pequeños pasos, grandes logros


Cuando estas en pleno duelo piensas que nunca tendrás avances. Cada pequeño paso hacia adelante que hacemos es un gran logro.

Poder cruzarme con un carrito de bebe y no girar la cabeza hacia otro lado fue mi primer gran paso. Recuerdo ese día con alegría . Ese día que no gire la cabeza  porque sencillamente verlo no me removía nada por dentro.

Hablar con otras mamis sobre sus embarazos felices y sus bebes recién nacidos sin sentir angustia y porque no admitirlo cierta envidia fue otro pequeño paso en mi duelo, ese día recuerdo haberme sentido bien hablando con una mamá sobre su embarazo . Seis meses mas tarde la embarazada era yo. Se entero de mi historia. Ella no tuvo un embarazo complicado pero tampoco fácil. Me agradeció mucho mi apoyo en su embarazo sabiendo lo que yo había sufrido  con este tema. Esto la verdad me aporto mucha luz.

Abrir la puerta de esa habitación que primero iba ser de Marta, luego de Ona y Abril y  no sentir el pinchazo en el corazón porque en ese armario no había ropita, en esa cuna no había bebe, en esa pañalera no habían pañales.  Fue un logro muy importante para mi. Sentir que esa era la habitación de mis niñas invisibles aunque no tuviera nada de lo anterior.

Si lo pensáis seguro que todas ya habéis hecho muchos grandes logros en vuestro duelo. Aunque os parezca un pequeño paso, cada paso es un avance enorme en el duelo.