Porque me importa… y también a ti #rompeelsilencio

porque me importa

Y entonces regresé a la sala e inmediatamente todos se callaron. Se me hizo tan obvio que estaban hablando de mí, que no tenía caso que disimularan. Era un grupo de 10 o 15 personas, todos reunidos por el cumpleaños de  la tía Andrea.

Algunos cambiaron de tema rápidamente y algunos no podían ni mirarme. La prima Jess arriesgó una mirada cargada de lástima -¡ Dios, como odio que me tengan lástima ! – Me senté en uno de los sillones cubiertos de plástico de la tía. En cuanto lo hice, se acercó a ofrecerme más galletas. Entonces me dijo:

Pues mejor que pasó antes de que naciera, mi vida. ¡Imagínate si pasa cuando ya tenga unos meses de edad ! debe ser peor. ¿ Se ha de sufrir mucho, no crees ?

No le contesté. Su hermana, la tía Melina, se acercó. De repente todos nos miraban.

Sí, es cierto, Andrea tiene razón. Piénsalo bien – me dijo entonces, tomándome las manos –¡ Dios te quiere tanto ! Por eso no permitió que tu niña naciera enfermita, debe ser muy feo y muy pesado tener que cargar con algo así. Ya no estés triste,¿ eh ? además tienes otro niño, que está precioso y perfectamente sano. Deberías conformarte con eso y dar gracias por tus bendiciones. Ahora, mejor vamos a comer. A ver, ¿ quién quiere molito ?

Me quedé sentada sintiendo un hueco horrible en el estómago, mientras todos los demás salían hacia el comedor. Las lágrimas querían salir, pero no lo permití.

Era horrible que me estuvieran diciendo eso. ¡¡¿ De veras creen que así me están ayudando ?!!

Pero lo peor en verdad era el silencio. Que te ignoren. Que hagan como que aquí no pasó nada o que le resten importancia a lo que pasó y entonces no crean que es necesario siquiera decirte un ” lo siento “.  Que te hablen de cosas triviales.

El silencio y la minimización de tu tragedia por parte de los demás es como echar limón en la herida abierta.

Como cuando llegué  a la reunión, obligada más  por la necesidad de recuperar algo de mi anterior vida que por las ganas de festejar nada y todos me saludaron de lo más normales. A casi ninguno de los presentes los había visto desde antes que muriera mi niña.

Ninguno me llamó para decirme que lo sentía, ni siquiera un mensaje en el celular, nada. Y teniéndolos enfrente tampoco se animaban a decirme algo al respecto.

Yo no me levanté del sillón. No quería comer y enfrentar más miradas indiscretas. Además, últimamente no tenía mucha hambre de todos modos.

Me quedé mirando al piso y los ridículos adornos en las repisas, esperando que el tiempo pasara. Pensé que era muy irónico todo: al principio, muy al principio, yo no quería hablar. Pero ahora me hacía mucho más daño no hacerlo.

¡ Nos gusta que a nuestros hijos se les recuerde ! lo que duele no es que los nombren, sino más bien lo contrario. Porque nosotras los recordamos siempre, y nos gustaría pensar que nuestro bebé también fue importante para nuestro entorno cercano. Aunque no lo hayan conocido o aunque haya muerto al poco tiempo de nacer.

Hablar de ellos no debería ser un tabú.

Cuando estuve segura de que nadie me veía, caminé hacia la puerta y salí sin despedirme. Todo el camino hacia mi casa lloré como aquel primer día.

Y no es que no me importe que TODA la gente sepa. Pero después de tantas decepciones, ahora elijo muy cuidadosamente con quien compartir mi historia. No se trata de solo hablar por hablar, sino de que las palabras se hagan un eco real en las personas que son importantes para mí o a quien puedan hacerle falta.

Aunque debo decir que he encontrado que es más fácil, mucho más fácil hablar de ésto con gente no me conoce, que con quien me conoce de algo, ya que Incluso después de más de 4 años, contarles mi historia de viva voz hace que se me quiebre y que los ojos se me llenen de lágrimas. Creo que es demasiado pronto y siempre será demasiado reciente, así pasen 50 años.

Por eso prefiero escribir.

Escribir acerca de la muerte de mi hija menor y saber que tal vez lo que escribo, a alguien que acaba de empezar a transitar por este difícil camino le ayudará un poco dándole voz a lo que siente y no puede decir aún, tiene un poder sanador grandísimo.

Romper el silencio, aunque sea a través de la palabra escrita, es una poderosa catarsis. Y ayuda a los demás a transmitir lo que sentimos, aunque nunca lleguen a imaginarlo si no han pasado por ésto. Entera a la gente de lo que NO ayuda que nos digan, de lo que nos hace sentir peor. Y también y sobre todo, de lo que necesitamos para poder seguir adelante.

Romper el silencio no es solo cosa nuestra, de todos aquellos que hemos pasado por la inimaginable tragedia de perder un hijo. También es un pedido para toda la gente a nuestro al rededor. Hablar debería importarnos a todos, porque todos, estamos expuestos a que algo así nos pase, o a alguna persona cercana.

Cuando la gente nos habla del tema nos hacen pensar que también les importa. Y nos acerca un poquito más a la sanación de nuestro corazón.

Hoy, creo que he compartido y hablado de la muerte de mi hija con las personas correctas. He sensibilizado al respecto y me atrevería a decir que educado incluso a otras tantas. He abierto mi corazón con quien creo que importa. A través de este medio puedo llegar a mucha más gente.

Y por el momento, eso está bien para mí y para la memoria de mi hija.

10 comentarios en “Porque me importa… y también a ti #rompeelsilencio

  1. Hace menos de dos meses que mi princesa se fue, en la semana 41 su corazoncito se paró.
    Ayudan tanto tus palabras y en general esta pagina que me está siendo de gran ayuda para “saber” lo que me voy a encontrar en el camino de duelo.
    El no querer hablar al principio y ahora querer hablar a todas horas, la gente hace como que no ha pasado nada o le restan importancia para evitar quizás una situación incomoda. Pero no me importa porque ya la recuerdo con tanto amor que se quedan pequeñas las opiniones y los silencios de los demás, y como bien dices hay que hablarlo con las personas correctas.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Se como duele…..
      A mi se me han muerto tres de 27 semanas pero la última duro 11 días en encubadora…..
      El verla viva, el tocarla, el cantarle al oído y poder acariciarla y ella mirándome con dolor, me partía el corazón……
      Por un momento pensé que viviría y me ilusione……
      Que DOLOR tan desgarrador Dios mío……. El saber que no más la veraz… Volver a la vida cotidiana y como si no halla pasado nada…. El no volver a verla duele, y mucho,
      Pero en algún momento tendremos paz en nuestro corazón…. Aunque nunca se olvide!!!!!

      Me gusta

  2. Mi pequeña se fue hace menos de dos meses también…murió a las 23 semanas…Siento mucha rabia cuando recibo comentarios como “no estés triste” o “piensa en otra cosa” o “si aún no había nacido”. La llevare siempre en mi corazón…un abrazo fuerte. Gracias por compartir tus palabras ❤

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias por compartir tus palabras y tu dolor, que también es el mío. Mi pequeña murió también hace menos de dos meses. Se fue a las 23 semanas. Siento una enorme rabia ante los silencios y las frases hechas absurdas “eres joven”, “si no había nacido”, “tienes que poner buena cara”, “tienes que seguir adelante porque tienes dos hijos”, “piensa en otra cosa”… Gracias por ayudarme a romper el silencio. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. me llega al alma estas palabras, tal cual, asi me senti, perdi una hija hace 4 años, y siento q es mi dolor en secreto ya q nadie lo comparte porq parece q hablar de muerte es tabu y solo hay q hablar de vida.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo casi cumplo un año de la pérdida física de mi hijo, de mi primer hijo Gaspar. Leer las vivencias de otras mamas que han pasado por esto y también darme cuenta que hay cosas que simplemente no quiero escuchar y no porque sea mala si no que porque mi dolor me permite aceptar que simplemente tengo derecho a no querer escuchar esas palabras de consuelo tan básicas. Se que la gente no lo hace de mala fe. He aprendido que no debo sentirme culpable por sentir esto. Me a tocado sentirme sola y sentir que mi pareja no comprende que debo y que amo hablar de mi hijo, que me hace bien, que disfruto recordándolo y recordar lo que vivimos. Ha sido triste y a punto de cumplir un año de su llegada y partida afloran todos los sentimientos tristes y alegres. Romper el silencio es sanador, ayuda y mucho! Un abrazo para tod@s.

    Le gusta a 1 persona

  6. Lis me identifico con tu escrito, mi Hija Helena, la única hija que he tenido, cumplirá un año de ponerse sus alas este 15 de octubre, es tan cierto que puedes platicar con personas extrañas mas que con tus amigos o familiares que tienes. Justo ayer estaba muy triste y estaba llorando y eso se me nota hasta cuando escribo. un amigo me dijo, estas muy indiferente que te pasa, y le dije que se acercaba el aniversario de mi hija y me dijo” no me lo tomes a mal pero ya déjala descansar en paz” Me dolió muchísimo porque no comprenden el dolor que siento, y yo se que no volveré a ser la misma, pero algún día volveré a sonreír como cuando ella estaba en mi pancita, Ahora ella vuela y creo que ella me manda todo lo que tengo, los signos que me manda son tan hermosos que sonrío.

    Gracias se que no es fácil pero al lado de amigas como ustedes el camino se hace mas llevadero.

    Un abrazo Mami

    Le gusta a 1 persona

  7. Con mañana 9 de octubre hará 3 meses de mi pequeño nacío y partío, no hay min que no le recuerde, el dolor es desgarrador y me sigo preguntando como es posible llevar una vida sin él y con mi dolor??

    Le gusta a 1 persona

  8. Muchas gracias a todas por sus comentarios. Me alegra saber que se sienten identificadas conmigo y que les ayuda un poquito leer lo que escribo. Sigamos juntas rompiendo el tabú y recordando a nuestros ángeles con muchísimo amor, sanando nuestro corazón de a poco y con todo lo que tengamos a mano.
    Les mando un abrazo fuerte y muchas buenas vibras!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s