Antes, después y ahora

 Antes

No puedo siquiera pensar en el antes sin que vengan a mi mente las palabras inocencia e ignorancia. Bendita inocencia que perdimos e ignorancia que teníamos porque ¿Quién iba a pensar que los bebes se morían?
La vida era más fácil antes, los problemas y situaciones a las que la vida nos enfrentaba eran más sencillas, o al menos ahora que lo pienso nos ahogábamos en un vaso de agua por cosas sin sentido.

Debo confesar y me apena decir que solo creíamos que los abortos sucedían en el primer trimestre y que pasándolo ya estaba seguro un hermoso bebé en tus brazos seis meses después.
Luego llegaron Joaquín y Víctor y el después…

Después de ellos la vida nos cambió por completo, simplemente levantarse de la cama y vivir ya no fue lo mismo. Tuvimos que aprender a acomodar el dolor en nuestro día a día, para quien me lee y no lo ha pasado puede sonar a masoquismo puro, pero en realidad es que le tienes que dar un lugar en tu vida al dolor para evitar que este se apodere por completo de todo.

Las rutinas diarias cambiaron, darnos fuerzas mutuamente para encontrar motivos para salir de la cama en las mañanas, llorar en la regadera, llorar en el carro antes de llegar a donde vas para que al llegar nadie notara tus ojos llorosos, tragarse las lágrimas en los festivales escolares sabiendo que con ellos nunca tendrás eso, explicarles una y otra vez a nuestros hijos porque sus hermanos no van a venir, sonreír cuando parte de ti se está muriendo, ir al panteón a ver a nuestros otros hijos, buscar señales de que ellos aún están acompañándonos.

Entender y manejar los sentimientos propios y los de tu pareja, aprender a sonreír, pero en verdad sonreír, buscar qué hacer con todo el amor que teníamos y tenemos para ellos (eso es algo que aun después de todo este tiempo cuesta mucho trabajo).

El después de la muerte de un hijo se resume en volver a aprender a vivir…

Ahora…

Un año nueve meses la vida es diferente, el amor y el dolor siguen presentes en nuestro día a día pero de otras maneras.
Aquellos días de llorar a diario, de dolor desgarrador y paralizante quedaron atrás, se ven distantes, sonreír y aceptar lo bueno de la vida cada vez se hace más fácil, recordarlos con más amor y menos dolor.
Habrá días en que voltearas a atrasas y dirás ¿Cómo es que pude sobrevivir a todo eso? pero también habrá días en que sin aviso y de golpe una ola de dolor te podrá tumbar y dejarte de rodillas, sacando a relucir ese vacío, ese hueco que quedo en tu remendado corazón…

10370967_10152148607833316_7653888354945332799_nAhora nos estamos preparando para la llegada de nuestro bebé arcoíris, nuestra lucecita después de la tormenta y lo que se supondría ser un momento de pura felicidad, se mezcla con los destellos de dolor del pasado y el miedo. Tratamos de que la felicidad no se empañe pero simplemente sabemos que nada está garantizado, que todo, todo puede pasar y que no está en nuestras manos.

No voy a mentir la vida no se vuelve más sencilla, simplemente aprendes a vivir lo que te toco, sea justo o no.

 

 

 

12 comentarios en “Antes, después y ahora

  1. ¿Cómo es que las mismas palabras pueden aplicar a mi vida? Perdí hace un año a mis gemelitas, mucho de lo que cuentas lo siento todo el tiempo, no tengo más hijos y aun no estamos en el camino hacia el arcoiris pero me siento un poquito más tranquila viendo la vida con otros ojos, tratando de no ahogarme en los vasos de agua y aprendiendo a vivir lo que me tocó. Muchas bendiciones y que todo salga perfecto.

    Le gusta a 1 persona

    • gracias Merly por leer y comentar, yo creo que podemos sentirnos tan identificadas por que aun que nuestras historAs son distintas el camino a la sanacion que caminamos es el mismo… sieno mucho lo de tus gemelitas, es dura la perdida doble no?

      Me gusta

  2. Que cierto lo que dices Fer, uno no imaginaba eso, los abortos después de los 3 meses o los sangrados, no sabias que el corazón de tu bebe puede dejar de latir, que pueden pasar miles de cosas inexplicables y te quedas con una rota ilusión, aprendes a darle espacio a ese dolor, y sabes duele bastante, te tumba pero cada días sabes como recuperarte mas pronto, aunque el dolor es desgarrador, la vida te enseña que tienes que aprender de ello y salir adelante… llorar antes de llegar a tu destino que atinadas palabras, si te soy sincera en mi casa no puedo llorar, mi madre me diría que ya no llore y eso me molesta porque es mi dolor, y prefería no hacerlo cuando me veía, se que no lo hace de mala intención y le duele mi dolor pero si no me dejan liberarlo no podré sanarlo correctamente, aun las lagrimas corren como si hubiera sido ayer cuando pienso que ya estoy mejor algo nuevo aparece y me hace regresar a ese dolor que si ha disminuido bastante pero siempre esta presente, por eso lo alojo en una parte de mi, sin encariñarme con el, cuando estoy en el panteón tengo una paz enorme, el paisaje que le he estado dibujando aun esta inconcluso, llevo 6 meses pintando al oleo, y me relaja bastante, no me toco un camino fácil, y caminarlo sola no es sencillo , digo sola porque aunque mi hija me acompaña también de vez en cuando necesito un abrazo.
    Gracias por el antes, por el ayer y mucho mas por el ahora, que debo salir adelante y tengo una gran maestra, mi HIJA

    Abrazos Fer

    Le gusta a 1 persona

    • gracias por compartir Crys, las lagrimas nos curan pero creo que quien nos ve llorando no quiere vrenos sufrir, creem que sufrimos y no progresamos cuando en realidad una buena llorada ayuda a desahogar el alma cuando esta al tope… te mano un abrazo a la distancia, uno muy fuerte que llegue hasta donde estes…

      Me gusta

  3. Totalmente identificada con tus palabras, en mi caso han pasado apenas seis meses q mi bebe de diez meses de edad ya no esta conmigo… y he aprendido a vivir con el.dolor… Dolor q nunca se superara apesar de q todo mundo dice lo contrario.. que todo sera diferente ya que vengan mas bebe…. pero el simple echo de pensar en embarazarme de nuevo me aterra… tuve el dolor mas grande despues de toda la felicidad q existia en mi vida como puedo vivir con eso …

    Me gusta

    • Ana, el vivir con el dolor es un proceso de aprendizaje día a día, ya que el dolor siempre va a estar, llorar, gritar se vale, y lo tienes que hacer, porque las emociones cuando no se expulsan del cuerpo te enferman. Es importante que tomes terapia con alguna Tanatologa para qué el duelo lo trabajes, y encuentres un sentido a tu vida.

      Me gusta

    • Ana es muy poco tiempo siento mucho lo de tu bebe, y si no veeo que se supere nunca solo se aprende a llevar, y va a llegar el dia que no sea tan desgarrador y fuerte…. Al principio a mi tambien me aterraba el hecho de embarazarme de nuevo, pero despues llego el momento en que las ganas de un bebe en mis brazos eran mas que los miedos, y los miedos no se van, hay que manejarlos dia a dia, pero tu sabras cuando estes lista… un gran abrazo!

      Me gusta

  4. Muy identificada Fer, sobre todo en lo de la perdida de la inocencia; yo que se de primera mano que la muerte de un bebé en el segundo trimestre puede suceder. Justo eso es lo que no me deja intentar buscar un arcoíris.
    A veces me pregunto si las ganas serán más fuertes que los miedos algún día.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  5. Fer.. todo lo que pusiste… así también lo viví y lo siento.. igualito. Parece algo universal para las madres/padres/familias que vivimos la muerte de uno o mas bebés.
    Te mando un fuerte abrazo, muchas felicidades y mucha salud para ese bebé arcoíris ❤

    Le gusta a 1 persona

    • gracias por leernos y por tus buenos deseos para nosotros! Pareciera que el proceso del duelo, por mas diferente que sea la historia nos da lecciones parecidas a todo, yo creo que por que el camino es el mismo tal vez… un abrazo fuerte Mery Ce

      Me gusta

  6. ME ENCANTA LEER , SUS VIVENCIAS POR QUE APESAR DE SER PERSONAS DISTINTAS , SOMOS TAN SIMILARES , LOS MISMO SENTIMIENTOS , ME DUELE EL ALMA AUN PERO AL LEER QUE NO NADAMAS SOY YO LA QUE SIENTE DE ESA MANERA , ME SIENTO UN POCO ALIVIADA .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s