“Cómo desbloquearme” |Una carta llena de luz para sanar juntas.

La siguiente carta proviene del libro “Tiny beautiful things” de Cheryl Strayed, escritora del libro en que se basó la película ganadora de un Oscar este año: Wild. Sugar, así se llama la escritora, tenía en 2010 una columna anónima de consejos en therumpus.net, a partir de allí es de donde surge este maravilloso y perfecto, perfecto libro…. hoy voy a traducir una de las cartas que aparecen porque creo que nos hará bien a todas leerlo. Con mucho cariño, aquí va;

***

105e4457274db2950abcd7dbe5cee754

“Cómo desbloquearme”

Querida Sugar,

Hace 18 meses, me quedé embarazada. En una decisión que sorprendió tanto a mi novio como a mí, decidimos quedarnos con el bebé. Aunque el embarazo no fue planeado, estábamos felices de convertirnos en padres. Este hijo era muy amado y querido.

Cuando estaba de 6 meses y medio, lo perdí. Desde entonces lucho hasta para levantarme de la cama. No ha pasado un sólo día en que no piense en la persona en que se habría convertido ese bebé. Era una nena. Tenía un nombre. Todos los días me levanto y pienso “mi hija hoy tendría 6 meses”, o “mi hija quizás hoy habría comenzado a gatear”, algunas veces todo lo que puedo pensar es en la palabra “hija” una y otra vez.

Por supuesto, parece ser que todos a mi alrededor están teniendo hijos y a donde quiera que voy veo bebés, así que tengo que forzarme a ser feliz por ellos y tragarme lo vacía que me siento por dentro. La verdad es que ya no siento mucho y sin embargo todo me duele. La mayoría de las personas en mi vida esperan que ya lo supere, como alguien me dijo “fue sólo un aborto”, así que a la par también me siento culpable de estar tan “bloqueada”, estando de duelo por un hijo que nunca fue cuando simplemente debería ya dejarlo ir o algo.

No hablo demasiado de esto, pretendo que nunca pasó. Voy a trabajar, me junto con mi gente, sonrío y actúo como si todo estuviera bien. Mi novio está siendo un gran soporte, aunque creo que no entiende lo mal que me siento. Quiere que nos casemos y que tengamos otro hijo. Cree que eso me animará, cuando no lo hace. A veces me dan ganas de golpearlo en la cara por no sentirse como yo me siento.

Y también… está el motivo por el cuál perdí a la bebé. En el Hospital mi Doctor dijo que no se sorprendía por mi pérdida ya que mi embarazo era de alto riesgo porque tenía sobrepeso. No fue nada fácil escuchar que la pérdida fue mi culpa. Una parte de mí piensa que el doctor fue un verdadero estúpido, pero otra parte piensa “quizás él tenía razón” y me mata pensar que fue mi culpa, que yo misma provoqué la pérdida. Algunas veces no puedo ni respirar por la culpa… Cuando salí del Hospital contraté a un entrenador personal y me puse a dieta, comencé a bajar de peso pero ahora estoy descontrolada, algunos días no como nada, algunos días como todo lo que veo y luego vomito. Me paso horas en el gimnasio caminando en la cinta hasta que ya no puedo ni levantar las piernas.

Mi familia piensa que estoy bien, Sugar, pero no hay nada más alejado de la verdad. Todo en lo que pienso es en lo jodida que estoy, siento que todo es más de lo que puedo soportar. Mi parte racional sabe que si no paro me haré daño, lo sé, pero simplemente no me importa. Y quiero que me importe, quiero saber cómo hacer para no sentirme tan culpable, cómo hacer para no sentir que maté a mi bebé.

Mi hija tenía un nombre. Era amada. Siento que soy la única a la que le importa. Luego siento que estoy de duelo por “solo un aborto” después de casi un año. Estoy bloqueada.

Lo mejor, bloqueada.

***

Querida bloqueada,

Siento mucho que tu bebita haya muerto. Lo siento muchísimo. Puedo sentir tu sufrimiento vibrar tras la pantalla de mi computadora. Esto es lo esperable. Es es como debe ser. Aunque vivimos en un tiempo y una cultura que trata de decirnos lo contrario, el sufrimiento es lo que pasa cuando cosas verdaderamente horribles nos suceden.

No escuches a aquellas personas que te dicen que ya deberías haber “superado” la pérdida de tu hija. Las personas que critican estas cosas probablemente nunca han tenido que superar demasiadas cosas… o al menos nada que sea genuinamente aplastante para el alma, torturador para la mente y que te cambie la vida para siempre. Algunas de esas personas creen que están siendo útiles al minimizar tu dolor. Otros se asustan ante la intensidad de tu pérdida y dicen cosas para alejarte de tu duelo. Muchas de esas personas te aman y merecen tu amor, pero no son las personas que te serán de apoyo cuando debas sanar el dolor de la partida de tu hija. Ellos viven en el planeta tierra. Vos vivís en el planeta mi bebé murió.

Y me parece que estás sola en ese planeta. No lo estás. Hay mujeres que están leyendo esto con lágrimas en los ojos. Hay mujeres que han pasado sus días repitiendo “hija, hija, hija” o “hijo, hijo, hijo” en silencio para ellas mismas. Mujeres que se atormentan en privado sobre las cosas que hicieron o no hicieron y que temen hayan provocado la muerte de sus bebés. Tenés que encontrar a esas mujeres. Ellas son tu tribu.

Y lo sé porque yo también he vivido en un par de planetas que no son planeta tierra. El increíble poder sanador que existe en el intercambio de palabras con una persona que ha pasado por lo mismo que uno y saben exactamente de qué estás hablando no debe ser subestimado.

Llama a tu Hospital local y averigua sobre grupos de apoyo, busca una comunidad on-line en donde puedas hablar sin tener que pretender absolutamente nada. Y para de pretender con tu dulce novio también. Decile que querés golpearlo en medio de la cara y explicale exactamente el por qué. Preguntale qué tiene para decir sobre la muerte de su hija y hacé lo mejor que puedas para escuchar su propia experiencia sin compararla con la tuya. También creo que deberías ver a un psicólogo, sola y con tu pareja también, un terapeuta te dará aire y te ayudará a comprender la complejidad del duelo que estás guardando dentro tuyo y te ayudará a manejar este dolor.

Así es como te desbloqueas, bloqueada. Buscas. No para que puedas alejarte de la hija que tanto has amado, sino para que puedas vivir una vida que es tuya y te pertenece, una que incluya el triste recuerdo de la pérdida de tu hija pero que no se vea definida por ello. La vida que eventualmente te lleve a un lugar en donde no solo puedas procesar el duelo de tu hija, sino que también puedas sentirte afortunada de haber tenido el privilegio de amarla. Ese lugar de verdadera sanación es un lugar feroz. Es un lugar gigante. Es un lugar lleno de mounstruosa belleza, oscuridad eterna pero lleno de luces brillantes. Tenés que trabajar muy, muy, muy duro para llegar allí, pero podés hacerlo. Sos una mujer que puede viajar así de lejos. Yo lo sé. Tu habilidad para viajar me es evidente en cada palabra de tu brillante y dolorosa carta.

Tuya, Sugar.

***

Link a amazon: http://www.amazon.com/Tiny-Beautiful-Things-Advice-Sugar/dp/0307949338

Facebook de la autora: https://www.facebook.com/CherylStrayed.Author?fref=ts

13 comentarios en ““Cómo desbloquearme” |Una carta llena de luz para sanar juntas.

  1. Preciosas palabras, claramente todas nos trasladamos a otro planeta, mientras el que creiamos nos daría la protección necesaria sigue su rumbo como si esa persona jamás hubiese existido, y que dolor existe al palpar esa cicatriz, al tener los brazos vacíos y al intentar colocar Un Corazón nuevo en un espacio del que fue arrancado de raíz… Abrazos a todas

    Le gusta a 1 persona

  2. Lindo documento, palabras precisas para quienes hemos perdido lo más preciado que Dios ha puesto en nuestras vidas; u hijo; en mi caso también una hija; y el sentimiento de culpa a veces estará por el sólo hecho de ser sus madres; incluso las propias lágrimas no son a veces suficientes para tanto dolor en el alma… La vida cambio para nosotras y será para siempre… Nuestros bebés se han llevado algo de nosotras… Y eso es reconfortante. Cariños a todas.

    Me gusta

  3. Tal cual! Que difícil es levantarte todos los días, el mundo gira y continua mientras yo sigo estática, BLOQUEADA, tenerlo y perderlo llevando con él una parte de mi alma

    Me gusta

  4. Pingback: Una carta para sanar: ¿Cómo me vuelvo humano de nuevo? | Mirar al cielo. revista on line.

  5. Asi es como yo me siento en realidad… Y trato de sobrevivir con los comentarios de la gente intentando decirme ya superarlo, fue mejor ahora y no después… Y muchas cosas mas que en realidad pienso y los veo como estúpidos al decirme eso…

    Me gusta

  6. Pingback: Reflexiones de la vida y duelo | Caricias al cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s