Comparte: Una carta para ti, mi angelito

Mi querido niño:

Hace muy poco tiempo que te perdí y aún soy incapaz de aceptar que te fuiste de nuestra vida tan pronto. Intentó cerrar los ojos y imaginar que es sólo una pesadilla. Un triste sueño que te perdí, pero al tocarme mi tripa me doy cuenta que no son cosas de mi cabeza. Infelizmente tu mamá no se ha vuelto loca. Te perdí para siempre. Ya no estas más aquí. Donde fue tu casita estos meses que estuviste conmigo, esta vacía y llora por tu ausencia.

Me gustaría que supieras cuanto te deseábamos.

Te buscamos mucho, alguna vez lloraba desesperadamente porque te quería en mi vida ya. No soportaba la espera. Ya te extrañaba sin conocerte.

El mes que decidiste venir a nuestras vida fue cuando menos esperaba. No que hubiera desistido de ti. Jamás lo haría. Sería incapaz de esto. Fuiste lo mejor que me pasó en la vida. Si pudiere prever el futuro y saber cual sería el triste final, aún así no desistiría de ti. Ha merecido la pena cada minuto que estuvimos juntos.
No te esperaba cuando decidiste hacer parte de nuestras vidas. Trajiste color a nuestra vida. Ilusión por el lindo futuro que nos esperaba. Finalmente pude decir muy orgullosa: ‘SOY MADRE’. Te pongo así para que puedas entender el tamaño de mi orgullo por tenerte en mi vida. Desde el día que supe que estabas aquí conmigo, todo que hacia era pensando en ti. Mi vida finalmente estaba completa. Ya te tenía.

Al principio tuve miedo. Si, estaba asustada, porque no quería perderte. Tenía mucho miedo que me dejarás. Las semanas fueron pasando y mi miedo fue desapareciendo. Siempre deseaba verte. Nunca me cansaba y si pudiera, iría a verte todos los días. E cada vez que veía tu corazoncito latiendo fuerte, me sentía más orgullosa de tenerte. Fuiste lo más bonito que tuve en mi vida. Mi amor por ti sólo aumentaba. Siempre pensaba que como era posible amar tanto una cosita tan pequeñita.

Ahora me doy cuenta que el amor no se mide por el tamaño. Sería imposible medir el amor que siento por ti.

Mi niño, lo más irónico es que cuando deje de tener miedo de perderte, fue cuando todo se truncó. Mi gran temor empezó a hacerse realidad. Te estaba perdiendo. Y no sólo te perdía. Perdía un trozito de mi corazón. Mi felicidad y mi ilusión por un futuro feliz a tu lado.Junto con la bolsa, se rompió mi corazón. Mi días dejaran de tener colores. Ahora sólo son negros y grises. Mis días dejaran de tener sentido. Deje de sonreír, ahora sólo soy capaz de llorar.

Soportarte como un guerrero que fuiste, todos los obstáculos que la vida te ofrecía. Como podría no sentirme tan orgullosa de ti, mi angelito!! Luchaste para seguir con nosotros. Luchaste por la vida, pero no fue suficiente, porque eras demasiado pequeño para nuestro mundo. Tuvimos que dejarte ir de nuestras vidas para siempre.
Eras demasiado pequeño para seguir con nosotros. Te fuiste pero no sin antes enseñarnos que tenías ganas de seguir con nosotros. Querías decirme que te sentías protegido, que deseabas poder sentir mi piel, mis besos y abrazos.

Mi niño, la vida muchas veces no es como deseamos. Y la vida me quitó la oportunidad de tener en mis brazos, de verte crecer y transformarse en lindo hombre.

Sólo hay una cosa que la vida no me arrebato: el grande amor que siento por ti.  Por este amor, lucho para seguir con mi vida. Y en cuanto siga viva, seguirás vivo dentro de mi corazón. En el aire que respiro. En la sangre que circula por mis venas. Pero principalmente seguirás vivo en mis recuerdos.

Te quiero y siempre te querré, mi angelito.

Escrito por Daniela Adame

4 comentarios en “Comparte: Una carta para ti, mi angelito

  1. Muy lindo, es cierto a mi me paso igual. cuando deje de tener miedo, fue cuando todo se vino abajo, mi hija lucho por estar conmigo en mi pancita pero finalmente su corazón no lo soporto y decidió latir el cielo. Es tan triste parir a un hijo sin escuchar el llanto al nacer, que se me parte el corazón tan solo de recordarlo.

    Te mando un abrazo fuerte MAMI, porque aunque no tenemos a nuestros hijos presentes somos MADRES aunque para muchos en la sociedad no tengamos ese titulo si no tenemos a nuestros hijos vivos.

    Me gusta

  2. Dicen que nadie muere si sigue vivo en nuestro recuerdo, por eso, nuestros bebés estrella vivirán siempre que les guardemos un rincón en nuestro corazón y haya un recuerdo para ellos…
    Mucho ánimo y besos

    Me gusta

  3. Es muy cierto. ante la sociedad no somos madres, pro sigue vivo a quienes recordamos. y por siempre nuestras estrellitas tan fugacez viviran en nuestro corazon.

    Me gusta

  4. Cierto, es una tontería que la sociedad nos “etiquete” por el simple hecho de que nuestros hijitos no estén presente, ellos con el simple hecho de existir en nuestro vientre, nos hicieron madres, unas madres guerreras y fuertes y para toda la vida, asi que cuando les digan que no son madres ni se agobien, es gente ignorante, a todas nos ha pasado y tal vez nos han lastimado con esa aseveración ya que para nosotras nuestros hijos siguen vivos en nuestro corazón y presentes de alguna manera en nuestras vidas, ellos siguen existiendo para nosotras asi que siempre seguiremos siendo sus afortunadas madres. Un abrazo para ustedes mamis, compañeras del mismo dolor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s