Te perdono aun que no me lo pidas. #entrelaculpayelperdón

Le he dado tantas vueltas en la cabeza a la manera de empezar este post y en realidad no me salen muchas palabras o ideas sobre como hacerlo, lo que si me he dado cuenta es que mis últimos escritos los he iniciado con la frase “cuando Joaquín y Víctor murieron”… o mínimo la uso en alguna parte del escrito. Me suena a pasado, a algo muy lejano y no quisiera que tu que me lees y apenas empiezas a andar por este camino no te sientas identificada con este escrito en especial.

Si bien es cierto que ya llevo 2 años caminando y hemos aprendido mucho, hay un tema que en lo personal se me ha indigestado y no he podido darle el cierre adecuado: El perdón… tan necesario y tan difícil.

Ellos murieron y muchas amistades que creía fuertes al parecer también murieron junto con ellos, solo que a ellas no pude enterrarlas por así decirlo, darle su cierre adecuado.

El no querer aceptar la manera en que terminaron amistades que creía importantes me hizo guardar mucho rencor en el corazón, sentimientos que aun llevo y me lastiman, que no me dejan procesar y seguir mi camino sin tantas piedras en la maleta.

CORAZONREMANDADOEn días pasados escribí esta carta a manera simbólica de cerrar esos asuntos que no cerré, enterrar esos sentimientos y dar por terminadas esas amistades, sinceramente no se si mandarlas a sus destinatarios por que a la fecha, después de la muerte de mis hijos perdimos contacto.

 el escribirla me dio una sensación de sacar lo negativo y hacer limpieza en mi corazón, dejando a un lado lo negativo y lo que no me deja avanzar.

Si les gusta, siéntanse libre de compartirla y si les sirve úsenla para también dar cierre y sacar del corazón eso que no les deje avanzar…

 

 

Te escribo no para reclamar, no para lamentarme ni auto compadecerme, no por que me lo pidas sino por que yo lo necesito como parte de mi sanación y para poder seguir andando este camino.

Yo se que no me entiendes y no espero que lo hagas, por que para poder hacerlo por completo necesitarías caminar en mis zapatos y francamente, es algo que a nadie le deseo.

Antes mi concepto de amistad era distinto, pensaba que las relaciones de verdad siempre se mantenían fuertes por lo vivido, por lo compartido, por tantas cosas alegres y tristes que pasamos en algún tiempo.

No importo que estuvieras lejos para que de alguna manera siguieras siendo parte de mi vida, para que estuvieras presente a la distancia en mis momentos especiales, que hasta fueras parte de mis embarazos.

Luego la muerte toco a mi puerta y todo cambio, te busque pero no estabas, no te encontré…

Hablar de muerte no es lindo ni algo que todo mundo desee hacer, y se que del lado en que te encontrabas no había palabras para decir que me hubieran podido consolar, se que cuando la muerte llega  da como cachetada y no sabemos como reaccionar.

No esperaba me dijeras grandes discursos o algo elaborado, tampoco una receta mágica para estar bien o que dejaras tu vida para venir a secarme las lágrimas y quitarme el dolor, eso es algo que tengo que vivir y nadie lo puede quitar.

¿sabes? me quede esperando tu llamada cuando dijiste que llamarías, me quede esperando ese “lo siento, no se que decir”, me quede esperando y cuando te busque, solo me dijiste que yo marcaba mis tiempos y que tu esperabas…

Tengo que decirte que si esperas que vuelva aquella amiga con la que pasaste todos esos momentos no va a llegar, pues esa mujer que conociste murió el día que tuvo que enterrar a sus hijos.

La muerte nos  toco en uno de los lugares mas íntimos y sagrados que un padre y una madre pueden tener: ” sus hijos”, y desde ese día nada volvió a ser igual.

Lo que siento no es algo que “va a pasar” o que “tengo que superar”, lo que estoy viviendo se llama duelo y es un camino que al parecer no tiene fin, lo único que queda es aprender a caminar en el y aprender a llevar el dolor de no tener a tu bebé sin que duela tanto.

Tu silencio me lastimo en lo mas profundo pues pensé que eramos de esos amigos que no solo ríen en las buenas, sino de los que también apoyan en las malas, lloran en las tristes y maldicen en las jodidas.

Tu indiferencia  hizo que guardara rencor en mi corazón, eras mi amiga y te necesitaba, aun que sea en silencio, pero te necesitaba.

Es por eso que hoy TE PERDONO, te perdono aun que tu no me lo pidas, te perdón por que YO LO NECESITO para poder seguir andando mi camino, por que necesito liberarme de rencores y sacar todo lo negativo que guardo en mi interior, para poder vivir.

Si deseas aceptar a la nueva persona que ahora soy mi puerta estara siempre abierta para ti, si no solo me queda decirte que en un tiempo supiste ser una gran amiga y siempre recordare con cariño todo lo que vivimos juntas…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 comentarios en “Te perdono aun que no me lo pidas. #entrelaculpayelperdón

  1. Hay Fer cuanta verdad hay en tus palabras, eso nos pasa a muchas sino es que a todas… te vas quedando sola y son contadas las personas que estan y permanecen a tu lado, a parte de la familia… pero gracias a Dios también encontramos en nuestro camino grandes personas que se vuelven parte de nuestra vida y con quienes podemos compartir sentimientos sin aparentar nada… yo agradezco por las personas que conoci y por las que siguen con nosotros después de que mi bebe se fue al cielo.

    Le gusta a 1 persona

  2. llegan nuevas amistades, aquellas que no te juzgan ni te dicen que lo superes si no mas bien, honramos mencionando a nuestros hijos, sean quienes sea, son nuestros hijos, vivieron en nosotros y por ese simple hecho ya eran parte de nuestra familia, se merecen un lugar en la mesa, en las fiestas, estas nuevas amistades nos ayudan con sus escritos, estas nuevas amistades son lo que tal vez no pensamos que tendríamos pero que ha sido lo mejor que nos ha dejado el tener que pasar por este camino, personas que a pesar de estar lejos en otro pais en otro estado, al otro lado del mundo, nos entienden mas que nuestras “amistades” cercanas, solo las verdaderas amistades te ayudan a salir adelante y no te piden que superes lo insuperable, no te piden que camines sola, si no que caminan a tu lado.

    Te mando un gran abrazo..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s