Lactancia en duelo

Cuando me preparaba para recibir a Luna, que moriría antes de nacer, pensé qué querría hacer con la leche que dejaría en mi cuerpo. Sentí que sería nuestra última gran hazaña juntas, que sería lo que ella dejaba en mi cuerpo, lo que habíamos creado juntas.

Me gustaría compartir algunas de las cosas que pensaba hacer con nuestra leche.

  1. Regar. Quería regar una plantita, regar un arbolito, algo que plantara en su honor y memoria, regada con nuestra leche.
  2. Llevar conmigo. Pensaba hacerme una pequeña joya de recuerdo. Si enviás un poquito de leche, estas personas le ponen una resina y convierten esa gota de leche en recuerdo. http://beyondthewillowtree.tictail.com http://mommymilkcreations.com http://www.hollydaydesigns.com/milk-jewelry/
  3. Donar. Más que nada, quería donar la leche mía y de Luna. Para que otro bebé, un pequeño bebito que estuviera luchando por su vida, pudiera beneficiarse de nuestra leche. Para un bebé prematuro o enfermo, la leche de su propia madre, obviamente, es esencial. Pero si por alguna razón la mamá no puede dársela o no es suficiente, la segunda mejor opción es leche donada.

A veces hay mucho tabú, todavía, alrededor de la leche donada de mamás en duelo. Antes de emprender este proyecto de inmensa generosidad, sería lagrimas blancaspreferible asegurarse de que la leche donada será bienvenida en el banco de leche correspondiente. Estas llamadas o visitas para recoger información no siempre son fáciles; sugeriría que las mamás las hagan de la mano de una amiga o comadre que pueda darles apoyo moral o hablar en los momentos que se nos atraganten las lágrimas.

Estos son algunos de los cuidados para las mamás con pechos llenos de leche y con los brazos vacíos de bebé.

Estos son consejos generales. Las mamás que hayan vivido su lactancia en duelo de otra forma, lo que hayan hecho, estuvo perfecto. Lo más importante es nuestra verdad, seguir nuestro sentir…

A partir de la semana 16 aproximadamente, la mujer que ha vivido la muerte intrauterina de su hijo tendrá leche. Hay madres que habiendo muerto su bebé en la semana 11 o 12 de embarazo tienen leche igualmente, y mamás que habiendo muerto su bebé en el tercer trimestre de embarazo no tienen leche. Todas somos distintas, nuestros hijos son todos distintos.

  1. Una opción es tomar Dostinex (cabergolina). Esta pastilla tiene como objetivo inhibir la lactancia de forma farmacológica. Muchas veces, aún después de haberla tomado, la mujer tendrá leche.

Si la mujer está dando de mamar a un hermano mayor, es importante que recuerde que la cabergolina tiene riesgo alto según e-lactancia http://www.e-lactancia.org/marca/564. Muchas veces los médicos olvidan preguntar si la mujer está dando de mamar a otro hermano y recetan el Dostinex sin considerar su efecto en otro lactante.

  1. Si la mamá elige hacer una inhibición fisiológica de la lactancia, si elige de a poco ir haciendo que su cuerpo deje de fabricar leche sin medicación, notará que los pechos se le llenan, hasta chorrean leche. Es importante ir aliviando y descongestionando el pecho lo suficiente para no sentirlos tan llenos y tensos. Se puede hacer simplemente con la mano, ayudando a que salga la leche. Una vez que la leche deja de fluir con facilidad, se recomienda dejar de extraerla, para no estimular la producción de leche.
  2. El frío ayuda a calmar la inflamación y el dolor que produce tener los pechos tan llenos. Se pueden aplicar hojas de col (repollo) frías de la nevera, o pañitos fríos.
  3. No se recomienda vendar los pechos. Si bien muchos sanitarios todavía lo pautan, y si bien se hacía antes, no es una práctica recomendable. Vendar los pechos suele provocar mucho dolor. A cambio, es preferible dejar que la leche vaya saliendo, para descongestionar el pecho. Si se saca la suficiente cantidad de leche para sentir el pecho menos tenso y duro, esto ayudará a alivianar y a que poco a poco el cuerpo vaya entendiendo que no necesita que produzca leche. Es preferible que la mujer use un sujetador que le de buen soporte.
  4. En este momento, puede ser de gran ayuda contar con apoyo de otra mamá que lo haya vivido. Poder hablar con una comadre que también sintió el dolor y la desesperación de un cuerpo que no entiende que acá no hay bebé para mamar. Poder hablar con una mujer-madre que sabe lo que es estar rota, chorreando sangre, chorreando leche y llorando desconsolada. Como si el cuerpo entero se desarmara gota a gota, sin saber qué hacer sin bebé. Si no es una comadre en duelo, el abrazo de comprensión puede venir de una amiga, una madre y abuela, de la pareja, de alguien que por alguna razón nos entiende. En estos momentos necesitamos apoyo, aunque también necesitamos espacio para llorar y desarmarnos. Necesitamos gente que sepa estar cuando queremos y sepa desaparecer cuando queremos. El duelo es un trabajo durísimo. Y la lactancia en duelo es difícil para el cuerpo y el alma.

En la SMLM (Semana Mundial de Lactancia Materna) quiero saludar especialmente a las mamás de lactancias en duelo. Estas lactancias dolorosas y en solitario exigen mucho de nuestros cuerpos y almas. Nos inician en una maternidad en solitario. Gracias a mis comadres que tan hermosa y generosamente comparten sus historias.

Bibliografía:

Ver sección sobre Lactogénesis II (por La Liga de la Leche) : https://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/recursos/documents/epen_y_umamanita_-_guia_para_la_atencion_a_la_muerte_perinatal_y_neonatal.pdf

Cartel informativo (por Alba Pardó, IBCLC):

http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2015/04/18/xestion-do-leite-materno-no-caso-de-perda-perinatal

Artículo de Ma. Àngels Claramunt

http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2014/06/27/lagrimas-blancas

2 comentarios en “Lactancia en duelo

  1. Es una buenísima información Cheli, yo no sabia nada de esto, aun en este tiempo (s XXI) te vendan el pecho y no te dan mas informes, creo que deberíamos hacer mas conciencia sobre eso.
    Gracias Cheli, ahora ya tengo la información y podre compartirla con alguien necesitado, porque lo que fue a mi me toco a punta de prueba y error.

    Besos para Luna

    Me gusta

  2. Pingback: La lactancia tras la pérdida – Club de Mamas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s