Una mamá nada más. #laotracara

Este es un post tomado del blog  One Pink Ballon y traducido para ustedes,  un escrito con el que sin lugar a duda todas podemos identificarnos.

Una mamá nada más

Hoy tres de mis amigas se sienten dolidas porque los posts que publicaron en Facebook sobre sus hijos fueron recibidos con comentarios de compasión o malentendidos… otra vez. Esto pasa muy a menudo, pero acababa de pasarles a las tres al mismo tiempo y me hizo parar a pensar. Me hizo pensar que eso se merecía un post en mi blog. Para ellas. Para mí. Para todas nosotras cuyo único vínculo con nuestros hijos es a través del pasado.

Quiero aclarar algunas ideas equivocadas.

 Idea equivocada nº1: Publicamos posts para recibir compasión

Dejen que les diga que lo último que queremos es compasión. No queremos que sientan pena por nosotras. No queremos que sientan pena por nuestros hijos. No estamos publicando mensajes sobre nuestro bebé para hacerles sentirse mal porque, aunque no se lo crean, la muerte de nuestro hijo no tiene nada que ver con ustedes. No se trata de ver qué podemos conseguir de ustedes. No queremos caras tristes o cabizbajas. No necesitamos una palmadita virtual en la espalda mientras nos dicen que todo irá bien. No publicamos cosas para recordarles la muerte de nuestros hijos, publicamos para recordarles que vivieron y que los queremos. La Vida y el Amor no necesitan compasión.

 

Idea equivocada nº2: No podemos con nuestro dolor

De verdad, ésta resulta increíblemente  irritante. Si no pudiéramos con nuestro dolor, ya estaríamos muertas. El hecho de que estemos vivas para incluso crear un post es prueba suficiente de que lo estamos manejando bastante bien. Igual a ustedes no se lo parece porque algunos posts les sonarán « deprimentes » o « macabros ». Igual están preocupados porque en los últimos días (o meses), nuestros posts se han centrado en el hijo que perdimos y en lo duro que eso está siendo. Manejar el dolor es sentir el dolor. Si no han dado a luz a su hijo ya fallecido, si no lo han visto morir poco después de nacer, o encontrado su cuerpo sin vida en su cuna, no pueden opinar sobre cómo escogimos manejar su ausencia. Los posts sobre nuestros hijos no significan que no podemos con nuestro dolor. Significan que estamos viviendo nuestro amor.

 

Idea equivocada nº3: Publicamos cosas porque estamos tristes.

A veces estamos tristes, es cierto. Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando necesitemos sacar esta tristeza en un post, lo haremos en uno de nuestros grupos de duelo, en los que la gente lo entiende, no en nuestro muro personal, donde estará inevitablemente malinterpretado. Puede pasar que queramos que entiendan lo que se siente, entonces publicaremos un estado con la esperanza de que lo consigan. Pero no estamos tristes todo el tiempo. No todos nuestros posts son frutos de la tristeza. No todas las fotos que subimos o citaciones que compartimos son porque nos ahoga la pena. Estamos tristes de que nuestro hijo haya muerto, pero no todo nos vuelve tristes. A veces, podemos acordarnos sin tristeza. A veces podemos acordarnos con alegría y amor.

Idea equivocada n°4: Nos hemos vuelto sombrías y retorcidas, o estamos llenas de “energía negativa”.

Nuestra visión de la vida ha cambiado. Ya no vemos el mundo de la misma manera, de la manera de que lo ven ustedes. Es cierto. Sobre todo a las que aún no habían sido tocadas por la muerte, el hecho de que la vida tiene final, la irreversibilidad de la vida se nos ha hecho mucho más evidente. Aceptamos menos tonterías de los demás y estaremos más inclinados a apreciar el momento presente que otro por venir. A veces, es difícil hacer planes para el futuro porque el que habíamos estado preparando nos ha sido arrancado, pero eso no significa que no sepamos apreciar lo que tenemos. No significa que somos negativas y que estamos atrapadas en la oscuridad.

¿Entonces por qué publicamos cosas? ¿Por qué publican ustedes fotos de sus hijos? Publican cosas sobre sus hijos porque los quieren y porque son parte de su vida. Publican cosas porque están orgullosos de ellos y quieren presumir de ellos. Publican cosas porque piensan que sus hijos son increíbles y maravillosos y los mejores hijos del mundo. Pues lo mismo. La única diferencia es que el hijo sobre el que publicamos está muerto. Pero eso no debería cambiar nada.  Sólo somos madres que quieren compartir sus hijos con ustedes. Y como no están aquí para poder compartirlos, compartimos los sentimientos que eso nos provoca. Compartimos las mismas fotos una y otra vez porque son las únicas que tenemos. Compartimos citas e imágenes sobre sanación y duelo. Compartimos artículos sobre pérdidas, links a asociaciones y eventos para sueltas de globos y grupos de acompañamiento al duelo. Esa es nuestra manera de formar parte de lo que es ser madre – nuestra manera de incluir nuestro hijo en las redes sociales igual que lo están los hijos de todo el mundo.

Puede que le estén dando vuelta a la siguiente pregunta: “Bueno, entonces ¿cómo tengo que responder a sus posts?”. A lo largo de esos años, mucha gente me ha llegado a decir que simplemente no saben qué responder a algunos de mis posts. En realidad, no hace falta que digan nada. Un “me gusta” basta. Interpretaremos su “me gusta” como un gesto de soporte, simplemente eso. Sin embargo, por favor, no nos pongan emoticones de ceño fruncido. No nos digan que les ponemos tristes.

No buscamos nada. No estamos pidiendo ayuda. Sólo estamos siendo mamás.

Rebecca Wood

Traducción por Céline Coillard mamá de Naël para Mirar al cielo.

3 comentarios en “Una mamá nada más. #laotracara

  1. Tan identificada… A mí me encantaría presumir a mi Rebeca pero no puedo, ella está en el cielo, por eso mis posts en las redes sociales, aunque muchas veces las oculto por sus comentarios de ” ya, supéralo, vive!”, sin saber que realmente estoy viviendo la vida y estoy sobreviviendo con el dolor.

    Le gusta a 1 persona

  2. Total mente de acuerdo y no sólo en las redes pasa, para todo hay una respuesta, te tienen preparado algo mejor, pero lo mejor quer habían dado, ya no está conmigo esta en el cielo y para mi pequeño príncipe Axel era lo mejor de mi vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s