La verdad de los días malos #habloporqueimporta

Un día una buena amiga que espero algún día conocer dijo:

tenemos que sacar “flores de la caca” para poder seguir respirando pero hay días que no nos da la gana conformarnos y que solo queremos acá a nuestros hijos, no importa la enseñanza, ni el amor incondicional, ni le crecimiento…

Nos decimos que son ángeles que nos ven desde arriba, nos buscamos señales en todas partes y nos hacemos poesía la cruel realidad que nos toco vivir. Nuestros bebés murieron mucho antes de poder vivir o solo vivieron tan poco que a veces parece una pesadilla entender lo que paso, dudamos que esto en realidad nos haya pasado y sea parte de una película de horror. Nos tratamos de pintar bonita la vida para hacer más llevadero el dolor de no tener a nuestros hijos con nosotras.

Y en realidad eso nos funciona muy bien, pues la vida sigue y nosotros junto con ella aun que no queramos, aun que muchas veces nos cueste bastante.

Pero sin importar cuanto tiempo haya pasado siempre llega un día en el que la nubecita negra se posa en la cabeza, cuando un simple gesto o acción puede ser el detonante para que la tristeza llegue de golpe y sin avisar… los días malos, de esos pocas veces hablamos,  de los que no hablamos francamente de como son.  Esos días en los que no hay pluma blanca que valga ni poesía que nos ablande el alma, de ese tipo de días en que el sol no calienta el corazón.

Por que la verdad de los días malos es que el mundo y la vida encabronan, la vida te jode y respirar sabiendo que uno de tus hijos falta cala y lastima.

En los días malos los brazos duelen y buscan el peso del bebé que nunca pudieron cargar.

Son días negros en los que el dolor nos ahoga y puede volvernos momentáneamente locas sin estarlo.

Y en esos días no puedes soportar que el mundo sea feliz y la gente regale bendiciones por todas partes cuando tu eres miserable y sientes que se te desgarra el corazón.

Los días malos dudas de la existencia de Dios o un ser supremo por que la cabeza no te da para pensar como un ser tan bueno te puede dar y quitar a su antojo.

Esos días en que desde que te levantas lo único que deseas hacer es llorar, por que a diferencia de lo que piense el mundo en general las lágrimas por tu hijo podrán cesar pero nunca se acaban y aún después de 3, 5 o 15 años se puede llorar por ellos, a lo mejor no con la misma frecuencia pero si con la misma intensidad.

Sabemos que el hubiera no existe pero en los días malos siempre ronda el fantasma del hubiera, por que nuestro corazón sabe que en realidad hubiera sido hermoso ver crecer a ese bebé en lugar de preguntarte como sería el día de hoy.

Esos días muy en el fondo desearíamos que alguien cercano a nosotros pasará por lo mismo para tener alguien que de verdad nos entienda.

Podremos tener la enseñanza de los dioses o la sabiduría inmensa que da este tipo de experiencias pero en los días malos quisiéramos seguir viviendo en la bendita ignorancia y solo ser un espectador.

Solo somos como leónas  heridas que lloran a la cría perdida.

Los días malos no sabemos donde acomodar tanto amor…

Pero más que nada daríamos lo que fuera, daríamos todo por solo un minuto más con nuestros bebés.

Por que la verdad de los días malos es que pareciera que el universo te jugó una broma de mal gusto por que estando en una de las etapas más felices de la vida y sintiendo que puedes tocar el cielo con los dedos, nos tocó probar lo más amargo que cualquier persona podría tomar.

 

Tu que me lees, ¿Qué agregarías sobre los días malos?

image

 

 

 

13 comentarios en “La verdad de los días malos #habloporqueimporta

  1. Querida Fernanda:
    Nunca antes había escrito nada, sin embargo siempre las leo, identificándome con la mayoría de las palabras y sentimientos que expresan en sus escritos, me siento comprendida y acompañada.

    Para mí, los días malos son mucho más difíciles, antes lloraba y lloraba por días, estaba triste siempre; ahora ya no, ya he vuelto ha sonreír, a pensar en otras cosas, pero he notado que los días en que me invade esa terrible tristeza, vacío e ira, se hacen más difíciles, es, malamente, como si se acumulará todo lo de muchos días y estallará, es más, mucho más difícil reponerme, aunque es más rápido…

    Esos días, en que, “ni el sol te calienta”, esos días… en que tu corazón pesa, duele… se desborda. Esos días en que las lagrimas, son lava, son deshago, son pesar y sufrimiento.

    Aun y a pesar de eso, aquí estamos en este camino, en esta vida que continua con o sin ti y mucho más con o sin tus hijos, esos hijos, que se fueron demasiado pronto y que nosotros sin ellos tuvimos que continuar, a pesar de todo. Y que ahora a notros nos toca honrarlos, logrando tener una buena vida, aprendiendo a vivir con un hueco en el alma, en el corazón; sin ellos en esta larga vida.

    Abrazos, y besos al cielo !

    Malú, mamá de Ozma Irene

    Le gusta a 1 persona

  2. En los dias malos surgen nuevamente los por qué, y no paran las preguntas que giran en en mi cabeza una y otra vez, a veces aparece la culpa y sentimientos que no quisiera tener… pero asi es esta vida que nos toco vivir, a veces dulce por los hermosos recuerdos de su tiempo conmigo, y a veces amarga por la ausencia.. Gracias por este escrito…

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias fernanda…porque gracias a tus palabras me doy cuenta que no soy la unica que se siente asi. Lo unico que puedo agregar es que duran un poco menos que al principio y son de intensidad menor…pero ha habido dias que no he podido parar de llorar. Me suele pasar de distinta intensidad los fines de semana…yo creo que porque durante la semana se van juntando distintos sentimientos que se van acumulando como en una olla a presion y que debido a mi trabajo y mi familia no puedo enfrentar del todo y llega el fin de semana, mi cabeza realmente se libera de compromisos y tareas por realizar y viene todo eso que no pude enfrentar, al menos en la intensidad que requeria, durante la semana

    Me gusta

  4. Que pasa en esos días malos??? la rabia de que otras mamás si tengas a sus bebes y yo no tenga en mis brazos a mi princesa…. envidia… y no de la buena como la llaman, solo envida por que ellas puedes acariciar, amamantar, y criar a sus bebes!!! pero siempre me llega la fortaleza… que como siempre lo digo es mi princesa quien me la manda desde el cielo… tres meses y seguire con este dolor que a veces mata… saludos a todas las mamis que pasamos por este dolor…

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo, al igual que vosotras, sé lo que es el dolor, la desesperación, el desánimo por haber perdido esposo, madre e hijos, pero Dios en su infinito amor, me dió la paz que nadie mas puede dar. Si, efectivamente uno tiende a preguntar…. porqué a mi Señor? cuando en realidad debemos preguntarle, para qué? no es facil, pero cuando lo conocemos y sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas nos ayudan a bien, las penas son mas llevaderas, jamás dejaremos de pensar y añorar tenérlos con nosotras, pero cuando la fé empieza a funciona, hay cambios, hay paz, cuando confiamos en Aquel que murió en la cruz para darnos Vida Eterna. Nuestros angelitos están con El disfrutando de una vida mejor que la nuestra, asi qué os animo a poner vuestra fé en el Señor y un dia podremos estar y abrazar a aquellos que se fueron por un tiempo.Con todo mi cariño.

    Me gusta

    • Así es Ana Maria nuestro Padre Dios y nuestra Madre Santísima en toda su divinidad nos da la fortaleza y paz para seguir adelante…Solo ellos!!! Bendiciones

      Me gusta

  6. Cómo duele…mi pequeña ahora cumpliría 1año. Debería estar agotada porque se despierta mucho, porque todo lo quiere coger y porque su hermano se cela…y en vez de eso la lloro. Su hermano aún me pregunta por ella y quiere al bebé…cuánto duele…

    Le gusta a 1 persona

  7. Fernanda qué bonito y que real… Causalmente yo escribí anoche sobre “un mal día” lo iba a enviar aquí para que lo leyeras pero ya lo dijiste todo…. Ya lo dije y me lo dijeron, Es impresionante leer como otra persona puede escribir lo que tienes en la cabeza… Este sentimiento es único y solo una madre en duelo puede sentirlo…. Lo importante es que pasan y luego seguimos este camino que Dios nos colocó en frente… Gracias por tan lindas palabras…

    Me gusta

  8. Hoy para mi es uno de esos días negros, quiero que alguien sienta tanto dolor como lo siento yo hoy, como si como si con eso disminuyera mi dolor, quiero palabras de consuelo, que se que no me van a consolar. He llorado desde el amanecer, he llorado sin pensar, es como si mi cuerpo supiera mágicamente que hoy despertó sintiendo más que alguien le falta, mi cuerpo hoy solo llora.
    Hoy es solo un día para llorar con y sin lagrimas, en silencio y sola.

    Me gusta

  9. Tienes toda la razon en lo que dices….
    En esos días malos quisiera que el mundo se acabe, que todos se vallan al diablo, digo Dios mio yo no quiero ni queria riquezas, no queria ser popular,no queria ser mas que una mama!!!! con esa vida feliz que te pintan en cualquier lado… asi la queria yo… mi esposo mi DANNA y yo.. en nuestra casita feliz y hasta con un perro… me siento tan impontente nadie puede entenderme, ni mi mismo esposo sabe como ayudarme y estoy atrapada en una burbuja de resentimiento. Creo que este dolor que sentimos todas nosotras, no debe ni siquiera existir.
    Hoy estoy en ese día, donde mi tristeza no me permite ver mas allá de mi desgracia.
    No hago otra cosa mas que pensar en mi pedasito de cielo, en como pude pasar de la mas grande de la felicidad, a esta terrible desgracia.
    Espero que esto pase pronto, volver a ser tan optimista y alegre como lo era antes… y de nuevo esperar otro dia de estos.

    Me gusta

  10. Esta publicación es de casi 2 años atrás. Yo la leo hoy, después de un poco mas de 5 meses que mi bebé se fue al cielo. Es increible darse cuenta como se puede sentir lo mismo que otras personas que ni siquiera conoces pero con las que nos une un mismo dolor.
    La verdad que creo que esos dias malos van a existir siempre… ojalá pueda algun dia poder llevarlos de otra forma. Una que no duela tanto… besos a todas y besitos al cielo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s