El día que la vida y la muerte se encontraron.

Han pasado dos años ya…
Hay días en que pareciera que se han ido en un abrir y cerrar de ojos; hay días en que juraría que el reloj no ha avanzado y el tiempo se paralizo aquel 6 de septiembre cuando mi primer bebé moría…

imageEste año a diferencia del primero no pudimos celebrarles como me hubiese gustado su segundo cumpleaños. Estuve en reposo el último trimestre de mi embarazo con Lucia, desde la semana 24 empezamos con problemas que hicieron que me mantuviera pegada a la cama.

La verdad no sé si fue por ser los últimos días de embarazo y estar controlada o porque él mismo pasó por la muerte de sus primeros hijos de una manera muy parecida a la de Joaquín y Víctor pero nuestro doctor nos dio permiso de ir al panteón a ver a los niños.

El día nublado y de lluvia igual que el día en que nacieron dos años atrás, el olor a tierra mojada, el aire corriendo suave… el vacío que reino este segundo año sin ellos se llenó momentáneamente con una paz indescriptible.

Desde principios de año sabíamos que septiembre ya no sería solo de ellos. Lucia, aunque planeada, sorpresivamente y sin que pudiéramos hacer nada decidió que llegaría al mundo el mes de sus hermanos. Desde un inicio fue agridulce pensar el solo hecho de que compartirían el mes, debo confesar que en lo personal me invadía un temor el pensar que ella pudiera nacer en los días que ellos nacieron y murieron.

Sabíamos que no sería un embarazo fácil, sabíamos que la inocencia se había ido y los miedos se volvieron realidad cuando a la semana 24 empecé con contracciones que no pararon hasta el día que Lucia llegó al mundo.

El 5 de septiembre llegó y pasó así de rápido como suelen pasar esos días por lo que tanto esperas, acostada en la cama vi llover por la ventana como el día en que nacieron sin poder hacer mucho, al igual que ese día hace dos años ya en la cama de la maternidad.

Y llegó el 6 de septiembre, el día que la vida y la muerte se fusionaron…

Y el día nos supo agridulce, y el temor se volvió realidad, y el mundo cambio…

Sin ningún aviso, sin preguntar a nadie, Lucia decidió llegar al mundo el sábado 6 de septiembre a las 23:05 pm, a un punto de terminar el día en que murió Joaquín y empezar el día en que murió Víctor.
En el mismo hospital, en el mismo quirófano, el mismo pediatra que los recibió ahora la recibía, a los dos años exactos que ellos morían Lucia nacía…

Muchas cosas nos pasaron por la cabeza esas horas después de que Lucia vino a traer su rayito de luz a este mundo, a dos años exactos de nuestra tormenta literalmente llegó el arcoíris con toda su belleza, una agridulce sabor llenaba ese momento.

Normalmente los regalos de cumpleaños se dan a los festejados y no al revés, en lugar de nosotros hacer algo para ellos en su aniversario ellos nos regalaron a Lucia dándonos vida donde la muerte había dejado su huella dos años atrás.

dosaños

Y dos años después salimos de ese mismo hospital cansados, con ojeras en nuestros ojos pero con los brazos llenos a más no poder, con luz, con amor, con nuestro arcoíris en brazos, no llenando el vacío que ellos dejaron, pero si dándole un nuevo sentido a septiembre.

15 comentarios en “El día que la vida y la muerte se encontraron.

  1. Yo perdí a mi hijo de un año hace ya 15 meses; el era gemelo y aun siento que fue ayer. Al ver a su hermana y cada logro que tiene es esa sensación agridulce que describes. Que bendición haber recibido tu arco iris y creo que el que haya nacido ese día en particular es una señal de ese eterno amor entre tus bebés; tu nena y ustedes hasta el día que todos se reunan para estar juntos por siempre. Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. como te entiendo!!!! mi arcoiris nació el 15 de agosto, un dia antes de el primer aniversario de mi ángel Gino… pero no nació el mismo dia porque no tuve valor… fui a control con 4cm de dilatación y sin contracciones pero pedí que me induzcan el parto porque no sabia como reaccionaria al parirla el mismo dia, en el mismo lugar… no me anime, me asuste… no quise festejar cumpleaños junto con ausencias… no dejé que Dios me de el mensaje que tenia planeado. Envidio tu fortaleza.

    Me gusta

  3. Que lindo lo que escribes Fer, que gran amor de tus peques el mandarles ese regalo justo en el medio, eres una mujer muy fuerte y espero llegar a recibir mi lindo arcoíris algún día

    un beso y un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. Hermosa tus palabras,Todo pareciera como si Fuera una pelicula, los momentos las fechas como si todo fuera planeado,hermoso regalo de dios.Yo aun tengo miedo de buscar ese arcoiris que tanta falta me hace, sin embargo se que algun dia tendre ese valor que tanto necesito.

    Me gusta

  5. Pingback: Detrás del arcoirirs. #detrásdelarcoiris | Mirar al cielo. revista on line.

  6. Pingback: Alrededor del mundo… | Mirar al cielo. revista on line.

  7. Que bello lo que escribes, mi primer bebe nacio y el mismo dia partio con Dios hace 6 meses el mismo dia de nuestro quinto aniversario de mi esposo y yo, el mejor regalo que hemos recibido, pero a la vez entregado, es dificil y en su primer año no se que hare, ni como me sentiré.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s