Comparte: Amor y Dolor Infinito

A veces cuando todo parece ir mejorando, regreso a ese 1 de diciembre…

Cuando pienso que ya aprendí a ser fuerte, mis músculos desaparecen de nuevo y ya no se como sostenerme… otra vez…

Con mi Gusi, mi bebé, he conocido un grado de amor tan grande que no pensé que existiera, pero en esta ocasión, llegó de la mano con un dolor del mismo calibre.

La gente olvida a mi bebé muy rápido y siento como si algunos me pidieran que también lo olvidara. Ya me cansé de escuchar “La vida sigue” “Vas a tener otros” “estas muy joven”; a veces creo que ya aprendí a escuchar este tipo de comentarios sin que me afecten, pero al final me vuelve a arder el corazón cada vez que los escucho.

¿Qué saben ellos de la vida? Sé que todos tenemos problemas de diferente tipo, pero me he dado cuenta que quienes hacen ese comentario es porque realmente no han vivido algo ni siquiera parecido, que su mayor problema talvez ha sido pasar el examen final o terminar de pagar su carro o que cortaron con un novio(a), y creen que perder un hijo es simplemente un obstaculito mas en la vida.

Si, la vida sigue, no es la primera situación dura que me toca vivir, y siempre lo he superado aprendiendo de la misma o simplemente transformando mi corazón en uno más fuerte; pero nada se compara con esto, con lo cual yo soy ahora una persona muy diferente a la que era, mi vida es diferente y tengo que adaptarme a esta nueva vida. Siento que la gente no entiende que si a veces no quiero asistir a algún convivio o reunión, no es porque me amargue ni me quiera encerrar, de hecho estas convivencias a veces terminan afectándome más que distrayéndome, por eso solo asisto cuando sé que estoy lo suficientemente fuerte para resistir cualquier tipo de conversación casual o comentario.

Estoy tratando y poco a poco retomando mi trabajo e incluso mi vida social… estoy viviendo un duelo… a MI tiempo y a MI modo…

Si, estoy joven, y talvez si pueda tener más hijos, solo Dios sabrá, pero eso no borra el dolor de haber perdido a nuestro primer bebé, y nunca lo hará.
Perder un hijo para mí no es un “problema” que se soluciona y ya. Es una situación… con la que tengo que aprender a vivir, a la que me tengo que acostumbrar, a extrañarlo todos los días y aprender a ser cada vez más fuerte, porque se que mi Gusi es lo que quería enseñarme… prepararme para ser una esposa, hija, amiga (y talvez mamá algún día) más fuerte. ¡Pero a veces no sé como! Y hay gente que no ayuda… solo lo hace más difícil.

Soy afortunada en tener familia y amigos que me hacen sentir su apoyo, que me dan mi espacio o tiempo, e incluso aunque no hayan pasado por lo mismo, saben qué decir. Leer todo lo que comparten en “Mirar al cielo”, me ha ayudado a sentir también que no estoy sola en esto, me siento identificada yo creo que con todo lo que escriben, pues nos une a todos nuestros angelitos del cielo.

No culpo a quienes no saben que decir, pero ¿No es mejor quedarse callados si no saben que decir? El silencio de un amigo que se me acerca y no sabe que decir, es como una caricia al corazón. El consejo de algún amigo que LOGRA imaginarse mi dolor, es como un abrazo al corazón. Pero comentarios de alguien que quiere fingir que ya no pasa nada, es como una apuñalada más al corazón.

Muy seguido me preguntan si ya pienso volverme a embarazar, algunos solo para conversar conmigo, lo cual me ayuda… otros para animarme a embarazarme pronto pues creen que con otro bebé ya todo este dolor se va a acabar… Quienes tienen hijos, podrán imaginarse como NINGÚN hijo es reemplazable, aunque hay quienes tienen hijos y aún así no se lo imaginan. Tengo mucho miedo de volverme a embarazar, tengo miedo de que este dolor se duplique, tengo miedo de que me pase lo mismo… ¡Me invade el miedo!

Sé que hay mamás que incluso han perdido más de un bebé, y la verdad, no logro imaginarme lo que esas mamás pueden sentir, y rezo por nunca tener que vivirlo. No sé si lo soportaría. Basta con esto ya. Me siento muy débil y muy impotente de haber estado a UN DÍA de tener a mi bebé en mis brazos, y no me quede con más que unos brazos vacíos… un vacío muy muy pesado que tiene a mis brazos cansados, aporreados… y ni hablar del vacío que se siente en el pecho.

Mi querido Gusi,
Dame más fuerza para cumplir tu misión en la tierra, para ser mejor esposa, amiga y amante con tu papi. Dame oídos sordos con la gente que no lo entiende, dame palabras amorosas para explicarme con quien sea necesario. Dame más fe en Dios, en que todo va a estar bien. Dame confianza en mi sueño de crear una familia. Dame PACIENCIA conmigo misma.

Perdóname por pedirte tantas cosas, mi chiquito hermoso. Somos afortunados de que seas nuestro hijo, hemos aprendido demasiadas cosas de ti e innumerables lecciones de vida también con tu partida.

Confía en que nosotros cumpliremos tu misión aquí en la tierra.

Con amor infinito, tu mami.

Escrito por Julie CG

5 comentarios en “Comparte: Amor y Dolor Infinito

  1. Julie también tengo miedo de si algún día quedo embarazada de nuevo y me sucede lo mismo y todas esas frases que dices de “eres joven” “tendrás otros” “animo” “hechale ganas” etc me lastiman muchísimo, pero no puedo decirles nada, no puedo ser grosera con esas personas que aunque te quieran no saben como actuar con nosotros.
    también fue mi primer hija es un dolor que no se olvida, se vive con esa cicatriz que me recuerda que existió aunque haya sido solo unos meses, y que solo por ese hecho de haber sido ella y yo una misma vivirá si yo la recuerdo vivirá y quien quiera conocerla tendrá que conocerme a mi porque era parte de… pero una pequeña parte Tal vez no seria igual de ella seria algo parecido a mi…
    Al igual que tu cuando pienso que soy fuerte parecieran que me colocan el triple de peso y vuelvo a caer, pero conforme ha pasado el tiempo conozco mejor el camino para levantarme y sonreír aunque mis ojos aun siga con una enorme tristeza…

    Me gusta

    • Gracias Crys, sirve escuchar de quienes pasan lo mismo… Yo tampoco contesto nada… Por no ser grosera… Pero si siento un retorcijon en el estomago cada vez. Y como mencionas, cada vez conoceremos mejor el camino para volvernos a levantar.

      Me gusta

      • Yo perdí primero a mi toñito y 9 meses después a josesito y entiendo cuando dicen que de pronto vas bien y un día te levantas y los músculos no te responden y el dolor es tan grande como el primer día y es acumulativo y las lágrimas no paran pero sin embargó miras al rededor y parece que todo es igual menos tu ni tus ojos ni tu corazón y la sonrisa ya no es igual y las canciones no se escuchan, la vida no se midió por la duración de nuestros bebés en este mundo si no por el infinito recuerdo que dejan en susadres que no olvidan sólo añoro el momento en que mis besos y mis abrazos dejen de ser de nube y de viento y pueda ir al cielo con mis angelitos a abrazarlos, no espero que nadie entienda ni que sufran mi dolor solo quiero que no menosprecien la vida y muerte de nuestros niños y nos dejen ir paso a paso que no es fácil y no pasa ni se cura solo se aprende a vivir con el dolor.

        Me gusta

  2. Te entiendo tanto, para mi marzo es mi mes difícil, antes me encantaba la llegada de la primavera y luego se volvió tan irónico que desde que murió mi nena sólo este temiendo que llegue!
    Pero lo más doloroso es el olvido,, para la mayoría de la gente, de lo que sucedió, que te quieran como nueva en un par de semanas. Suerte tienen de no saber lo que se siente.
    Un abrazo desde el corazón!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s