Cuidame, comadre #mecuido #selfcare

Me cuido desde que te soñamos. Mi forma de comer, consciente de que lo que me alimentaba iba a empezar a crear el espacio donde crecerías. Agradecida de tener la posibilidad de nutrir mi cuerpo para que pudieras empezar a avivir en él.

Me acuerdo esos primeros meses de embarazo, cuando todo era perfecto y eras una pequeña vida, celulitas hermosas que se multiplicaban con sabiduría propia y el amor de tantos, me acuerdo despertarme feliz, estirar mi cuerpo, acariciarme la panza con una crema de caléndula hecha por mí, humectando mi cuerpo para que se estirara con vos. Me acuerdo empezar el día contenta, mirando el sol, dejando que esos rayitos invernales calentaran mi piel y me bañaran de vitamina D, para que nuestros cuerpos estuvieran fuertes y sanos. Me acuerdo de muchos paseos con tus hermanos, muchos mimos, canciones y cuentos. Me acuerdo pensar que tanta felicidad sería buena para las dos.

Esos días, hice un pedido de fruta y verdura. Una caja despampanante, llena de productos ecológicos de agricultura védica, que no sé muy bien que es pero debe ser que le cantan nanas por la noche a las plantitas para que crezcan felices. Algo así. Llegó una caja como una cornucopia rebalsando de frescura y vitaminas. Esos días supimos que tu cuerpo crecía solo para vivir dentro de mí. Y toda la fruta se pudrió. Ni la saque de la caja. Sentí que tanto esmero, tanta riqueza, se burlaba de mí. Me sentí ridícula, cuidando esos pequeños detalles cuando tu camino era otro.

Por ese entonces cudiarme fue encerrarme en mí misma. Encerrarnos las dos en mi cuerpo. No dejar que nadie de fuera metiera la mano, que no llegaran palabras que no buscábamos. Salía solo cuando quería, cuando sabía que iba donde había comadres que me mimarían y que sabrían que vos eras puro amor. Salíamos de nuestra cuevita solo para recibir mimos y aliento. El resto, encerradas las dos. Tus hermanos nos subían pomelos que tu papá había cortado por la mitad. Los comíamos acurrucadas debajo de muchas mantas. Y nos pasábamos horas así, sin pensar, vos y yo, con Las Chicas Gilmore, sin presiones, simplemente sabiéndonos juntas.

Nos cuidaron mucho. Honraron y celebraron mi cuerpo, tu vida. Juntamos fuerzas, vos y yo, para parir, para sentirnos y para dejarnos ir.

¿Y después?

Creo que nos seguimos cuidando juntas, Lunita. Creo que lo más importante que hemos hecho es elegir a los compañeros de viaje. Nuestros chicos, esos que nos traen flores y nos hacen dibujos de las dos. Ellos que cuidan la mantita que tiene gotitas de tu sangre, que saben que siempre, siempre, tiene que estar debajo de mi almohada.

Nos cuidamos porque supimos que necesitamos de mis comadres. La que se instaló en casa, te tuvo en brazos, se quedó y nos hizo lentejas, porque en el puerperio una mamá necesita reponer hierro. Porque aún con tu cuerpo lejos, yo era una mujer puérpera. Esa comadre que nos regaló la playa, que nos cocinó y paseamos por la orilla, que nos dió tiempo y mimos y sol. Todas las que hablan de vos con tanto amor. Las que te conocen. Las que te celebran. Las que fuimos encontrando por el camino, con sus heridas y sus corazones destrozados. Cuando nos sentamos juntas, con nuestros bellos compañeros, con su dolor también, con su fuerza y sabiduría, sabemos estar. A veces se crea un hermoso silencio. Que no es callado. Es un profundo silencio lleno de historias y lágrimas, de abrazos largos y miradas sin hablar. En esos momentos, nos sentimos cuidadas. Porque ahí surge un susurro, que sos vos, que son todos ustedes, los hijos que no podemos abrazar. Nos susurran que están, que el amor sigue… sus caricias calladas, que sentimos en el alma, son el cuidado más hermoso que podríamos esperar.

 

me cuido

2 comentarios en “Cuidame, comadre #mecuido #selfcare

  1. Cuando yo supe que Helena tenia problemas me segui cuidando esperando un milagro, aunque ese milagro fue la vida celestial y no la terrenal. Verdaderamente hay dias es los que sonrio y no duele y otros que no puedo ni hablar.
    Gracias Cheli por tus palabras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s