año con alegría y orgullo y yo quiero salir corriendo.

No tendría que existir este blog. Cada persona que está aquí fue traída de la mano de un bebito que murió. Cada una de las que está acá llegó rota, sola, y muy, muy vacía. Todas las que subimos nuestras fotos para “celebrar” el primer año del blog se duermen con un vacío en el alma, el mismo vacío que las despierta por la mañana (sino durante la noche). Es una celebración de lo perdido, de almas rotas, de bebés que no vivieron. Celebrar el primer año de Mirar al Cielo es como ir a un funeral y reírme a carcajadas nerviosas.

Y después de largar mi furia y desepción, me doy cuenta que sí quiero estar acá. Me doy cuenta que celebro porque estoy agradecida de haber llegado hasta aquí. Porque que mi hija muriera, eso no lo puedo ni lo habría podido cambiar. Eso lo decidió la vida (que es más grande que yo y mis deseos).

No celebro la muerte. Ni le rindo homenaje hoy mismo. Lo que hago hoy, celebrando el primer año del blog, es celebrarnos a nosotras. Es decirle gracias a Fer, el alma y motor de este rinconcito del mundo. Gracias por hacernos una carpa, para juntarnos, para sentarnos a llorar acompañadas… para saber que no estamos solas. Gracias por invitarme a escribir, a compartir mi corazón quebrado, esperando que en ese compartir yo me vaya sanando, y que si alguien me leyera y se identificara con mi sentir, quizás, también, lo sienta como una invitación para su propia sanación. fueguito

Esta celebración es un agradecimiento a cada persona que pasa por acá y nos lee. A cada una que por un instante abre su corazón, temblando de dolor por todo lo que hay ahí dentro, y se permite compartir un ratito, leyendo, escribiendo, llorando. Gracias a todas y todos los que nos juntamos alrededor del blog, alrededor de este fueguito que mantenemos vivo para recordar a nuestros hijos, para seguir maternando sus almas puras. Para sabernos en buena compañía.

Dicen que para criar un hijo hace falta una tribu. Cuando se trata de un hijo vivo, esa tribu está para darnos un descanso, para compartir una merienda y traer juegos nuevos y quejarnos sin culpa de lo difícil que es esta tarea de ser mamá.

Mirar al Cielo es mi tribu. Acá vengo para buscar compañía en el maternaje de mi hija Luna, que ha muerto. Acá vengo para escuchar, y ver destellos de todo lo que quiero a mi hijita en las palabras de otra mamá, para seguir el ejemplo de otra que también está descubriendo cómo es esto de ser mamá de un alma. Acá vengo para compartir, para quejarme que a veces, esto de la criazna en la muerte, es un bajón. Y para compartir, otras veces, que esto es un privilegio. Este sentirme siempre con un calorcito especial en el corazón, donde se acurruca nuestro amor. Acá vengo para decir lo que suena a locura, lo que duele como nada más en el mundo… y lo todo lo que todavía me queda por aprender.

Gracias por ser mi tribu en el duelo. Gracias a todas las que somos Mirar al Cielo, por mantener juntas este fueguito.

11 comentarios en “¿Porqué celebrar 1 año de Mirar al Cielo?

  1. Así es, quien pensaría en festejar, justamente este miércoles 26 se cumple un año de la partida de mi pequeño Nicolás y como tu dices como se puede festejar algo así, pero voy hacer una torta y globos, indudablemente vamos a festejar su primer año con el mismo amor como si estuviera físicamente aquí! 💙

    Me gusta

    • claro que sí, maría!!!! te deseo mucha fuerza para soplar esa velita… seguro q cuesta. pero me alegro q festejes un año de mucho amor, un año de conocer y amar a Nicolás. y festejarte a tí: un año de ser mamá de este hijo, un año de maternidad… un año de sobrevivir. un fuerte abrazo en este día tan especial

      Me gusta

  2. “..Rota, sola, y muy, muy vacía”, dices y así me siento yo Cheli. Hace 43 días que murió mi bebito, a las 39 semanas. Siento tener el alma en carne viva, no aguanto este dolor tan desgarrador. Era mi primer hijo, ahora sin él me siento sin rumbo ni destino, esperando no despertar cada mañana para no volver a sumergirme en esta oscuridad. Gracias por tu escrito, por que este dolor compartido se lleva mejor..
    Un beso

    Me gusta

    • ay, María… corazón, siento tanto tanto que tu bebito no se haya podido quedar. desprenden tanto dolor tus palabras… ojalá te pudiera dar un abrazo. te mando un abrazo virtual… y acá estoy si encesitas hablar o llorar… caminamos juntas

      Me gusta

  3. “No celebro la muerte. Ni le rindo homenaje hoy mismo. Lo que hago hoy, celebrando el primer año del blog, es celebrarnos a nosotras.”… eso es Cheli sobrevivimos y estamos creando un espacio para sanarnos, si, lamentablemente llegamos rotas y en un mundo perfecto nunca debimos de habernos conocido, no así, asi nadie deberia de conocerse, pero aqui estamos ayudandonos y ayudando a mas papás que lamentablemente se nos unen… y a seguirlo haciendo, hablando de ellos y ayudando a sanar mas corazones! gracias por formar parte de este proyecto, de este fuego….

    Me gusta

  4. Cheli ojala las hubiera conocido hace un año, que dolor inconsolable, noches de llorar sola en la almohada, mis mellis se fueron hace casi un año. Yo llegué desecha y voy saliendo. Sus palabras son como mi espejo… Gracias de corazón!

    Me gusta

  5. comparto el dolor… mañana un año que se fue ..MANUELITA
    siempre esta en nuestro corazon y la siento viva …la sentimos viva…me alegro existan personas cono uds …nostos tb miramos al cielo…Gracias de corazon…

    Me gusta

  6. Estoy a días de que mi princesa cumpla su primer añito. No podré abrazarla, lo se. No podré decirle todo lo que la amo mirando su carita, pero se que ella sabe que la amo y que la amaré siempre.Mi amada Emilita descansa en los brazos
    Del Señor y eso me da paz, ya no lloro su partida, ya no siento esa agonía se que ella cumplió un propósito importante nos unió como familia junto a sus dos hermanas y su hermano y papi soplaremos su primera velita ella nunca nos dejó es nuestro ángel, nuestra pequeña amada que sólo nos adelantó se que en algún momento podré abrazarla y no volver a soltarla nunca más…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s