Trato hospitalario, la mirada de un papá

Vi a mi esposa caminando hacia el baño. Ella en el pasillo, mientras yo a lo lejos la observaba desde la puerta. Se acercó a mi rápidamente, ya que no la autorizaban a hacerlo y me confirmó que la cesárea sería ese mismo día, en una o dos horas mas. Luego recuerdo que un hombre se acercó a mi y me llamó, podía entrar por ese pasillo, pero debía esperar afuera del pabellón.

Me hicieron sacarme el polerón y ponerme un delantal de esos celestes. Y ahí me hicieron quedarme, sentado. Esperando, esperando, esperando. Esperando solo. Sin saber que pasaba dentro de ese pabellón. Sin saber que pasaba con mi esposa y con mi hijo, y mientras esperaba un pensamiento seguía latente en mi mente: “la puerta está justo al lado, medio abierta… ¿Por qué no me dejan entrar? ¿Es tan difícil hacerlo?”

Después de mucho esperar vi como una mujer salía, caminando rápidamente, con él envuelto en unas sábanas verdes. Solo logré ver parte de su cabeza. El mismo hombre que me dijo que podía entrar por el pasillo, se acercó a mi diciendo “Puedes escuchar, ahí está tu bebé llorando”. Sabía que no era él. Ese bebé había estado llorando todo el rato que estuve ahí esperando. Debo admitir que perdí toda noción del tiempo, mis recuerdos no son 100% claros,  y ese día completo tiene espacios en blanco que me cuesta llenar.

Aún así, recuerdo con gran nitidez el momento en que finalmente me dejaron entrar en donde lo tenían, tratando de nivelar sus niveles de oxígeno, y como una matrona puso la mano de mi hijo en mi mano. A pesar de estar sedado, me acerqué a él y susurré en su oído “Tommy, I’m here, daddy is here, I’m not going anywhere” (Tommy, estoy aquí, papá está acá. No me iré a ningún lado).

Mi hijo escuchó, mi hijo reconoció mi voz, mi hijo apretó sus ojitos al oir mi voz. Nunca olvidaré ese momento.

Estuve ahí quizás 5 minutos, y me hicieron salir nuevamente para ponerlo en la incubadora y llevarlo rápidamente a neonatología. Recuerdo ver a la familia de mi esposa, al final de ese pasillo que me pareció el pasillo mas largo del mundo, a pesar de que no pude ver a ninguno de ellos a la cara. Usamos el ascensor y llegamos a la UCI Neonatológica, donde nuevamente me dejaron fuera. Recuerdo que la familia de mi esposa y yo pedíamos a muchas personas que iban y venían información, pero nadie nos la daba.  Y los únicos que sabían algo, nos repetían casi sarcásticamente, sin suavizar el tono de su voz “está muy grave, está muy grave”.  En ese minuto yo era el único autorizado a hablar con los doctores y a entrar a verlo si se daba la oportunidad, mientras mi esposa se recuperaba un piso mas abajo. No poder ir a verla, y saber como estaba, fue algo terriblemente difícil para mi también.

Cuando finalmente llegó el horario de visita, y logré entrar a la UCI, la doctora vino a explicarme que sucedía, pero se me hizo muy difícil entender lo que me estaba diciendo, pues si bien es cierto, tengo un buen manejo del español (soy Estadounidense), la terminología médica que estaba utilizando no me dejaba comprender del todo lo que ella me explicaba. En ese momento sugerí que me permitiera entrar con mi cuñada, quien sabe inglés, para que pudiera ayudarme y su respuesta fue tajante “No, no es mi problema. Solo hablaré con usted o la mamá, si usted no entiende es su problema no el mio. Yo solo hablo con los padres”.

Estuve en la UCI con él quizás una hora, ya ni recuerdo. Estaba conectado a muchas máquinas, y mi corazón estaba a punto de estallar. Logré tocarlo y sacarle algunas fotos porque la doctora a cargo salió de la sala. En ese momento toqué su manito y él la empuñó. Intenté hablarle lo mas que pude “Hijo, la mamá no está aquí porque se está recuperando, pero ya mañana estaremos los dos contigo. No te vamos a dejar solito, quizás habrán días donde yo no vendré pero es porque estaré trabajando para que podamos salir de esto, pero te prometo visitarte la mayor cantidad de veces”.  Sus niveles de oxígeno comenzaron a bajar, pero yo creía que todo eso era parte de su condición…

Me costó mucho irme de esa sala, sentía como mis ojos se llenaban de lágrimas. Fui a lavarme las manos y sentí que me iba a desvanecer. Mis pies no podían dar un paso, sentía que me iba a caer. Al salir mis ojos buscaron a alguien familiar, y mi cuñada se acercó rápidamente. Puso sus brazos alrededor mio y ahí ya no pude mas. Lloré como jamás en la vida había llorado antes. Me sentía impotente de ver a mi hijo así, me sentía inútil. Sentía rabia de que no me hubieran dejado acompañar a mi esposa en el parto y que me hubieran quitado la oportunidad de verlo nacer. Sentía rabia de que nadie quisiera darnos información. Sentía rabia de no entender bien español y no saber a ciencia cierta que estaba pasando. Me desesperaba ver de la forma en que el personal médico nos hablaba, casi riendo, sin un mínimo de sensibilidad o empatía. Me desesperaba no poder estar con mi esposa, aunque su familia se estaba haciendo cargo de ella, y a pesar de que ella me había hecho prometer de que una vez que Tommy naciera yo solamente me iba a preocupar de él, me preocupaba que algo malo pudiera pasarle a ella también.

Esa noche mientras estaba en el cuarto que arrendaba a unas cuadras del hospital, recibí una llamada de mi esposa diciendo que nuestro hijo no estaba bien. Lograr entrar a ese hospital en la noche, fue un verdadero suplicio. Pero aún así, jamás imaginé que lo peor estaba a punto de pasar.

Mi hijo abrió sus alas, y voló alto, muy alto.

 

Ahora pienso en todo lo vivido, y como padre, hubiera deseado que nos trataran como personas.

Hubiera deseado que hubieran sido mas humildes y empáticos.

Hubiera deseado que hubieran tomado las cosas con mayor seriedad.

Hubiera deseado que por lo menos, por un segundo, alguien hubiera tratado de ponerse en mi lugar.

Hubiera deseado que me hubieran dado esperanzas o alguna palabra amable.

Hubiera deseado que nos hubieran tomado en cuenta, y no que pasaran por sobre nosotros.

Al padre no se le permite entrar a la cesárea en los hospitales públicos de Chile. Al padre no se le permite acompañar a la esposa en pre o post parto. Los doctores rara vez piensan en los padres, nos tratan como si no importáramos, como si el parto y el nacimiento de un hijo fuera algo donde solo la madre cobra importancia. Tampoco me querían dejar acompañar a mi esposa luego de que nos informaron que nuestro hijo había muerto, querían que ella fuera a acostarse “como si nada había pasado”, cuando lo único que queríamos era estar juntos, abrazados, llorando esa pena tan amarga. Me quedé con ella en un pasillo del hospital, me dolía el alma verla sentada en esa silla de ruedas con los dolores de su operación.

De todo corazón espero que aquellos que trabajan en hospitales, sobre todo en maternidad, UCI y neonatología, comiencen a tratar mejor a las personas, especialmente cuando ven partir a su bebé. Me encantaría que nos hicieran sentir que nuestra pérdida significa algo. ¿Cómo se sentirían ellos, con su bebé muerto en sus brazos?. Se que es un largo camino por recorrer, pero páginas como Mirar al Cielo, el grupo de apoyo a padres en duelo que coordina mi esposa Del Dolor Al Amor, y todas estas instancias, nos ayudan a crear conciencia y a esperar que quienes lamentablemente vivirán una situación similar en el futuro, encuentren todo lo que nosotros no pudimos encontrar.

 

Jay Sheridan, papá del hermoso Tommy Thomas

DSC09798

41 comentarios en “Trato hospitalario, la mirada de un papá

  1. En México en los hospitales de seguridad social tampoco dejan a los padres entrar al parto, ni acompañarte más que sólo en horas de visita las cuales son 2 por la mañana y 2 por la tarde. En tu relato sentí tu dolor y me hiciste recordar el mío.

    Un abrazo Papi de Tommy

    Me gusta

    • Soy Pediatra en el Hospital de Osorno y he trabajado en Hospitales de Santiago y de Concepcion, todos del sistema publico de salud de Chile. Trabajo ademas en la UCI Neonatologica y no es efectivo que los padres no pueden entrar a las cesareas en los hospitales publicos en Chile. Me ha tocado verlos en las cesareas en cada una de las que he atendido en todos los hospitales en los que he trabajado, igual que se hace en las clinicas privadas. Y cuando ocurre un suceso tan terrible como la muerte de un niño, los padres pueden quedarse junto al bebe en la misma unidad, los dos juntos, y sostenerlo el tiempo que sea necesario.
      La verdad siento mucho la perdida de su hijo y la mala experiencia que les toco vivir.
      El motivo de este comentario es no generalizar a todo el sistema publico, por lo que seria bueno saber cual fue el hospital q no le permitio entrar al parto ni sostener a su hijo. Asi quizas se podrian hacer gestiones para cambiar esta situacion.

      Me gusta

      • Pues yo soy la mamá del bebé que falleció, en ninguna parte dice que no nos dejaron sostener a nuestro hijo, lo hicieron pero por breves momentos antes de llevárselo. Estuve hospitalizada en dos hospitales públicos, el Herminda Martin de Chillán y el Guillermo Grant Benavente de Concepción, en ambos nos instruyeron de que el protocolo de los hospitales públicos era NO dejar entrar a los padres a las cesáreas, solo a los partos naturales. Por el tiempo que pasé hospitalizada comprobé que en ambos hospitales era así. El comentario de mi esposo va ligado a lo que ellos mismos nos dijeron, no se si como forma de defenderse, por lo que también sugiero pedirle a sus mismos colegas no hacer mala fama del sistema público si efectivamente no es así. Por último, el relato de mi esposo es solo el 15% de lo que debimos pasar, el trato indigno, el que después de que muriera mi hijo se acercara una matrona y me dijera “ya mamita, ya se murió la guagüita asi que vaya a acostarse” y tantas cosas mas que guardamos en el alma, no se las deseo ni a usted srta/sra Natalia, ni a nadie

        Me gusta

      • Ahora me gustaría preguntarle, ya que usted ha trabajado en UCI Neonatológica… no se supone que cuando un niño/bebé esta enfermo, y se sabe que va a morir, se les permite a los padres ir a verlo o acompañarlo? Especialmente si la madre se encuentra un piso mas abajo? Porque en mi caso me negaron todo el tiempo ir a verlo, y cuando por fin llegó una mujer en medio de la noche, gritando y retándome porque no había ido a conocer a mi hijo, las matronas se negaron a llevarme puesto que era de noche, y tuve que esperar que mi esposo llegara por sus medios al hospital y me subiera en silla de ruedas al 5to piso. Solo alcancé a cruzar la puerta, y la máquina sonó….

        Me gusta

      • Sra Andrea, junto con lamentar su pérdida. Le cuento que trabajo con la doctora Rivera en la UCI Neonatal. Como enfermeras nos preocupamos de que los padres estén presentes la mayor parte del tiempo así como de que estén en constantemente informados del estado de sus hijos. Así como permitirles orientación religiosa y psicológica. Cuando un bebé está grave o hay cambios importantes en su estado general, avisamos a los padres independiente de la hora (en la noche usamos nuestros teléfonos personales para ello) y nos comunicamos con maternidad para que bajen a la mamita, siempre y cuando no esté comprometida su salud.
        Lamento mucho el trato que ha recibido, son momentos muy dolorosos y delicados, que agravan lo que estamos sintiendo cuando más necesitamos cariño, apoyo y comprensión.
        Un abrazo grande, Natalia

        Me gusta

      • Andrea Fernandez- sheridan:
        lamento la perdida de su hijo, pero créame que aun habemos personas que somos empaticas y hay cosas que no podemos hacer como dejar pasar a mas personas que los padres, pero si algo no anda bien, uno sabe que puede hacer vista gorda y permitir ciertas cosas, ademas en donde trabajo en UCI pediátrica también trabajamos con recién nacidos y los padres pueden estar todo el día… en la noche solo se puede quedar una persona, para favorecer el sueño de los otros niños, les pedimos que salgan solo para procedimientos por que muchas veces es muy fuerte ver ciertos procedimientos y tratamos de mantener informados a los padres ante cualquier cambio y por lo mismo tratamos de usar palabras simples… (al menos yo), es verdad nos acostumbramos al dolor , pero no por eso no sentimos su dolor…
        me apena saber que no pudieron estar mayor tiempo con su hijo, cuando esta comprobado que el estar en contacto piel con piel… mejora
        tengo impotencia al leer su relato… impotencia de ver que su perdida pudo haber tenido una impresión de los prefesionales de salud

        Me gusta

      • Srta Natalia Barraza, le agradezco profundamente su comentario lleno de comprensión y empatía. Lamentablemente en nuestro caso no se nos otrogó ni apoyo religioso ni psicológico (somos de Chillán, y antes de dejar el hospital de Concepción con nuestro hijo muerto en un cajón, fue la piscóloga del Chile Crece Contigo a decirme que cuando llegara a Chillán buscara psicólogo en mi consultorio, y que ella escribiría un mail para que me atendieran allá, cosa que jamás hizo), y nos avisaron del estado de mi hijo cuando ya no había mas que hacer. Mi esposo para poder entrar esa noche tuvo que correr cuadras entre la entrada principal y la entrada de visitas, ya que los guardias de ambas entradas se “tiraban la pelota” unos con otros en vez de llamar a neo por radio y comprobar que, efectivamente, su hijo estaba muriendo. Luego de dejarnos estar aproximadamente media hora con mi hijo en una salita pequeña, se lo llevaron, sin indicarnos o recomendarnos hacer nada. No dejaron que mi hermana que llegó de Chillán de madrugada lo fuera a vestir para evitar vestirlo en las condiciones que creo, imagina nos tocó hacerlo. Estamos hablando de un bebé, un pequeñito bebé, y con el dolor de mi corazón mientras me arrastraba gritando en ese pasillo, una matrona se acercó a mi a decirme “ya mamita, ya se murió la guagüita asi que vaya a acostarse”. Luego de eso, al negarme y permanecer toda la noche sentada en el pasillo en la silla de ruedas, puesto que no quería estar sin mi esposo, me obligaron a entrar a la pieza y la técnico me hizo el aseo con agua helada a finales de Mayo, con el frio que hacía, solo porque no me quise ir a acostar. Insisto, el relato de mi esposo no cubre ni siquiera el 15% de lo que vivimos. Por lo tanto, agradezco su empatía y ese abrazo cálido que nos envía. Uno de vuelta para usted

        Me gusta

      • Hace ya muchos años , parí sola con mis dos hijos fue igual, están vivos pero el trato no ha cambiado . La mujer es una “parturienta” el parto es “distósico o eutósico” ….No ha cambiado nada, El milagro de la vida y la muerte, el amor como fuerza de vida , la empatía como la mejor medicina y la confianza en los padres,……aún no es conocida por nuestros “servicios de enfermedad”. Perdón por este país ,que involuciona en humanidad

        Me gusta

  2. La mayoría de las personas que .trabajan en estos centros no lo hacen por vocación..lo hacen por tener un trabajo estable no tienen .nada de humanidad..ni conciencia..pero tienen un salario seguro y también una pensión .o jubilación a costa del sufrimiento de los pacientes y familiares

    Me gusta

    • Jesus Daniel Ureta Vilches eso no es así!!! puede haber gente que lo haga por eso, pero no nos metan a todos en el mismo saco!
      también trabajo en una uci pediátrica y no hay peor cosa que ver a un niño morir y ver como sus padres se desgarran el corazón gritando que ese sea la peor pesadilla de su vida…y que los despierten!
      comprendan que trabajar 12, 13 y hasta 14 hrs,,, tratando de hacer lo humana e inahumanamente posible paa ayudarlo a vivir! es desgastante para cualquiera incluso para personas que trabajan 24 hrs y mas, dejando de lado a sus familias para cuidar a los hijos de otros!, amo mi trabajo y no lo cambiaría, pero no hable mierdas de los que trabajamos en salud, si ud no sabe lo que es eso no diga estupideces sin razón!

      Me gusta

      • Romina quizás tú haces la diferencia y bien por ti, que bueno que aun queden funcionarios sensibles ante el dolor ajeno. Lo que es yo, estuve en dos hospitales y no encontré ninguno, ni siquiera cuando mi hijo murió sin siquiera haberlo conocido. Tomé a muy hijo en mis brazos cuando estaba muerto, no pude ver sus manos, sus pies, su pecho… Solo porque las personas de los dos turnos se negaron a llevarme a la UCI. De corazon espero nunca vivas algo así 😔

        Me gusta

    • yo pienso que es el echo de convivir diariamente con la muerte… son personas, se que igual sufren… pero no se pueden involucrar mas aya que profesionalmente… las ordenes y restricciones vienen de mas arriba… no de las matronas, enfermeras ni técnicas, ellas solo cumplen su labor… mi caso fue bastante similar, solo que yo tuve la bendición que mi hijo en ese momento critico saco sus fuerzas y siguió adelante y durante todo su proceso vimos y sentimos el apoyo de esa gente que trataba con el diariamente y su compromiso con mi pequeño (hablo de matronas, enfermeras y técnicas) distinto es el caso de los doctores y especialistas, pero creo que su frialdad se debe a eso… muchas veces las noticias son tan malas que no existe forma de suavizarlas… (no estoy justificando a nadie por que así como vi profesionales “humanos” también vi la inhumanidad echa persona) solo digo que hay de todo…

      Me gusta

  3. papa de tommy y mama los entiendo como si fue apenas ayer cuando perdi mi bb no dejaron q mi esposo tuviese alli ni viendo que se complco mi parto cuando nacio quedo hospitalizada luego de unos dias la trage a casa para por desgracia yevarla el dia siguient casi muerta jamas encontraron el por q murio solo no veian nada no permitian a mi esposo estar conmigo y la bb solo hay una visita es a las 1 de la tarde y termina a las 2 mi bb y yo fuimos trasladadas en la hambulancia a la capital Panama y no permitieron q nadie me acompañara en la hambulancia al yegar alla tenia w permanecer fuera d la sala y mi bb dentro recuerdo yege a las 3 de la madrugada no avia hambulancia y m digeron q tenia q buscar un lugar para quedarme q alli no podia q el refugio q tenian solo era para gente del interior amaneci tirada en un piso d una escalera alli por cualquier cosa que pasara no queria moverme y estava sin donde ir amanecio y en la visita a las 10 de la mañana fue duro hablar con el doctor y que me digera que no encontravan nada no savian que darle no veian nada ni el natologo radiologo pediatra q ivan a buscar un sirujano para que la abriera aver si veian algo derepent my bb empeso a desangrarse y a rebntarse como por dentro me digeron friamente q llamara a mi esposo q mi bb estava muriendo y q me quedara alli que ya iva fallecer osea tan normal para ellos y tan impotente para mi te en tiendo compañero de dolor aun cierro mis ojos y entiendo esos momentos en blanco que hablas pero sobre todo vivir ese dolor junto a mi bb que me apretava el dedo y me mirava despidiendose las maquinas pitavan como locas te juro no se los deseo a nadie joeliz my muñequita linda te amo my amor eterno no e podido superar perderte 24-10-13 /1-11-13

    Me gusta

  4. Viví exactamente lo mismo que ustedes. Después de 5 años no logró entender la poca enpatía y la deshumanización de las personas que trabajan en aquellas unidades. Recuerdo como sí fuera hoy las únicas palabras que nos dijeron por días “sus hijas están estables dentro de su gravedad” nadie da mayor información que aquellas que sin duda en el fondo no dicen nada. Espero que se logré humanizar a toda esta gente que se burla del dolor ajeno.
    Saludos!

    Me gusta

  5. realmente es doloroso lo que viviste,soy una persona que tiene 76 años,el dolor siempre va estar,pero la vida te da revancha,tendrás otros hijos,y sabrás que tommy los estaráalla en el cielo,un abrazo
    cuidando

    Me gusta

  6. Hola! Mi nombre es Melisa. Viví una experiencia similar. ..tuve gemelos prematuros y uno de ellos, Marco, falleció a los 20 días de vida. El estaba muy mal sus últimos días y tuve que aclarar que no quería que lo invadieron u inecesariamente, lo cual desató una serie de comentarios como “nosotros no vamos a dejar de darle de comer ni desconectarlo” como si yo les estaría diciendo que maten a mi bebe!! Y soy médica además, por lo que sabía lo que estaba diciendo exactamente! Horrible…ademas durante los siguientes dos meses que pasamos en el mismo lugar día tras día acompañando a Tomi (si, mi sol se llama igual que el tuyo) me preguntaban por que lloraba!! Jamás me hablaron de mi otro hijo..como si no hubiese existido. Con los otros papas de la neo formamos un grupo de apoyo para quienes tienen que atravesar lo mismo para que no sufran más de lo que ya estan sufriendo. Gracias por tu relato.

    Me gusta

  7. Me ha sido muy doloroso saber como fueron tratados en esos momentos de gran dolor, la falta de empatia y consideración es algo que se tiene o no se tiene, ciertamente hay lineamientos deshumanizantes en nuestros hospitales, pero el mínimo de consideración tiene que haber en el personal que trata con el dolor. Esperemos que se vaya cambiando la conciencia. Tuve una experiencia muy diferente en un Hospital de Atlanta, cuando mi hija perdió a su bebe, nuestro dolor fue muy grande pero el apoyo inimaginable del personal, fue rocío en nuestra alma. Espero que Dios les de oportunidad de tener hijos. Bendiciones.

    Me gusta

  8. Leer esto me hizo llorar talvez no se que es perder un hij@ porque gracias ah Dios la mía está viva pero el solo imaginar que es que tu hijo que esperas con todo el amor se muere es lo peor..
    El personal médico aveces no entiende que ellos pueden pasar por eso ellos no sabe la impotencia que siente uno en esos momentos porque ellos no se preocupan aveces creen que eso ya pasó una caso atendido ya no se pudo hacer nada y ya listo ay quedo
    Aquí en Costa Rica el papá si entra al parto y les dan el permiso de estar con la mamá después de la cesárea en la sala u dormir con ella..!!
    Y Tommy es un ángel de Dios un ángel que los cuida…

    Me gusta

  9. yo vivi lo mismo hace dos años en el hospital de la católica, cuando perdi a mi hija fueron muy poco considerados con mi dolor , y me dieron la noticia de una manera muy violenta y dolorosa con cero tacto, las personas que trabajan ahí se vuelven automatas , para ellos somos números no personas, lamento mucho tu perdida y se lo que sientes papa de tommy

    Me gusta

  10. Hola soy Karla de Sinaloa Mexico, he leido sus historias y cada una me ha sido dolorosas porque me recuerdan por la situacion que pase, casi a los 7 meses y medio me detectaron diabetes gestacional por lo q mi embarazo no podia llegar a su fase terminal tenian que sacarme a la bb mas tardar 38 semanas, cuando tenia 37 se me subio la presion y me hospitalizaron inmediatamente ya tenia 6 dias y aun no me sacaban a la bb para dejarla una semana mas pero mi tiempo se acortaba debido q me inyectaba insulina pero aveces me daba un bajon y me daba hipoglusemia, ese dia me llevaron hacerme un ultrasonido y vieron que la bb tenia mucha agua y decidieron bajarme hacerme cesarea pero tenia hipoglusemia muy baja el azucar por lo q me inyectaron suero glucosado para estabilizarmela y me explicaron los riesgos que ocasionaria en mi bb que podria fallecer de un minuto a otro y me lo dijeron asi tan frio como si fuera cualquier cosa recuerdo mis nervios y mi miedo! comenzaron la operacion y me durmieron porque pusieron mucha anestecia, total desperte cuando ya me habian sacado la bb y ya me estan hacien do el salpingo, pero no me llevaban a mi bb y yo pregunte 3 veces y solo decian ya te la traeran pero nada hasta q me pasaron a recuperacion y nada!! hasya mucho tiempo despues la llevaron y me tranquilice pero no me dijeron nada! total me subieron a piso y la bb durmio conmigo lo qque quedaba de noche pero ala mañana siguiente mi bb de la nada se puso morada y el doctor de suerte esyaba aun lado y le pegaba en la espalda pero ella segiia morad la y le dije la bb no se esta ahogando y corrieron a neonatos mi bb no podia respirar y yo no podia hacer nada no me podia mover mi hermana y cuñada la llevaron y alli se quedo!! no me dejaron entrar hasta dos dias ya que me quitaran los sueros me dijeron q se le bajo el azucar solo eso! pero en realidad a mi familia le habian dicho que la bb no podia respirar y q no le daban esperanzas de vivir, alli permanecio por una semana y yo en observacion por la glucosa solo me dejaban verla unas horitas al dia!! yo sali y ella se quedo no me la dieron pero gracias a Dios se recupero y me la entregaron!! sana y salva!! mi familia opto por no decirme lo q los medicos dijeron en cua to nacio pero hace poco lo supe y mi corazon se partio en Dios en solo pensar lo que hubiera pasado llore inconsolablemente hasta que me dijo mi esposo tranquila ya paso y la bb esta aqui sanita!! Dios es grande y le doy gracias todos los dia por mi bb y deseo que les de fortaleza y resignacion solo ninca pierdan la fe!! saludos!!

    Me gusta

  11. Se lo que se siente una impotencia en que no te dicen nada. Estos padres se sienten frustrados con tanta negación por parte del hospital. Soy estudiante de enfermería casi por graduarme y se lo que es por mi parte donde yo soy trataré como enfermera de hacer todo lo posible para que donde este no le pase a ningún padre de familia y ayudar en lo que uno pueda. Me da mucho dolor lo que pasó con estos padres y el bebé.

    Me gusta

  12. es una pena que en servicios públicos la gente no tenga vocación al parecer con los años de experiencia el corazón se va poniendo duro, hay tanta gente con vocación al prójimo…DEN TRABAJO A ESA GENTE…basta ya de personas que no lo tienen…mis saludos y mi abrazo fraterno a la familia de tommy thomas

    Me gusta

  13. Cuanto dolor…. Llore con tu relato. Aca en Argentina. Vivo en la provincia de Río Negro y tuve tres varoncitos los tres por cesárea. Aca son re humanos por lo menos a mi me tocaron excelentes personas. Dos de mis hijos nacieron en El Bolsón y el ultimo en Viedma (capital de la provincia) todos por cesáreas en hospitales públicos y aca no dejan entrar al padre xq si el padre se impresiona y se desmaya,golpea su cabeza al caer y hay tres personas q atender. A la madre, al recién nacido y al padre q se impresionó. Por esa razón no dejan entrar a los padres en la cesárea. Ademas q es diferente es horrible la cesárea. Te cortan para traer vida a este mundo. Dios no le deseo a nadie un parto por cesárea

    Me gusta

  14. Padres de Tommy, soy personal de salud y no saben cuanto me averguenza que aún existan este tipo de situaciones en una etapa tan dolorosa como lo es el duelo. En algún momento y lugar, antes de pertenecer a salud, tuve a mi hijo en un hospital público y sentí la violencia obstetrica, el está bien, pero aún no logro entender porque tuve que pasar tan dolorosa y humillada por ese proceso. Es tonto cegarse a una realidad existente, se que no es generalizable porque muchos no dejan que estan conductas se repitan. Sé claramente que son recuerdos que no se borran, lamento tanto lo que tuvieron que vivir. Solo me queda desearles que encuentren calma y consuelo y decirles que si existe personal que aporta para que esto no suceda.

    Me gusta

  15. La atención pública en Chile es simplemente indigna, acá en Quillota los padres no pueden entrar al parto sea natural o cesárea , les da lo mismo lo que sienta la gente…

    Me gusta

    • Gracias Rita por compartirnos este dato, ya que una doctora nos comentó aquí mismo que no era efectivo que los padres no podían entrar a la cesáreas!

      Me gusta

  16. Lamentablemente tu caso no es un hecho aislado, ellos son personas que perdieron el amor por lo que hacen y ahora solo están ahí para cumple su función… Cuando perdí a mi primer hijo fue muy parecido, me trataron horrible, como si fuera un animal que perdió una cría, querían rasparme sin siquiera preguntarme, ellos querían decidir por mi, pero no se los permití, yo sabia que mi cuerpo era capaz solo…
    Lo que pasaste el otro caso de violencia obstetrica, y si no me equivoco, según lo que estuve leyendo hace unos días, existe un proyecto de ley, en el que sancionarían este tipo de conductas.
    Lamentable tu perdida, mucha fuerza y que Dios este con ustedes!!!!

    Me gusta

  17. Natalia sinceramente bien por ti que hagas bien tu pega pero no se que pretendes defendiendo al sistema público de este país si es nuestra peor vergüenza al igual que la delincuencia, nada mas que decir con respecto a eso. Andrea no sabes lo triste que me puso tu historia todos los días doy gracias por poder atenderme en el sistema privado porque historias como la tuya se repiten a diario, son crueles, fríos y la palabra empatía no existe en su vocabulario. Te mando un abrazo y espero que con tu marido puedan salir adelante de la peor experiencia vivida, no hay nada tan delicado como un hijo y eso lo sabe todo el mundo no es excusa que estas enfermeras matronas y doctores convivan con la muerte constantemente actuar así, al contrario debieran ser más consciente de un dolor tan grande! Muchos besos y rezare por tu familia.

    Me gusta

  18. Siento mucho lo que les ocurrió. Nada ni nadie puede justificar un trato tan inhumano, algo completamente alejado de la supuesta labor que debiesen ejercer los funcionario públicos y el sistema de salud en una situación como la que ustedes vivieron. Me violenta enormemente que a pesar de que pasen los años no se superen estas “excepciones”, como algunos insisten en llamarlas, que derivan en un maltrato psicológico hacia los pacientes que ya se encuentras vulnerables con sus propias tristezas. Espero encuentren paz y nunca olviden el hermoso regalo de haber sido y ser para siempre los padres Tommy.

    Un abrazo

    Me gusta

  19. Andrea…. la salud publica es pesima creo q es a nivel mundial… t hablo x mi experiencia en Ecuador… fue a la maternidad Sotomayor “en teoria la mejor del pais” “la mas especializada” ” la que cuenta con todo moderno para los bebe” y sin embargo como estan todos los dias trayendo al mundo a los bebes para ellos solo son parte de las estadisticas… y si viven o mueren les da lo mismo…. t nombraria a cada persona que me trato o mejor dicho q me maltrato en esa “carniceria humana” donde desde q me hicieron una cesaria de emergencia es horrible y chueca… donde cuando me hicieron el tacto ellos me rompieron la fuente y dijeron esto es un aborto… donde cuando lo dijeron empece a gritar xq era mi hijo el q estaba d x medio una emfermera de unos 60 años (se considera q x la edad es una linda persona) me dijo xq lloras??? si de aqui a mañna t hacen otro hijo y todo solucionado…. donde la doctora q me hizo la cesaria me dijo q mi hijo no era compatible con la vida y no me lo dijo mirandome sino clavada en su celular chateando y riendose x lo q leia… donde me desperto ella para decirme q mi hijo habia muerte mientras q antes de la cesaria vio como yo lloraba y le suplicaba q salven a mi hijito… no hay NOMBRE PARA ESTAS PERSONAS xq si bien es cierto en ese lugar atienden bien es a las personas q van al privado….en este año y casi % meses he conocido millon historias de padres como nosotros y de esasa muchas personas poquisisisimas han sido las bien atendidas… he aprendido que los protocolos son una tomteria y los hacen valer cuando les da la gana… ellos no ven ni palpan el dolor de nosotros xq no les representamos un valor economico,… al fin y al cabo ellos cobran su mensualidad y eso es lo importante…. si alguien se siente aludido q pena… pero nadie q no haya vivido y caminado con nuestros zapatos jamas entendera lo q se vive… el dolor nadie lo quita pero la empatia y simpatia si marcan la diferencia

    Me gusta

  20. Hola he leído casi todos los comentarios y entiendo que dicen que hay muchos que no tienen empatía con el dolor, tengo una prima que es enfermera y esta en la UCI neonatal, me comento que al principio es muy doloroso estar ahí, pues ella es especialista cirujana pero al estar en una neonatal es completamente diferente, debes tener mas precauciones con los pequeños pues sus dosis son pequeñísimas al igual que cuando tienen que reanimarlos etc. Me comentó que no es que no les duela pero no pueden involucrarse en cada caso, pues si lo hacen no podrían hacer su trabajo debidamente, hay personas que si son muy frías al hablar pues para ellos la muerte es algo natural como debería serlo para todos pero la diferencia es que es nuestra familia, nuestros hijos, nuestro dolor, no el de ellos, a mi me tocaron de las dos personas en el hospital, el doctor jefe de piso que fue tan frío, tan… no tengo palabras de describirlo, pues sus palabras eran como si salieran de una película, así es como se sentían esas escenas que viví, pero también como salida de una película una doctora muy amable que me dijo algo ” será parto normal, no te hare una herida innecesaria” me explico muchas cosas, al igual que la genetista, las enfermeras, hasta las compañeras del cuarto, las tres nos prepararon para parir ese día pero ellas tenían latido en sus hijos, en mi hija ya no había el latido y fue como si soñara como si me perdiera y me hubieran cambiado el chip. Solo fui un robot mientras estuve ahí.

    El dolor aun es inimaginable, desgarrador, y a veces me molesta ver tanta felicidad de otras personas a mi al rededor, mi misma familia, ser tan feliz con sus pequeños, pero fue una pequeña misma la que me da amor y valor para seguir, mi sobrina a la que adoro, pero que me recuerda tanto a mi hija que es un amor doloroso.

    Saludos papis de Tommy espero podamos encontrar algo de paz en todos nuestros escritos porque consuelo y resignación creo que no lo encontraré nunca.

    Me gusta

  21. yo tuve a mi primer bebe en la maternidad martin de rosario santa fe y si es una maternidad publica y dejaron estar a mi esposo en el parto y mi segundo bebe en un sanatorio privado y como no pagamos el plus k nos pedian no lo dejaron gracias a dios en rosario tenemos buenos hospitales publico k te d
    an contencion soy juana

    Me gusta

  22. Soy enfermero del Hospital Hernán Henríquez de Temuco (público) Hace años el hospital se declaró “Hospital Amigo” está protocolizado el acompañamiento de 24 horas para el padre y la madre en unidades críticas pediatricas, de la misma forma la Neonatología cuenta con un protocolo de duelo que permite afrontar de la mejor manera posible el acontecimiento catastrófico para la familia y el equipo, que sin duda también sufre un duelo propio cada paciente que no logra sobrevivir. Espero que cada día vayamos mejorando en la calidad de atención y el trato humanizado para que no se repitan situaciones como las que les tocó vivir. Un abrazo.

    Me gusta

    • Gracias Carlos por compartir eso con nosotros! Ojalá tus palabras se escuchen y pueda lograrse lo que pasa en el hospital de Temuco. Sin duda sería un gran paso para ayudar en el camino del duelo. Un abrazo de vuelta, y gracias por tu empatía

      Me gusta

  23. que fuerte !!! mucha luz para los dos …..Soy de Uruguay acá es ley que el papa entre tanto si es parto normal como si es cesárea , la madre tiene total derecho a estar siempre acompañada x una persona el Papa o quien ella quiera , el bebe también si necesita cuidados de neo tanto la mama como el papa pueden estar a su lado todo el tiempo .NINGÚN MEDICO puede negarse ni pedirle al papa o la mama que salgan y a mi parecer es el derecho del niño siempre estar acompañado . besos y fuerza !

    Me gusta

  24. hola e leído atenta todos los comentarios, por supuesto lamento lo sucedido en el caso de los papàs de Tommy, quiero que sepan que no defiendo a nadie, pero si me queda claro que el problema son las personas (médicos, auxiliares, matronas etc) que se creen lo máximo y hacen mal su pega, yo tengo 2 hijas las dos nacidas en hospitales PUBLICOS, una cesárea en el hospital de COYHAIQUE y la otra parto normal en el hospital de TEMUCO, en los dos casos mi marido pudo entrar a los partos y por nuestro sistema de salud no pagamos nada, gracias a Dios mi experiencia fue buena, viéndolo positivamente, lo importante y lo que aprendí es que si a uno lo tratan mal no basta con decir las cosas al aire, es importantisimo dejar reclamos por escrito al hospital en cuestion. un abrazo a todos y tranquilidad en sus corazones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s