Comparte: el duelo de las tías #hermandad #apoyo

 

Este artículo ha sido escrito luego de mucha investigación sobre el duelo que viven las tías ante la partida de un sobrino, y está dedicado con mucho amor a mis hermanas Julia, Natalia, y Pamela.Valientes guerreras quiénes también han sentido la pérdida de mi hijo como propia. Para ellas, las madres de alma de mi Tommy Thomas.

Cuando un hijo muere, la vida de la familia cambia por completo. No solo los padres se ven afectados por este horrible suceso, los abuelos y los hermanos viven su duelo también, y es por eso que han sido objeto de múltiples escritos psicológicos que abordan las diferentes maneras de cómo pueden ser ayudados a elaborar su proceso de duelo, y sobre como poder darles la importancia y contención que necesitan.

Pero buscando y buscando por las miles de páginas sobre duelo en Internet, no he podido encontrar nada relacionado con el duelo de las tías. Solo extractos, menciones por aquí, o menciones por allá, y por eso me decidí a investigar.

Las tías de Tommy

Las tías de Tommy

Ser tía es algo hermoso, es una sensación indescriptible. Cuando se es tía, se siente que es el amor más profundo que se experimenta, algo distinto a lo que uno está acostumbrado a sentir. Los hijos de las hermanas o los hermanos se sienten como hijos propios.

Cuando uno tiene un sobrino o sobrina, vive para ellos. Piensas en los parques, los juegos, las obras de teatro, los títeres y en muchos programas más. Quieres ser “la mejor tía” y es genial, porque para los sobrinos eres como la mamá que no les pone límites, que les da todos los gustos, los ama y juega con ellos.¿Entonces, porque no se habla del duelo de las tías? Después de todo, es como si ellas hubieran perdido un hijo también.

Sentí que mi pérdida no importaba tanto como la pérdida desde el punto de vista de los padres, por lo menos ante los ojos del mundo.Esto me frustró. ¿En dónde estaba la validación de mi pérdida? Ni siquiera el trabajo la validaba, ya que tuve que tomar un día de permiso sin goce de sueldo para poder vivir mi duelo con mi familia. Ya sea que pierdas a tus padres, un hijo, o un sobrino o sobrina… ¿Quién toma la decisión de lo importante o lo devastado que te sientes ante tal pérdida?” (Henke)

“Dices que sea lo que sea que estás experimentando, ni siquiera se acerca al dolor que tu hermana está sintiendo. Pero es saludable que vivas tu propia pérdida de ese sobrino o sobrina que tanto amaste. El peor tipo de duelo es el que estás viviendo ahora. No lo compares con el duelo de otro, y por favor, entiende que tu pérdida es una de las peores cosas que puede pasarle a cualquiera. Donde hay una pérdida grande, hay gran dolor. Donde hay amor profundo, hay un duelo profundo. Acepta que esos son TUS sentimientos, y tienes todo el derecho a sentirlos. Respeta tus reacciones ante este dolor” (Marty Tousley)

El dolor que siente una tía ante la pérdida de un sobrino o sobrina es enorme, pero muchas veces ese dolor se esconde por la vergüenza o la culpa de sentir que nada de lo que se pueda estar sintiendo, se compara siquiera al dolor que siente la madre de ese hijo. Por lo mismo es un duelo que se vive en silencio, en segundo plano, en donde esa tía deja que sea su hermana quién reciba toda la atención y ayuda posible, y deja su propio dolor en stand by, para “poder ser útil” y no traerle más preocupaciones ni dolor a su hermana que sufre.

Que una hermana experimente la pérdida de un hijo, puede hacer pedazos la confianza de una tía. Ese suceso ya no es algo que les pasa a otras personas. Se vuelve algo tangible, y les hace sentir miedo también. Tengo dos hermanas y una cuñada para quiénes la partida de Bret fue muy duro. Ellas estaban sufriendo también. Compartimos muchos momentos tristes, pero yo estaba naturalmente tan consumida por mi propio duelo, que no podía ni siquiera empezar a reconocer el de ellas. Sé que desde el momento en que Bret fue concebido, fue un tiempo de alegría para toda la familia (…) Las tías no solo viven su duelo, sino que pasan por un sentimiento de sentirse totalmente inútiles” (Angels Whisper)

Cuando se pierde a alguien especial, que marcó la vida de esa persona, como lo es un sobrino o sobrina; quién no solo tocó a su tía de forma especial, sino que también la hizo tener sueños y metas, es imposible no pensar en el dolor que ellas viven. En como experimentan esa pérdida. En cómo el mundo se vuelve negro y sin colores. Ya no está esa persona a quién ellas “iban a malcriar”, a quién iban a sacar a pasear, o en el caso de la pérdida de sobrinos más grandes, ya no está esa persona a quién vieron crecer desde que era un niño, a quién tantas veces acunaron en sus brazos, a quién tantas veces recurrió a ellas cuando su madre lo regañaba… El sentimiento de duelo dependerá de cuánto se sienta la pérdida, y del lugar que tenía ese sobrino o sobrina en la vida de su tía. Es por esto que es muy importante la comunicación en la familia cuando un hijo muere.

“Muchas familias hablan abiertamente de la manera en que están lidiando con su pena, pero para otras es muy difícil. Puede que haya cosas que no sean fáciles de hablar dentro de la familia, o puede resultar muy duro hablar los unos con los otros sobre lo que ha pasado. Una de las preocupaciones más comunes es que no se quiere molestar al otro, o se le quiere proteger de lo que uno está sintiendo. O puede que no seas cercano con tu familia y sea más fácil hablar con amigos u otros. Pero lo importante es que encuentres alguien en quién puedas confiar, y hablar con esa persona de manera honesta” (O’Connor, Winston, & O’ Driscoll, 2007)

Solo queda añadir que en el caso del duelo de las tías, como en cualquier duelo, lo importante es vivirlo. Y buscar maneras de poder ir superando de a poco la pérdida sin que esto signifique mandar a ese sobrino o esa sobrina que tanto se amó al olvido. El duelo es la reacción normal ante cualquier pérdida. La muerte de un ser querido es una de las situaciones más duras que tiene que enfrentar un ser humano. El duelo no es una enfermedad. El duelo es doloroso, y no podemos hacer nada para evitarlo. No hay atajos, no hay una varita mágica. El dolor es el precio que pagamos por crear lazos estrechos y amar a otras personas. Si no nos doliera perder lo que queremos, si no amaramos para no enfrentar ese dolor, dejaría de tener sentido toda nuestra existencia. Vive tu duelo, respeta tus tiempos. Permítete llorar por tu sobrino o sobrina que partió. Y nunca olvides que todo lo que estas sintiendo es normal, porque todos esos sentimientos provienen de lo más puro que existe en el mundo. El amor.

Escrito por Andrea Fernández H.

Madre de Tommy que vive en el cielo

Hermana de tres maravillosas tías de Tommy.

7 comentarios en “Comparte: el duelo de las tías #hermandad #apoyo

  1. Es cierto que hay tías que aman demasiado. Pero hay tías que no lo hacen. tengo 6 tías y le puedo decir que ninguna daría la vida por mi. Pero… cuando estuve embaraza mi hermano y su pareja eran los que todos los meses estaban re contentos y mandándome cosas de bebe, lo que veían ya pensaban en mi hija, al igual que cuando mi bebe partió al cielo… Viajaron 700 km de su ciudad de donde estudian y trabajan para estar conmigo mientras estuve internada, en el entierro de mi beba y después unos días mas en el reposo de la cesárea en mi casa. Sin embargo la hermana de mi pareja NUNCA me aprobó como cuñada. 4 años de relacion con su hermano y NUNCA me quiso, me lo demostraba constantemente. De pronto quede embarazada y se convirtió “EN MI MEJOR AMIGA” me escribía todos los días, se hizo bastante mi amiga, una vez que perdí, sus mensajes dejaron de venir, por ahí me escribía pero nada para saber como estaba o algo por el estilo. Y en ese tiempo le mostré la imagen de un ángel bebe y le hable de TATUARME y a ella le gusto el dibujo y dijo que ella se tatuaría su nombre para recordarla. La cosa es que ella y yo compartimos un carácter fuerte. Se metió en mi relacion de pareja y su hermano dejo de hablarle y se peleo conmigo. Me elimino del feis, me bloqueo del whatsapp, UN TIEMPO DESPUÉS me desbloquea del whatsapp y tiene de imagen EL DIBUJO QUE YO QUERÍA HACERME PARA RECORDAR A MI HIJA ME ROBO Y SE LO TATUÓ ELLA EN SU VIENTRE.. Lo habrá dejado 1 o 2 días y después me volvió a bloquear, Entiendo que seguramente ELLA AMO A MI HIJA. Pero no me gusta para nada que todo el tiempo quiera pasarme por encima. Ella incluso me dijo una vez QUE MI HIJA ERA SANGRE DE SU SANGRE Y SI A MI NO ME GUSTABA QUE ME JODA PORQUE ELLA TENIA DERECHOS DE TÍA. Sin ir mas lejos 8 meses (33 semanas) lleve a mi hija en mi vientre y su madre NUNCA ME LLAMO, ME ESCRIBIÓ, PARA SABER SOBRE SU NIETA.! Tengo sentimientos muy encontrados con este titulo. Porque la verdad ella nunca guardo silencio por mi duelo. Ella vivió el suyo como si el mio no importara! Ahora buscando otra imagen para tatuarme!

    Me gusta

    • A veces quisiéramos que ciertos familiares estuvieran con nosotros en todo momento, que reaccionaran como nosotros queramos, pero cada persona es diferente. Ánimo! haz que el recuerdo de tu bb viva en quien merece.

      Me gusta

  2. Lindo mensaje, también comprendo que hay tías que viven el duelo y otras no como quisiéramos.
    Tengo dos hermanas, la mayor siempre ha estado a mi lado, quizá porque vivimos en la misma ciudad pero me identifico mucho con ella, además somos comadres de bautizo, y la de el medio, vive en otra ciudad, tenemos un carácter muy parecido que a veces chocamos mucho entre sí.
    Cuando nació mi beba prematuramente, mi hermana mayor se encontraba de viaje, y sé que sufrió por no estar aquí y sufrió por la preocupación. mi otra hermana, no sé si sufrió o sólo se preocupó. Tuvo la oportunidad de venir de un día a otro a visitarme, bueno es lo que dice, porque al llegar a mi casa, aprovechó que mi mamá estuviera para pedirle lo que se le antojara para comer, inclusive dijo, no me van a llevar a mis vueltas? osea, que no venia conmigo si no a sus vueltas?
    A los nueve días, mi niña falleció. Escuché llorar a mi hermana mayor, escuché su preocupación por mí, y le doy gracias porque me ayudó a atender a mis dos niñas mayores mientras yo iba al hospital a recibir la desgarradora noticia. Cuando le llamé, lloró, y empezó a llevar su duelo, como dice la redacción, en silencio porque sé que quería ser más apoyo y su duelo no importaba.
    A los pocos minutos, le llamé a mi otra hermana. Yo estaba destrozada, y me dolió su expresión al decirle que Rebeca no había sobrevivido: ay que caray, pues ni modo, lo siento mucho…. y yo hablando lo que quería escuchar de ella, pero tuve que hacerlo yo, si, fue decisión de Dios, la mandó a llamar … y ella me dice: no te preocupes, en el reino de Jehová la verás, ella estará ahí.. Le dije, vamos a ofrecer servicio funerario, por si tienen la oportunidad de venir, y me dijo, sabes no podemos porque estamos en Dallas (ellos viven en San Antonio), estaban de paseo con la familia de su esposo, y pues no podían venir.
    Así de simple, no podían venir.
    Una vez me enteré que la abuelita de un hermano de la congregación donde ellos pertenecen, falleció, y tuvieron que viajar de noche para poder ir a su funeral y regresar a sus labores al día siguiente.
    Con mi niña no pudieron hacer eso. Ella vino al mes y medio a “visitarme”, a pasear y comprar cosas para que yo me distrajera. Es mi hermana, pero, siento que me lastimó su ausencia, y me sigue lastimando su indiferencia.

    Me gusta

  3. Pues este mensaje tiene razón aunque a veces yo creo que me volví tan dura que no me doy cuenta si a las tías de mi bebe les afectó su ausencia… las cinco fueron a verme al hospital mi hermano no… la tercer me habló y lloró en el hospital, la más grande llegaba ayudarme los fines de semana.. pero igual me duele, me duele porque 2 de ellas si tienen a sus bebes acaban de cumplir un año y el mio cumpliría un año en noviembre, pero no se quedó conmigo. Yo si quisiera que ellas como tías me hablaran de mi bebe, no sé si soñaban con él… pero duele que no pregunten, duele demasiado. Pero ni ellas ni yo pudimos evitar que mi hijito se quedará…. duele, duele … Y a mirar al Cielo gracias por escribir sobre lo que a nadie más le interesa, ustedes si dan en el punto, porque saben y conocen lo que es ser madre a la distancia con brazos vacios…. Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  4. A mis hermanas, las tías de María, les agradezco infinitamente haber estado ahí, conmigo, cuando me pasó lo más duro que puede pasarle a alguien. Ellas estaban trabajando cuando supieron la noticia y luego me platicaron que tuvieron que seguir trabajando y llorando en silencio todo el día, hasta que pudieron ir a verme al hospital. Cuando fui a recuperarme a casa de mis papás, se preocuparon por como iba a tomar la noticia mi hijo mayor, investigaron y me escribieron las cosas que podía decirle a un niño de 7 años respecto a la muerte. Me regalaron un par de angeles con alas de mariposa que representaban a María, porque no teníamos fotos de ella, una para mi hijo y otra para mi. Me compraron un libro, “El camino de las lágrimas”, que me ayudó mucho en ese momento. Y han estado ahí desde entonces, siempre que quería hablar, cuando tenía una recaída, cuando no sabía que hacer con tantos sentimientos. Se que amaban a su sobrina y se emocionaron tanto cuando supieron que venía, y aun la aman. Una de mis hermanas me dio el primer y único regalo para María que por supuesto conservo todavía.
    A ellas, María las cuida también desde el cielo.
    Y yo las amo también, a mis dos hermanitas, Marilú y Lizeth.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s