Comparte: Un breve instante

Ayer por la noche no pude dormir, daba vueltas y vueltas en la cama y el sueño no llegaba a mí ni aun con un té de valeriana que me prepare; volvía a mi mente lo vivido hace casi 8 meses en el hospital, cuando te vi nacer y la doctora confirmaba que eras una hermosa niña, y por fin te conocí al momento en que ella te acercaba a mí para que te diera la bienvenida con un beso y fue ahí donde le dije a la doctora “que bonita Hanna” mientras tu calladita con tus ojitos un poco hinchaditos apenas si los lograste abrir para poder verme y ese momento no lo olvido, fue mágico el reconocernos las 2.

Te sacaron del quirófano para llevarte a conocer a las abuelas y a tu hermanito y fue ahí cuando nuestras vidas se interrumpieron… esa experiencia se repetía en mi mente y no me dejaba tranquila, Salí al balcón de mi recamara y en la obscuridad de la noche me solté a llorar maldiciendo a la vida por haberte perdido, preguntando el porqué de todo esto y pidiéndote que me ayudaras a poder llevar este gran dolor que dejaste en mi corazón…

Así transcurrió el tiempo y me dieron las 2:30 de la mañana, me metí nuevamente a mi cuarto, prendí la tele y a los pocos minutos la apague pues debía obligarme a dormir, y lo logre…

No recuerdo nada de mi sueño más que ese breve instante que me regalaste en el cual aparecías tu recostada en la cama, me acerque a verte y estabas un poco inquieta en eso te comenzabas a poner moradita y te faltaba el aire y yo decía “no” al momento en que te cargaba y te comenzaba a soplar lentamente en tu carita para que pudieras respirar y ya cuando recobrabas tu color te recostaba en mi regazo y nos veíamos muy felices, tu sonreías mucho y te besaba tus cachetitos muy tiernamente, pero algo me decía que era solo un instante prestado y recuerdo decirle a mi madre que nos tomara una foto y yo comenzaba como loca a querer capturar ese momento con mi teléfono celular, para mostrarles a todos que estabas conmigo y lo hermosa que eras…

Y de repente el maldito despertador sonó y al abrir mis ojos abrazaba fuertemente en mi pecho una almohada…

Al momento no supe que hacer si llorar o ponerme feliz y decidí lo segundo, ponerme feliz por ese breve instante juntas.

Te amo por siempre…

Escrito por Tony Guapillo

5 comentarios en “Comparte: Un breve instante

  1. Tus palabras me llegan a lo mas profundo de mi ser, parece que la historia q viviste con Hanna yo la viví hace 3 meses con mi Cata, no se si te paso lo mismo pero una cardiopatía se la llevo de mis brazos, yo guardo la esperanza de volver a estar con ella algún día,

    Me gusta

  2. Gracias Oscar por tus palabras, si siento esa conexión que nunca quisiera que se perdiera con ella… me hace muy feliz. Claudia exactamente una cardiopatía fue la que me la arrebato de las manos, el dolor sigue latente y creo que toda mi vida seguirá, pero lo único que puedo hacer es agradecer a la vida por no verla sufrir, aunque yo aquí le esté echando ganas ya no es lo mismo después de lo ocurrido. Se lo difícil que es todo esto, pero la vida nos a permitido a nosotras estar aquí aun con nuestra cruz hay que estar tranquilas porque nuestras niñas no se merecían ese sufrir. Besos enormes 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s