Comparte: Hoy quiero agradecer…

 

 

Se acerca la fecha del segundo aniversario de su partida al cielo, sigue siendo difícil, sigue doliendo demasiado el alma y el corazón, siguen los hubiera, pero siento que en estos días se hacen más presentes y constantes. A pesar de esto, una noche que no podía dormir, empecé a decir GRACIAS y fue tan espontáneo y sanador para mí que hoy solo quiero agradecer:

A Dios por habernos dado la bendición y la dicha de ser padres, ha sido la experiencia más hermosa que hemos vivido los dos, nuestro mayor anhelo se hizo realidad con la ayuda de mi Dios.

A nuestra pequeñita hermosa por habernos elegido como sus padres, porque nos llenó de felicidad, alegría y sobre todo mucho amor. Ella ha sido una gran maestra para nosotros, nunca nadie nos había enseñado la grandeza de un amor total, infinito y que ahora trasciende toda distancia.

A mi esposo, mi compañero,  porque siempre  ha estado conmigo en las buenas y en las malas. Él ha sido tan fuerte para que yo esté  bien desde que nuestra hija se fue al cielo. Él me hizo las curaciones de la cesárea, él me ayudaba a bañarme, cambiarme de ropa, hasta darme comida porque yo estaba como muerta en vida. Me invitaba a salir a caminar, ver televisión, fuimos a un grupo de apoyo, con un tanatólogo, hacia todo para que yo saliera de ese estado en el que me encontraba. Él se aguantó el gran dolor que estaba sintiendo y me protegió, ha sido mi pilar, quien me ha impulsado para levantarme y continuar.

A mi familia, padres y hermanos porque a pesar del dolor que ellos también estaban viviendo estuvieron al pie del cañón apoyándonos, aunque muchas veces no sabían ni que decir, pero su presencia en casa, el hacerse cargo de cosas sencillas desde hacer la comida y las compras, y escuchar cuando yo quería llorar o hablar, que no fue tan seguido. Ellos ahí estaban en silencio, acompañando, viviendo junto a nosotros el peor momento de nuestras vidas. Para mis papás fue tan doloroso porque a ellos se les fue su primer nieta mujer, mi princesa era esperada por todos, abuelos, tíos, tías, primos.

A mi amiga Lety, quien estuvo acompañándome aquel día en el hospital, mientras esperábamos que mi cuerpo reaccionara y diera a luz a mi princesa. Cosa que no sucedió, yo no quería más dolor y pedí la cesárea. Ella también fue a nuestra casa para acompañarme, escucharme y llorar conmigo. Lety siempre ha estado conmigo y es con ella con quien puedo desahogar mi dolor cuando ya no soporto callarlo más.

A mi amiga Erika quien ha estado al pendiente de nosotros en todo momento, quien a pesar de no saber que decir, siempre se preocupa por nosotros, y me manda mensajes para saber cómo estamos, ella tampoco me dejo sola.

Al Padre Martín Gerardo Hernández, porque gracias a usted y al grupo de apoyo que dirige en el seminario mayor aprendí a darle nombre a mis sentimientos, aprendí que el amor no se acaba con la muerte, que el dolor es tan grande porque así de grande es nuestro amor por ella, con ustedes después de un tiempo pude expresar lo que siento. Sus pláticas y reflexiones me ayudaron mucho a salir adelante y reintegrarme en la vida nuevamente.

A mi amiga Gloria porque ella, a pesar de no conocernos muy bien, me contacto, me platicó su historia y fue gracias a ella que nos acercamos al Padre Martín y al grupo de apoyo. Desde entonces estamos en contacto y aunque no nos vemos, casi a diario nos comunicamos, ella me entiende y yo a ella. Las dos estamos aprendiendo a vivir sin nuestras hijas, o más bien, con nuestras hijas en el corazón.

Inicie agradeciendo a Dios por habernos dado la dicha de ser padres, y termino agradeciendo a Dios porque no nos ha dejado solos en este doloroso camino del duelo que estamos viviendo día a día. Dios me da la tranquilidad que necesito cuando entro en crisis, Dios me ayuda a levantarme cada día para continuar mi vida y Dios cuida a nuestra hija hasta que llegue nuestro momento.

Hoy 21 de enero de 2015, se cumplen dos años que nuestra hija se fue al cielo, dos años de aprender a caminar nuevamente, dos años de vivir con ella en el corazón.

¡Te amamos por siempre princesa!

Escrito por Teresita Vega, mami de Ivanna Sofía.

3 comentarios en “Comparte: Hoy quiero agradecer…

  1. Hace dos meses que también perdí a mi primera hija, mi princesa, mi todo… Jamas pensé que en el mejor momento de mi vida el dolor se haría presente de forma tan desgarradora, jamas me sentí tan invencible y en un par de horas tan diminuta, jamas pensé que tendría que abrazar la muerte esperando la vida.
    Me siento muy identificada con tus agradecimientos, un día también comencé a hacerlo, porque sin lugar a dudas las razones de dios son mas grandes que las que como humanos podemos comprender, me alegra saber que en algún lugar tu pequeña toma la mano de la mía para poder jugar…
    infinitas bendiciones
    Mama de Trinidad de los Angeles

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s