Comparte: 1ro de noviembre de 2013

¡Hola! deseo compartir algo que escribí a 8 meses de haber dado a luz a mi pequeño Esteban de apenas 20 semanas de gestación, mismo que llegó y se fue dejando una huella imborrable en mi vida y mi corazón. Hoy a más de dos años y medio de todo esto puedo decir que aquel 4 de marzo de 2013 yo nací también, que me convertí en la mujer buena y valiente que soy ahora, abierta a recibir los regalos de la vida. 

1ro. de noviembre 2013

Cuando inició el año en curso, sabía que todas las celebraciones que acostumbro serían diferentes ya que esperaba la llegada ( y permanencia ) de mi primer hijo para finales de julio, y en efecto todas las celebraciones hasta hoy han sido con un toque de nostalgia, a veces intensa tristeza y sobre todo añoranza.

Del 4 de marzo ( día en que llegó y se fue mi pequeño Esteban ) a la fecha ha pasado el día del niño, el día de las madres, el día del padre, múltiples cumpleaños y hoy el día de los muertos…. en definitiva imposible no anhelar y sobre todo imaginar como sería mi vida si el se hubiera quedado en este plano y de la misma forma que yo, que sería de mi, de mi cuerpo, de mis relaciones, del lugar en el que vivo, de mi tiempo, de mis sueños, mis planes, mi ropa, mi comida, mis distancias recorridas, mis gastos, mis gustos, mis fines de semana, mis lunes, mi sonrisa, mis lágrimas, mis amores y desamores, mi cama, mi economía, mis prioridades, como sería su cara, mi reflejo en sus ojos, su sonrisa, su llanto, sus manitas, su olor, su amor y mi amor…..

Hoy en el día de Todos los Santos o de los muertos niños elevo una plegaria al cielo, grito a los cuatro vientos mi amor, lloro su recuerdo y enciendo una vela por mi pequeño hijo Esteban y por todos aquellos pequeños que han dejado corazones de madres desesperanzados y adoloridos pero a la vez fuertes y casi indestructibles, porque un ser que vive para contar este dolor ( créanmelo ) es capaz de lo que sea.

Dios dame y damos a todas las madres que como yo te hemos entregado a nuestros hijos, paz en nuestro corazón, esperanza y fe, encárgate de nuestros pequeños que, por lo menos yo, allá iré cuando así lo dispongas y gozaré con mi Esteban en los brazos de tu divina presencia toda la eternidad.
Dios bendiga a nuestros muertos, Dios nos bendiga a todos.

Escrito por Ana Laura mamá de Esteban.

Un comentario en “Comparte: 1ro de noviembre de 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s