El camino hacia el arcoiris

 

Tras haber sufrido varias perdidas, muchas, demasiadas, 3 hijas perdidas en el camino, una estrellita, un embarazo sin embrión y un bioquímico. Estoy de nuevo embarazada de 20 semanas.

He llorado días antes de cada eco, incluso he llegado a despedirme de mi bebé , por si acaso.

No me atrevía hacer nada  de embarazada,ni ponerme el protector del cinturón del coche , ni ropa premamá, nada, ocultaba mi barriga que era una tarea  bastante difícil porque me angustiaba alguien lo descubriera y luego tuviera que decir que había muerto.

No quería sentirme como embarazada.  Era raro porque tenia los síntomas típicos de una embarazada, vomitaba  todos los días, pero yo no sentía ninguna conexión con ese bebe que crecía dentro mio, es más, iba a las ecografías  y veía que estaba bien pero era una sensación rara como si ese bebe en lugar de  en mi útero estuviera en otro… sentía que me volvía loca. No lograba sentir nada, nada que no fuera pensar que se iba morir en cualquier momento. Mi pensamiento no iba más allá de no te encariñes porque no lo conocerás vivo.

Ahora que he pasado la morfológica es cuando  ha llegado la conexión y me permito soñar con este bebe que llegará vivo.

¿Sigo con miedo? sí. ¿me angustio?? sí, pero la verdad mucho menos.

 Ahora muestro mi barriga feliz al mundo y  no dejo de imaginar el día que las dos hermanas se conozcan, el día en que mi familia al fin este completa.  

7 comentarios en “El camino hacia el arcoiris

  1. Elena, me alegra escuchar que has pasado la frontera en la que las ilusiones superan a los miedos, y, de esa manera, te permites disfrutar (al menos de manera mayoritaria) y transmitirle esas emociones positivas al bebé que crece dentro de ti.
    Si el sistema de salud, la sociedad, el entorno, tratara las perdidas gestacionales como lo que son, pérdidas, se podría ofrecer un apoyo a las mujeres (y a los hombres también aunque seáis vosotras las que lo acostumbráis a sufrir más) para afrontar lo sucedido, aceptarlo, llorarlo, y permitirse ilusionarse con los nuevos embarazos desde el principio.
    Hay personas muy preparadas para ese acompañamiento al duelo y nuevos embarazos, y es genial cuando das con una de estas personas y te permites esa recuperación, que nada tiene que ver con el olvido.
    Me gustará leer un comentario a esta entrada por tu parte en unas 20 o 25 semanas en las que nos presentes a tu peque después de haberlo abrazado y observar su sonrisa y sentir la tuya.
    Un abrazo lleno de luz y amor que se sume a la energía positiva que desprendes, también hacia tu interior.

    Me gusta

  2. Es maravilloso, y será un placer leerte como dice Oscar en unas 25 semanas mas o antes para saber como vas, el miedo existe, claro.

    Una vez cuando estaba embarazada me pregunto una amiga, ¿no tienes miedo? y le conteste, claro que tengo miedo pero no por lo que viene si no por saber como esta mi hija dentro, que le pasa, hay tantas cosas que podrían pasar y me da miedo saber que ella se encuentre al. Ella preguntaba miedo a la crianza, cuando naciera, pero el miedo existe desde siempre por tratar de proteger a un hijo aun mas cuando somos uno mismo.

    Me da mucha alegría que tengas ilusiones nuevas, y entonces me das ánimos para ilusionarme nuevamente…

    un abrazo…

    Me gusta

  3. ¡Cómo te entiendo amiga! Felicitaciones y mucha fuerza y salud para este nuevo embarazo.
    La no conexión es la respuesta automática que nos sale y significa que los queremos mucho mucho pero no soportamos la idea de perderlos. Día a día vamos demostrando de a poco nuestro amor hacia ellos. Yo sigo “bajando mis murallas” aun hoy con mi hija que ya tiene dos años.
    Siempre asocio a mis embarazos posteriores de las perdidas (de 28 y de 7 semanas) como llenos de miedos y ansiedades. Y hasta escribí dos artículos sobre el miedo en mi blog “Vivir con Angelitos en el Cielo” … Pero es verdad lo que vos decis… cuesta conectarse.
    Gracias por compartir tus experiencia y sentimientos.!!
    Te mando un abrazo!

    Me gusta

  4. Elena me identifico mucho con parte de lo que platicas y puedo verme en lo que sientes con la conexión a tu bebé, yo ahora que estoy en el primer trimestre aun que si le hago cariños y le hablo siento lejos de tener conexión como en los primeros embarazos donde la ilusión estaba a mil, ahora solo espero poder llegar a la seguiente eco sin volverme loca… abrazo y gracias por compartir esta experiencia, estas vivencias…. ❤

    Me gusta

  5. ¡Muchas felicidades Fernanda! No lo sabía. Con el miedo, la ansiedad no estamos transmitiendo negatividad a nuestros peques. Ese miedo es un amor profundo también, sólo que expresado de otra forma. Ya es bastante difícil vivir un embarazo tras una pérdida o varias como Elena como que para encima nos estemos juzgando y pensando que el bebé estará mal porque estamos nerviosas. Nadie dijo que un embarazo se tenga que vivir con una sonrisa de oreja a oreja. Hacemos todo lo que podemos por ellos, somos sus madres. Yo creo que los bebés arcoiris son bebés muy especiales, eligieron a una mamá muy sabia y con un gran proceso de transformación interior. Ellos siempre están bien, lo creo firmemente, aunque nos despidamos de ellos antes de las ecografías por si acaso. Un abrazo Elena.

    Me gusta

  6. Primero quiero felicitarte, por el embarazo y por lo valiente que has sido para intentarlo de nuevo a pesar de haber sufrido varias perdidas. Yo me siento muy cobarde para intentar otra vez, creo que no soportaría pasar de nuevo por lo que pasé. Toda mi admiración para ti y las mujeres que no permiten que sus miedos muy comprensibles les arrebate su sueño de volver a ser madres.
    Yo no se si algún día volveré a ser madre, la verdad, ya no tengo tanto tiempo para intentarlo, eso de ” eres joven”, ya no se aplica en mi, pero aún no estoy lista y tal vez nunca vuelva a estarlo, no se, aunque muero de ganas.
    Un abrazo y buenas vibras para que en unos meses todo salga muy bien!

    Me gusta

  7. Elena, comprendo lo que nos compartes y también admiro mucho tu valentía. Yo tuve un primer embarazo sin embrión y lo creía un simple retraso; hasta que me empecé a sentir mal y fui al doctor. Fue muy angustiante y sorpresivo ver pruebas de embarazo positiva y la cuantificación de Gonadotropina también, mientras el ultrasonido no mostraba ningún embrión. El doctor me pidió repetir la cuantificación a la semana… pero con trabajos llegué al día en que me tomaron la muestra de sangre y empezó el proceso de aborto espontáneo. Fue como estar enmedio de un torbellino de emociones durante una semana. Y seguí adelante pensando que ni tiempo habíamos tenido de ilusionarnos.
    Un año después, mi esposo y yo planeamos embarazarnos y el plan resultó. Pero no hubo un día que no sintiera miedo, ni siquiera quería decir que estaba embarazada pero mi esposo lo anunció en cuanto pudo (a los 3 meses)… yo tuve que anunciarlo también. Pero en mi trabajo no dije nada, pues trabajo con muchos niños, hasta que los mas observadores me empezaron a preguntar porque mi panza estaba creciendo.
    Estuve contando cada semana…mi esposo y yo ocasionalmente le hablabamos al bebé para decirle que se quedara y confesarle nuestro amor, creo que nos detenía un poco el temor y la incertidumbre… hasta que por fin llegó el momento que el doctor sonrió confiado, era la semana 16 y mi esposo me llevó a comprar pantalones porque los míos ya no cerraban, solo faltaba saber su sexo… ya quería llegar a la 20 para sentirme un poco mas segura. Quería sentirme un poco mas segura y tranquila.
    Desgraciadamente no llegamos. Entré en trabajo de “aborto” a las 18 semanas exactas y tuve a nuestra niña; hasta ese día supimos que era una nena.
    Ahora estoy en cuarentena sin mi bebé, y esperando que mi cuerpo deje de dar leche. Estoy angustiada esperando los resultados del laboratorio para saber si habrá una explicación a lo sucedido o si no tendremos nada.
    Realmente admiro tu valentía Elena, a mi ese momento me parece aún lejano; pero sí queremos volver a intentarlo más adelante… quién sabe cuándo.
    Muchas gracias por compartir con nosotros y animarnos, gracias por compartir tu fortaleza. Mis deseos de que todo resulte bien, pues eres un gran ejemplo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s