Con C de Cielo

Hace tiempo escribí sobre el regalo que me hizo mi pequeño con su partida, mi hija “mayor”, ahora creo que le debo un pedacito de espacio a la pequeña de la familia, se llama Claudia, su nombre (como el de su hermana) empieza por C de cielo…

Ella nació hace 4 años y un mes, tras otro embarazo muy difícil y una cesárea complicada, solo pude verla unos segundos, al contrario que con su hermana no me dijeron nada de ella, ni lo que pesaba ni nada, yo tampoco estaba por la labor. En cuanto entré a mi habitación mi familia me comunicó que la niña era muy pequeña, y yo no pude evitar echarme a llorar, algo había vuelto a fallar? había hecho algo mal? entonces llegó ella en su cunita y me la pusieron en lo brazos para no soltarla nunca más, pero me pusieron dos niños a la vez, a mi pequeña Claudia y a mi pequeño Víctor de nuevo, pero esta vez respiraba, Claudia era igualita a él y yo la miraba y veía dos caras, la suya clara y encima como una transparente, igual pero dormida, no podía dejar de mirarla, supe que verla crecer a ella me daría alguna pista de como sería él.

Mi niña era pequeñita pero estaba llena de vida, no importaba su tamaño, ahora estaba sana en mis brazos, con ella acababa una etapa y me sentía plena al fin.

Los años han pasado, yo he hecho mi labor de hablarle de su hermano, pero ella es diferente, no se interesaba demasiado, ella es fresca, espontánea, su misión es saltar, subirse a los sitios, hacer trastadas, no pararse a escuchar, así que prefería no agobiarla, ya llegaría su momento. Y el momento llegó pero yo no tuve que hacer nada, sabe que tiene un hermano, pero no le importa como fue, y porque no está, lo tiene y punto y habla de lo que él hace, él juega y tampoco recoge sus juguetes, él es reñido por sus abuelos, vive en el cielo y lo buscó entre las nubes cuando nos subimos a un avión hace unas semanas, pero aún está más arriba, no comprende porque no compro una escalera más larga para subir a verlo e insiste en ello.

Mi pequeña niña pone patas arriba mi mundo, me hace reir y me llena de besos y te quieros, muchas noches, después de acostarla se levanta y viene a mi cama para decirme dulcemente “buenas noches mami” y darme un beso aún más dulce, y mi corazón da un vuelco lleno de felicidad y de recuerdos, oyendo aquella llamada, aquella noche, aquella despedida.

Mi bebé eterno me la quiso regalar a ella también, y ella es especial, si mi hija mayor es su ángel en la tierra Claudia es un poco su imagen en la tierra, no me cabe la menor duda, su mirada con esa chispa enorme de vida me lo dice, y esa cara que a veces sigo viendo superpuesta en la suya…

DSC08387

4 comentarios en “Con C de Cielo

  1. Emma muy bello lo que contas. Me hace soñar aun mas con mi niño Leon Julian, el volo al cielo hace un poquitito mas de 1 mes, y sueño con verlo aunque sea un solo segundo, sueño con tener un bebe y poder contarle de su hermanito Leon… muy lindo, gracias por las cosas bellas que escribes. un beso grande.

    Me gusta

  2. Justo hoy tuve un llamado de ver al futuro, y me dio miedo y tristeza, no supe que haria que pasaria cuando tuviera un hijo vivo, existen tantos miedos en mi, gracias por tu historia

    Me gusta

  3. Querida Emma, gracias por compartir. Mi hijo Yari ya tiene 5 años, tenía 4 cuando su hermana menor, Yanua, nació y murío hace 10 meses… Le despedimos a Yanua mandando globos y burbujas al cielo, y Yari después también pensaba en como llegar al cielo, y tenía cada vez más ideas, igual lo de la escalera, con globos, un cohete… Hace tiempo casi no habla de su hermana, pero sé que le recuerda, y recién jugamos un juego donde había tarjetas con estrella, estrella fugaz, sol y luna. Nos cayó una de las estrellas al suelo, y al cogerla Yari dijo que en esta estrella vive la Yanua, y que bonito estaría que podría subirse a la estrella fugaz y bajar hasta aquí…. Me hizo llorar…
    También es muy cariñoso como tu hija, y estoy tan agradecida que él está aquí, lleno de vida…
    Un abrazo, Corinna

    Me gusta

  4. Querida Emma; este post me ha llegado al alma. Yo perdi a mi hijo Iker hace ya 1 año y 3 meses; el apenas tenía un año y dos meses..que chistoso verdad ¿ he pasado mas tiempo sin el que con el y aun lloro su ausencia. El era gemelo y cada logro de su melliza cada sonrisa cada palabra nueva me es tan agridulce.. la alegría de tenerla y la nostalgia de que haría el. Le habló de su hermano gemelo de que estuvieron juntos en mi panza y durmieron juntos por un año dos meses y 16 días y siempre vivirá en su corazón. Aun no comprende pero quiero que viva en su corazón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s