Comparte: ¿Por qué no lo hablamos…? #habloporqueimporta

 

Comparto esto porque cada vez me convenzo más de que el problema de no hablar de nuestros bebés fallecidos comienza desde nosotros, hace poco una hermosa mujer del grupo de padres en duelo al que acudo me hizo favor de enviarme el post de Emily Bingham quien publicó un comentario en Facebook pidiendo a la sociedad en general que se abstuvieran de hacer comentarios sobre los embarazos de los demás pues nadie conoce realmente la historia del otro y esto provoca mucho daño a quien recibe esos comentarios.
Al compartirme dicho post ella me escribió que esa publicación le recordaba un comentario que yo había hecho acerca de los bebés arcoíris, recordé ese comentario y cómo en él expresé que a mí no me ayuda hablar del tema, mencioné “…esto en qué nos ayuda a las que ya no podemos volver a intentar?” (por el motivo que sea). Entendí que se había identificado pues ella tampoco puede ya volver a “intentar”. Y todo ello me llevo a pensar en algo que yo ya había reflexionado anteriormente: ¿Por qué si a ella también le afectaba, no mencionó nada?, era un foro hasta cierto grado “publico” pues en él participamos las madres y padres del grupo, ¿por qué ella no dijo nada?

Puedo entender que una vez que has pasado por tanto dolor comprendes la necesidad de ser sensible, no por ti sino por no hacer daño a los demás, quizá por ello es que no quiso decir nada, o quizá le dolió tanto que no encontró las palabras para expresarlo. Y por otro lado, a quién publicó ese post, ¿no se le ocurrió pensar que lastimaría a alguien? Yo solo puedo pensar en las mujeres a quienes les han hecho una histerectomía uterina (incluso sin consentimiento) y se me parte el alma, jamás hablaría de un bebé arcoíris delante de ellas, entiendo que no conoces toda la historia del otro pero precisamente por eso debiéramos procurar cautela.

Entiendo también que nada es con mala intención pero… con lo cambiante del estado de ánimo en un duelo es muy difícil ser tolerante, y siempre digo: lo entiendo de “los de afuera”, pero de “los de adentro”…

Debo decir que me cuesta trabajo compartir esto porque no estoy de acuerdo en llevar mi ira a sitios que considero seguros (como este), es decir, dónde me siento cómoda, pero esto lo escribí mucho antes de todo lo que les acabo de comentar y fue debido a algo que leí en un foro completamente distinto (incluso he leído discusiones muy violentas en él, aun cuando también es para madres y padres en duelo, de ahí que prácticamente no lo sigo) y me sorprendió por la falta de respeto y sensibilidad mostrada hacia otras mujeres que, efectivamente, ya no podían volver a intentarlo (aclaro que no participé en la discusión):

Viernes 29-7-15  No sé cómo llamarles, no sé cómo referirme a ellas, no sé si son torpes o desconsideradas, no sé si son simplemente ignorantes. Estoy harta de escucharlas porque es como escuchar a aquellas que no han perdido a sus hijos y que dicen “no te preocupes, puedes volverlo a intentar, hay muchos métodos hoy en día, siempre hay alguna manera.”

Al menos de “esas” lo entiendo porque viven en la bendita ignorancia; en esa dónde piensas que todo embarazo llega a buen término con un bebé sano en los brazos. Que los hijos, o los bebés pues, no mueren nunca. Esa santa ignorancia que veo hoy tan lejana y en la que me encantaría seguir viviendo porque eso significaría que ellas estarían vivas, sonriendo, jugando, siendo infinitamente amadas… y llamándome mamá.
Pero de ellas, de ellas que ya han perdido; de ellas no lo entiendo, se atreven a presumir sus nuevos embarazos, sus maravillosas bendiciones, delante de mí y de otras que nunca podremos tener un hijo en los brazos, y cuando les dices tímidamente “no, por favor, qué bueno por ti pero no puedo, me lastima, me duele ver tu dicha, me parte el alma, no puedo”, se regodean en contestar “no pierdas la esperanza, los milagros suceden, Dios no te abandonará, ten fe, ya verás que sí se puede y tendrás a tu bebé arcoíris en brazos y todo habrá valido la pena.”
Nada, NADA, valdrá nunca lo suficiente como para compararse con la vida de mis hijas. NADA. NADA hará jamás que valga la pena que ellas murieran.

No aprendieron que el dolor de los demás merece respeto, que perder un hijo te parte el corazón, que para muchos ya no hay más oportunidad, no aprendieron a ofrecer lo que tanto piden para sí mismas: comprensión.
Pero yo callo, porque es mi obligación no decirlo, guardarme mi dolor y mi pena para no herirles ahora que están tan felices, yo debo tolerar y me pregunto ¿y a mí y mi duelo quién nos tolera?, quién se conduele cuando hasta aquí, donde creo que me entienden, acaban por hacerme daño.

Después de compartirles esto debo aclarar que sé perfectamente que no todas son así, hay una mujer maravillosa que me expresó su angustia de causar daño a otras por llevar a su nena a algunas actividades (es una hermosa bebita adoptada); y después me expresó también su agradecimiento por mi franqueza al decirle “Sí, me duele. Sí, te envidió”. Lo maravilloso de esto es que ambas entendemos que es una etapa, que con el tiempo y mucho, mucho esfuerzo, algún día superaré, y que por lo menos de momento ya lo hablamos.

Entonces yo me sigo preguntando ¿por qué no lo hablamos? En mi caso, como ya expliqué, en ese momento y en ese foro fue por no hacer daño, porque no quise llenar de ira a los demás, porque ya había mucha ira en esa publicación, e incluso porque mi ira es muy mía y al igual que mi dolor, culpa, alegría y demás, la comparto solo con ciertas personas (aunque lo referente a nuestro duelo en general lo hago público tanto como puedo).

En este caso la comparto solo por invitar a la reflexión: ¿Por qué no lo hablamos… ni siquiera entre nosotros?

Escrito por Alicia T.

4 comentarios en “Comparte: ¿Por qué no lo hablamos…? #habloporqueimporta

  1. Alicia es verdad que la gente puede hacer o decir cosas muy desacertadas, y es cierto que uno en la cabeza en algun momento es como que espera o se prepara para que estas cosas las diga determinado tipo de personas y otro no. Yo lamentablemente donde vivo no asisto a ningun lugar para padres que han perdido bebes,ya que no existe. Tambien es cierto que a veces la mayor empatia la recibis de gente que no te imaginas. Y otra cosa que tambien a mi me ha pasado es que frases que en un momento me dolieron despues la cabeza me hizo un clic y las entendi en el contexto de la buena intencion. A mi en realidad lo que me dolio mucho es la mirada con pena sumada al silencio absoluto. Y otra cosa que me paso es que mamas que habian pasado por situaciones parecidas a lo mio en lo laboral yo esperaba, dentro de un pensamiento magico, una frase esperanzadora, pero tambien se sumaron al mas profundo de los silencios. No se, yo creo que es muy dificil hablar, salvo en un contexto seguro, de estas cosas.

    Me gusta

  2. Hola Alicia , muy cierto no hablamos del tema, y simplemente no lo hacemos por ignorancia, y muy en el fondo creo yo, que por pena del los demás, del que pensaran o que dirán. En muchas ciudades, no existen los grupos de apoyo, no hay quien pueda o quiera escuchar a una madre o padre en duelo. En cada rincón del mundo existen personas que atraviesan por esta situación, la ironía es que no hay quien este a su lado la mayor parte del tiempo. Ni siquiera la familia, esta también se cansa, se apena, se aleja….. Solo algunos permanecen. No hablamos de nuestro dolor porque creemos cansar a los demás , porque cuando hablamos de nuestro hijo o hija que ya no está, las otras personas cambian de tema o empiezan con comentarios como ” tranquila , ya lo superarás ” , ” ¿ya estás en terapia?” , ” tienes que ser fuerte, tu hijo te necesita” , ” no le llores, no la dejas descansar” ……etc, etc. No hablamos por ignorancia, de los demás hacia nosotros, por eso preferimos, como en mi caso, guardar un poco las distancias. Pienso que el dolor o el duelo nunca es compartido, es muy personal. Indudablemente la vida para los demás sigue, a nadie le cambia la vida, solamente a uno. El renacer o comenzar de nuevo con lo que queda, es lo único con lo que podemos demostrar que la pérdida de un hijo te marca de por vida, pero que existe un antes y un después y que uno se puede levantar aún a pesar de las críticas, del aislamiento social y familiar, de la soledad y del dolor.

    Me gusta

  3. Hola creo q no debemos callar lo q sentimos o lo q nos incomoda .. Recuerdo esos comentarios bien intencionados q me causaban tanta ira. Y perdón q te exprese esto x q ahora c que duele x q hay muchas mujeres q x distintas razones ya no podran tener un bebe no me imaginó el gran dolor q sienten… Pues despues de perder a mi Melani me embarace a los dos meses pero creeme cuando t digo q entiendo esto q sientes x q el hecho de q ahora tenga una nena en mis brazos no significa q dios me repuso la que me quito… Q no sienta dolor.. Coraje tristeza cuando veo aquellos bebes de mis amigas o conocidas q tienen la misma edad q se supone tendria mi melani… O al ver a mi pequeña y no sentir culpa y dolor x q a ella le estoy dando lo q a mi melani no le di…. A veces no somos concientes del daño q causamos con nuestras palabras…. Lamento mucho tu dolor..

    Me gusta

  4. Es muy cierto Alicia, sabes yo a veces callo, no porque no quiera hablar de mi hija simplemente porque hay personas tan ignorantes y que prefieren no hablar de “la muerte” que te dicen “YA SUPERALO”, Perdón, superarlo, como si no hubiera sido importante, uno superar muchas cosas pero la muerte de un hijo? eso es insuperable, uno aprende a vivir con dolor, pero superarlo nunca, me sigo preguntando el porque, aunque también el para que? pero no siempre las respuestas me convencen, y es cierto, muchos me dicen ya tendrás tu recompensa ya lo verás, pero han pasado dos años, y aun me duele en el alma, Hablo lo más que puedo pero con gente corta de entendimiento ni para que hacerlo porque mas me desgasto y me enojo.
    Muchas gracias por hablar yo también #habloporquemeimporta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s