Trato hospitalario: la historia de Marta

El mismo día que supe la noticia de Marta ingresé a las 18 de la tarde  en el hospital para provocar el parto. Ahí empezaba la peor pesadilla de mi vida. Me pusieron Citotec vía vaginal, 6 pastillas y me mandaron a la habitación. A las 21 me volvieron a subir a mirarme y me dijeron que me iban a dejar en los boxes (al lado de donde se va a parir). Se lo pensaron mejor y al final más pastillas vía vaginal y de vuelta a la habitación. Me dijeron: – Te dejaremos hasta mañana, tranquila –.

A las 3 de la mañana viene a buscarme el celador y me dice: – Nada chica, que no te van dejar tranquila, lo siento – y otra vez para arriba. Sobre esa hora empecé a sangrar mucho y comenzaron las contracciones. La enfermera me dijo que al ir al lavabo podía salir el bebé y perderse por el lavabo, que no me preocupara, no pasaba nada… fue horrible, jamás olvidaré ese comentario.

A partir de aquí el trato fue a peor, tactos cada poco tiempo, muchos más que con Lluna que solo recuerdo un par. Yo pedía la epidural, lo que único que conseguí fue paracetamol.  La epidural me la iban retrasando. Sin ella puesta me pusieron oxitocina y comprobé en directo lo que había oído muchas veces, que las contracciones duelen más con esa sustancia sintética metida en el cuerpo, cierto.

Ya eran las 9 de la mañana, un horror, ya doce horas con dolores. Casi nada de dilatación. A esa hora llegó otro médico y me dijo: – Pasamos al paritorio – yo ilusa pensé, al fin me ponen la epidural. Otro tacto, igual, 2 cms. solo… baja de la camilla de quirófano porque no era paritario, era donde hacen las cesáreas, un sitio horrible, frío ( espero que en otros hospitales sea distinto porque a mi no me gustó nada estar allí ). Después me cambiaron a un paritorio de verdad;  bueno, fui andando y dejando el rastro de sangre porque no me dejaron ponerme ni las braguitas con una compresa, era traumático todo pero aún no había llegado la peor parte.

En el paritorio me pusieron la epidural, la chica que me la puso, la persona más borde que he conocido. Empezó a chillarme que me estuviera quieta, temblaba porque estaba llorando, y la persona en cuestión sabía lo que había, mínimo un poco de empatía y decir las cosas de otra forma. Se que hay que estar super quieta pero también entiendo que en ese momento es angustioso y no puedes hablar así a nadie.

A las vías que ya llevaba puestas añadieron otras, no sé de qué la verdad. Ahí me dejaron sola, sola sin mi pareja ni enfermera ni nadie, la puerta abierta y recuerdo que mínimo vi tres chicas salir con sus bebés en brazos de otros paritorios, no lo sé, seguro quizás fueron más. Fue tortura psicológica en toda regla.

Recuerdo empece a chillar como una loca que cerraran la puerta. Entonces apareció una enfermera, me preguntó que si quería estar con mi pareja.  ¿Tras dos horas ahora lo preguntas? -pensé- , si en un parto feliz quieres estar con ella, en uno que ya sabes que no hay vida, aun más. Vino mi pareja a los 15 minutos, lo echaron porque decidieron era hora de que Marta naciera.

Me pusieron una mascara de oxígeno, una cosa para controlar mi pulso y otra los latidos. Estaba llena de cables y de aparatos, la que llevaba dentro estaba muerta pero parecía que la que me iba detrás con tanta cosa puesta era yo. Fue desagradable, y ahora visto desde la distancia del tiempo creo que exagerado.

El médico con unas palas me abrió un poco, empujé y noté como salia Marta pero no me dejó expulsarla yo sola, me la arrebató, esa sensación de sentir como tiraba de ella y se la llevaba nunca la olvidaré. Todo lo contrario de Ona que fue mágico, a pesar de las dos estar sin vida. Esa sensación es horripilante.  Con la placenta fue legrado pero legrado complicado porque se le rompió la placenta y así me dejo el útero de dolorido. Me estuvo doliendo varios meses.

Mi embarazo de Marta fue precioso y fui súper feliz, el parto fue un horror, no porque estuviera muerta, es lo que me da mas rabia, sino por el trato recibido. Espero y deseo que algún día a nadie lo traten así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s