Cristóbal Felipe

Cristóbal Felipe, ojos color aceituna. Mirada profunda, como un sabio que ha vivido cien años. Naciste un día viernes, un par de días antes de lo presupuestado; pues tantas eran tus ansias de venir al mundo que no te aguantaste ni un segundo mas dentro de ese cálido vientre que te acogió durante 36 semanas. Inmediatamente comenzaste con tu misión de amor, esa que duró 18 días en el plano terrenal, pero que ha seguido creciendo durante todo este tiempo, gracias a la tenacidad de tu madre.

Tu amigo Tommy Thomas recién había emprendido el vuelo, y algo en el corazón herido de tu mamita, que miraba con ojos tristes como los días se agolpaban uno a uno en el calendario, anunciando que se acercaba tu primer cumpleaños, hizo que me contactara, aún sin saber como iba a reaccionar.

Y así empezó todo, una amistad pactada en muchas vidas anteriores, forjada en el cielo y traída a la tierra gracias a ti.

Cristóbal Felipe, pequeño astronauta, despegaste tu nave para llevar contigo historias de amor absoluto, de dolores convertidos en sonrisas, de madres tristes llenas de empatía, que podían alcanzar la luna si así se lo proponían.  Le enseñaste a tu madre que era mas fuerte de lo que ella misma creía, la ayudaste a ayudar, a acompañar el camino de otros, siempre con tu mirada atenta, siempre bajo tu supervisión. Siempre con tu mirada de sabio, que ha vivido cien años.

Te fuiste con honores, con un corazón especial; tan especial como lo eres tú. Te fuiste con honores, pero te quedaste con fuerza en cada rincón, en cada espacio, en cada momento de la vida de mamá.

Cristóbal Felipe, ojos color aceituna, hoy que cumples dos años pequeño gigante, te dedico mis palabras y te entrego mi corazón; como un homenaje a la hermosa labor que has llevado a cabo a través de la valiente mujer a la cual elegiste como madre. Con esa sabiduría que emana de tus ojos, supiste elegir a la mejor de todas. A la que enfrentaría sus propios miedos y desilusiones, por seguir siendo tu madre a pesar de la distancia. Elegiste a la mas dulce, a la mas cálida. ¡Y como no! si viste las mismas cualidades que vio tu papá y que lo hizo enamorarse perdidamente de ella.

La vida ha sido misteriosa, ha unido y separado sus caminos, pero tú llevas en tus manitos la llave que abre todas las puertas, que tiene todas las respuestas. Y aunque aún no las hayas develado, sabemos que pase lo que pase, tú guiarás y lo manejarás todo. Después de todo, eres un sabio, que ha vivido cien años.

Cristóbal Felipe, Crisito, Mon Chatoncito…

¡Feliz cumpleaños de aquí hasta donde tú estés! No te olvides de pasear a Tommy en tu nave, y surquen los cielos hasta el infinito y mas allá. Hoy día lo mas probable es que tu mamita se siente sola, hablándole a la luna, tratando de llegar a ti, con la esperanza de que estés al otro lado. Y tú, con tus señales, le confirmarás lo que por mucho tiempo ella ya ha sabido; que siempre lo has estado. 11200882_10206534831387195_7243587977862929194_n

Un comentario en “Cristóbal Felipe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s