Comparte: Ayer tenia latidos, hoy no

Fue todo lo que dijo el ecografo y mi mundo se partio en dos, ya no habia Zoe, ya no habia sueños, juegos, ilusiones.. ya no habia nada mas, solo un mundo de tristeza interminable.

Me llamo Micaela, soy de Baires, Argentina y tengo 20 años.
El 15 de abril al rededor de las 18:30hs supe que Zoe venia a mi vida y sinceramente no lo podia creer, con 20 años me estaba enterando que iba a ser mamá por primera vez.

Siempre habia soñado con ser una mamájoven, pero no estaba al alcance de eso, ya lo habia hablado con mi novio, pero “Habia que esperar unos años mas” y.. al parecer esos años se habian adelantado, Zoe ya estaba en mi panza y ya no habia nada mas que hacer mas que poner el pecho y seguir hacia adelante.

El tiempo pasaba, mi panza crecia, me sentia mas plena que nunca.

Como toda sociedad jamas falta aquella persona que te juzga por ser madre a tan temprana edad, tuve que ver gente vecina que no me miraban con buen aspecto a tal punto que me dijeron “Te vas a arruinar la vida” pero no me importo, Zoe, mi novio y yo estabamos felices y nada de lo que dijeran iba a arruinar nuestra emocion.

Como toda embarazada buscaba cosas del embarazo en internet, leia demasiado para informarme bien hasta de asustarme en las cosas que decia, por internet conoci la silenciosa enfermedad Eclampsia, le habia comentado a mi mama y me habia dicho que no la conocia pero que dejara de leer esas cosas que me iban a hacer mal, y que terca yo, leia, leia y leia sin parar.

Siempre fui media psicosomatica, por asi decirlo, enfermedad que conocia, ya la estaba teniendo. Y una vez más, yo, estaba padeciendo de una Eclampsia sin saberlo.

Cuando fui al control del 5to mes de mi embarazo, le comente a mi obstetra que estaba demasiado hinchada, me sentia pesada y le dije que no era asi y lo unico que el supo responderme fue: Bueno, igualmente vos sabras como estaras comiendo, te voy a derivar con un Nutricionista… Claramente su respuesta no me gusto, pero tuve que ir con la Nutricionista y me estaba excediendo demasiado de peso, no me estaba haciendo bien porque mido 1, 58, claramente estaba a punto re reventar. No entendia como estaba pasando eso si apenas a los casi 5 meses pude comenzar a alimentarme bien, porque todo lo que comia me hacia mal, acidez, nauseas, vomitos constantemente, hasta habia comidas que no las podia ni ver.

Lunes 9 de septiembre, fuimos a la noche por guardia con mi novio,no podía dormir porque mi cuerpo me pesaba demasiado, me daban calambres y tampoco podía dormir boca arriba. Le comente a la obstetra de guardia todo lo que me estaba pasando, voy a tomarme los signos vitales y tenia la presion alta 14,10, tuvieron que una internarme.
Con el correr de los dias en la clínica no tenia buenas noticias ya que me entaraba de que estaba padeciendo Eclampsia, de pies a cabeza estaba demasiado mal, me estaba enterando de que Zoe iba a nacer prematura, mi obstetra me convencio de que yo salía de esa clínica sin panza y con Zoe en Neonatologia, pero nada de eso fue asi, sali de esa clinica vacia, tan vacia con ganas de morirme, tan vacia como cuando llegue a casa con los brazos llenos de aire y un inmenso dolor que no va a cesar.

Cuando estaba internada mi obstetra vino a charlar conmigo para decirme que iban a inyectarme Maduración Pulmonar para acelerar el proceso de los pulmoncitos de Zoe por si había que hacer una cesarea de urgencia.
Yo sabía que había que hacer una cesarea de urgencia,que había que acelerar el parto, sabía que para acabar con la eclampsia habia que dar a luz lo mas rápido posible. Yo pedíal obstetra que me hiciera una cesarea y el solo respondio:
No puedo hacerte la cesarea ahora, si yo te saco al bebe ahora, tu bebé va morir.

Fue ahí que comence a desesperarme, a encomendarme a Dios y todos los santos, a pedirle a los medicos que salvaran a mi bebé, que ella era mi prioridad, pero los medicos me decian que la prioridad era yo. No podia creer el infierno en el que estaba viviendo.

Nueve días después,una tarde como todas que venian a hacerme monitoreos, no podían encontrar los latidos, ecografía de urgencia: No podía parar de llorar, estaba sola con el ecografo comentandole lo que sucedia, con palabras que apenas podia comenzar, entro una partera al cuarto, moviendo mi panza, sacudiendo a mi bebé, tratando de quizas reanimarla en mi pancita, pero ya era tarde, Zoe se había ido. No volví a escuchar palabras mas desgarradoras que la del ecografo diciendome “Ayer tenia latidos, hoy no”

Una vez mas, me senti inútil, indefensa, la unica persona que estaba en esa habitacion conmigo era mi mamá, y yo, removiendo heridas del pasado, mi mamá, una madraza total, había perdido a su primer beba de 9 meses, hoy mi hermana mayor tendría unos 27 años..

Tuve dos opciones: 1)Que me hicieran una cesarea de urgencia. 2) Comenzar a abrir el utero con pastillas y goteo, tendria que esperar entre 2 y 3 días  para parir a Zoe, no iba a poder hacerlo sin su ayuda, definitivamente no quise.
Esa noche en la que me practicaron una cesarea de urgencia, cuando desperte después de doble Epidural pedí ver a Zoe, y juro que jamás en mi vida podria volver a ver semejante belleza, es que para todas las mamás nuestros hijos son hermosos y así es, Zoe era una gorda preciosa, increible belleza que nadie creeria que era un bebe de tan solo 6 meses y medios..

Zoe para mi, fue paz, amor, ternura, admiración por haber llegado tan lejos en la panza de mamá.
Zoe es paz, amor y ternura, porque para mi Zoe no se fue, Zoe es mi bebé, mi hija y yo su mamá y nadie lo va a cambiar.

Se que no soy la unica, se que muchas perdimos nuestros bebes y nos quedamos en la nada misma con los brazos vacios y con palabras huecas que resuenan el eco, pero no debería ser así. TODAS somos mamás, tuvimos nuestro bebé, tenemos a nuestro bebé en el viento, en el cielo, en las nubes, en el sol y en las estrellas.

Cada vez que visito a Zoe en el cementerio, trato de que la tristeza y el llanto no me ganen con esta frase que leí en Era en Abril:

“Que el dolor de haberte perdido, no me quite la alegria de haberte tenido”

Les mando un inmenso abrazo a todas, y muuchos besos al cielo para todos nuestros hijitos!

Gracias por dejarme compartir mi historia, siempre las leo y me sanan un poco el corazón.

Escrito por Mica Navarro

 

4 comentarios en “Comparte: Ayer tenia latidos, hoy no

  1. lei tu historia y no sabes como me identifique, me sacaste lagrimas, igual yo tengo 20 años y en diciembre perdi a mi pequeño ian a los nueve meses de gestacion, es una historia de horror lo que nos pasa, me encanto tu frase, a pesar de que somos chicas de edad, los queriamos igual que cualquier otra madre, es tan injusto nsotras que si los queriamos nos lo quitaron y las que no los quieren se los dejan,

    Me gusta

  2. Casi me sacas lagrimas de no ser porque estoy en el trabajo. Yo también leía mucho, y sabes a mi me empezaba la preeclampsia, empecé a hincharme unas semanas antes de que mi hija partiera al cielo y subi kilos cerca de 10 kilos en 2 meses, comiendo exactamente lo mismo que 5 meses antes. Después de todo me empezó hipertensión gestacional, y mi vida ya empezaba a correr peligro, pero mi hija, no estaba tan bien, y su corazón no resistió, y se me fue. Ahora le estoy pintando en su niño y es una terapia sanadora, lo presumo como cuando le has comprado un vestido nuevo, porque es mi hija, es parte de mi… Presumo el lugar donde habita su cuerpo porque su alma siempre me cuida desde el cielo.

    Te mando un abrazo MAMI…

    Me gusta

  3. Mami, que historia!! me emocionaste tanto… gracias por compartir tu historia, tu bella historia de tu hija… yo tadavía no sé que pasó con mi Carlita de 38 semanas ;(

    Me gusta

  4. he llorado como niña, crei que era yo quien estaba escribiendo al principio! ser madre cuando se es tan joven es objeto de señalamientos, malos comentarios que jamas faltan pero sinceramente eso nunca importa cuando tu deseo por ser mama es mas grande que cualquier cosa en el mundo!
    tu al menos supiste que era Zoe, que es tu mayor angelito, que siempre estara cuidandote y orgullosa de ti.
    muchas como yo, jamas sabremos que sexo era nuestra estrellita, yo siempre creere que era varon, pues tuve un sueño increible dandole teterito a mi bebe.
    Ese es el unico recuerdo que tengo de mi bebe, un sueño!! mas unos ecos y ese hermoso latido de su corazon!

    historias como estas me parten el corazon, pero me duele mucho mas como hay gente dañina que no les importa el dolor ajeno o se atreven a decir que no somos mamas!!!

    gracias amiga. Que Dios te bendiga. Exitos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s