No soy abuela de un ángel #elduelodelosabuelos

Escrito por Rosario Hernández Figueroa, abuela de Tommy

El comienzo de este relato, para ser sincera, no lo recuerdo.No recuerdo el día, ni las circunstancias en las que me enteré que iba a ser abuela. A pesar de todo no pensaba tener un nieto, pero la noticia me provocó un sin número de sentimientos. Primero felicidad, luego incertidumbre… ¿Sería una buena abuela?. Pasaron los días, las semanas, y mi nieto era varón, se llamaría Thomas Andrés. Él crecía en la panza de mi hija…  de pronto una noticia; venía con una malformación congénita. Sus padres consultaron los mejores médicos, el mejor ecógrafo, el cual confirmó dicho diagnóstico.

A pesar de ello yo tejía cada noche una manta para Tommy, pues contra todo pronóstico, yo estaba confiada y segura de que él la usaría.

Pasaron los meses y llegó el gran momento. Con 38 semanas de gestación. Él nació el día 26 de mayo del 2014 a las 9:55. Todos estábamos en la sala de espera. De pronto, una de sus tías, mirando al fondo del pasillo dice: “Ahí viene”. En una incubadora que se dirigía a la UCI (de un hospital de una ciudad cercana a la nuestra, hasta dónde habían trasladado a mi hija por la complejidad de su alumbramiento). Sólo vimos un cuerpecito perfecto y hermoso, y a su papá con él. No nos dejaron verlo, sólo el papá y la mamá podían visitarlo en la UCI. Aun así ingresé y lo vi todo conectado a aparatos, pero a pesar de la angustia de verlo así, me conformaba saber qué iba a estar bien y que un día llegaría a llenar la casa de risas y llantos. Ya de noche regresábamos a nuestra ciudad de origen, un llamado… las máquinas no fueron suficientes y dejaron de funcionar. Regresamos tan rápido como pudimos, no recuerdo cómo entramos, pero de pronto estábamos casi a media noche, todos en el quinto piso, UCI neonatal. Ahí en una sala, estaban sus papás con él envuelto en algo blanco, con él en brazos.

Yo lo cargué,  su cuerpecito aún estaba tibio y lo besé.

Esa noche nos quedamos en la sala de espera de maternidad. Su cuerpecito ya sin vida yacía en la morgue cinco pisos más abajo. Yo cada cierto rato iba al ascensor y llegaba al -1, recorría un largo pasillo y me sentaba fuera de ahí para que no estuviera tan solito y para que no se sintiera abandonado. Fumaba, lloraba y me preguntaba “¿Por qué?, ¿Por qué?”. Al día siguiente los trámites para sacarlo, vestirlo y traerlo a casa. Luego de horas, logramos que nos autorizaran a vestirlo, lo que hizo con mucho amor y dolor su madrina. Una vez listo para el traslado,  cuando ya estaba vestido, lo tomé en mis brazos para darle un último beso y el frío de su pequeño cuerpecito caló mis huesos y mi alma. Sólo quería darle calor, pero estaba  su mamá y su papá presentes y yo no debía ser débil en ese momento. Ese frío que sentí, no lo voy a olvidar nunca.

Lamentablemente la vida continúa, y yo sigo preguntándome “¿Por qué él y no yo?” Por qué, por qué… todos sin respuesta. Una colega me llamó el día 27 para saber cómo estaba mi bebé. Recuerdo que respondí :”Se convirtió en una hermosa mariposa y voló muy alto”. Él es eso, una mariposa, la más bella de todas y está conmigo donde yo estoy. Él vive en mí, por tanto no me digan que soy “abuela de un ángel”,  yo soy abuela de Tommy, él no está físicamente conmigo porque vive en un lugar muy lejano, pero espero algún día realizar el viaje a ese lejano lugar para abrazarlo, besarlo y darle chocolate.

La pena y el dolor viven en mí y eso nunca dejará de ser así. Con el tiempo se aprende a vivir con este dolor, pero no pasa, ni se olvida, ni se cura, eso es falso. Por ahora somos amores a distancia física, porque a pesar de todo tenemos una perfecta relación de amor. Él está en todo lo que yo hago y no necesitamos, por ahora, más que eso. Él es mi nieto y lo será siempre, te amo por la eternidad.

12168047_456210374550994_1046061639_n

6 comentarios en “No soy abuela de un ángel #elduelodelosabuelos

  1. hermoso!
    no puedo para de llorar
    lo que esa abuela siente es similar a lo que yo siento
    no se mi familia que siente
    no me han dicho…yo creo que para no aumentar mi dolor
    gracias abuela de tommy

    Me gusta

  2. Que lindas palabras, termine llorando porque estoy segura que es lo mismo que siente mi suegro por sus bellos niet@s que partieron demasiado pronto…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s