Dolor, amor y el camino hacia éste… #deldoloralamor

 
IMG_0073Este post que les comparto lo escribí hace algunas semanas a manera de palabras para compartir en una suelta de globos el pasado mes de octubre en el marco del mes de hacer conciencia sobre la muerte gestacional, me pareció muy acorde a  los temas de los que estamos hablando este mes de noviembre aquí en Mirar al cielo, espero les guste y se puedan identificar..

Que injusta, que maldita, qué cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos”

 Carlos Fuentes.

Y si es cierta la muerte tan ingrata se los lleva a ellos y nosotros nos quedamos aquí, descifrando como vivir sin nuestros bebés que se murieron tan pronto…

Aunque lo deseáramos con todas nuestras fuerzas, aunque lo necesitáramos el mundo no detuvo, la vida solo siguió.
Y así es la vida que tiene que seguir su curso con o sin nosotros.

Te pones metas para lograr vivir, cosas tan sencillas como respirar, salir de la cama, bañarte. Al principio solo nos dejamos arrastrar.
Parte de nosotros muere el día que murieron nuestros bebés, parte de nosotros cambio por completo, vemos la vida de una manera completamente distinta.

Aprendes a vivir con el dolor, aprendes a sonreír de nuevo, y si, la vida te lleva, te incorpora. Pasan los días, pasa el tiempo y ese dolor ya no desgarra tanto como antes, dejas que te acompañe, lo abrazas, aprendes de él.

Poco a poco las ganas de vivir vuelven, cambias, renaces, te vas dando cuenta que el dolor ha moldeado a una persona completamente distinta a la que eras.

Y de repente despertamos un día y la muerte ya no nos parece tan ingrata, en definitiva su paso por el mundo no fue para que la vida o Dios nos dieran una lección a diferencia de lo que dicen para consolarnos, pero llega el día en que te das cuenta que la muerte podrá haberse llevado su ultimo respiro, pero algo que no se llevo es el amor, el amor tan grande que vivimos con ellos…

Dicen que los hijos son nuestros maestros y nos enseñan grandes lecciones, cuando me convertí en madre conocí un amor tan grande que nunca me imaginé podía sentir, pero creo que en especial, los hijos que se nos fueron
nos dejan algo aún más grande, en el corto tiempo que pasamos con ellos nos enseñaron y todavía nos enseñan que el amor trasciende, que el amor no conoce de final, que el amor no conoce la muerte…

Este día celebremos juntos el amor que les tenemos, el amor que nos dejaron, y el amor que nos siguen enseñando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s