Sin vos | #Pedacitodecieloencasa

 

DSC_1013

 

 

Primero de Marzo de 2009… Me acuerdo que antes de entrar a quirófano me dejaron sola en una camilla y me acaricié la panza, la toqué despacito cerrando los ojos y sintiendo cada caricia como si la estuviera tocando a ella..esos momentos fueron eternos, bellos, fue la calma antes de la tormenta y antes que nos separen le prometí que siempre iba a vivir por las dos.

Los primeros días sin mi bebé en la panza fueron los más brutales de mi vida. Mi panza aún estaba abultada, aún tenía que desprenderme los botones de los pantalones al sentarme, mis pechos seguían igual de grandes… No podía mirarme al espejo que comenzaba a llorar, y mis pechos unos días después hicieron lo mismo. Los tenía que callar vendándolos… y la sociedad al mismo tiempo me callaba a mí.

Tenía mucho que decir pero a nadie a quién decírselo, por eso comencé a escribir. Con el tiempo muchas madres muy dulces me dijeron gracias, gracias por escribir lo que ellas sentían y no podían expresar. ¡No estaba sola! eramos muchas… Somos muchas.

Sin vos hice mil cosas desde ese día….  o eso creía… porque no era yo quien donaba juguetes a nenas de su edad… era ella que me cambió todos mis sueños y proyectos. De repente me dí cuenta que a pesar de su ausencia física y que no llegamos a hacer cientos de cosas juntas como familia pude vivir otras cientos de cosas especiales, únicas, bellas que me transformaron como persona y como la madre que quiero ser. Ella está en cada rincón de mí. Nuestros hijos con su llegada nos cambian la vida, pero con su partida nos transforman desde lo más profundo de nuestro ser… Y está en nosotros poder traerlos de nuevo todos los días a la vida: Con pequeños gestos en su recuerdo, con no esconderlos y lucir orgullosos en nuestros hogares esa vela especial, esa foto o ecografía… en no dejar que otras personas invadan tu dolor y tu amor queriendo decirte como deberías vivir o sentirte…

Yo desde hace años tengo un pedacito de cielo en casa…. Y crece tanto que dentro de poco voy a tener que quitarle el disminutivo. Mi hijita Ludmila habrá vivido solo 15 semanas dentro de mi vientre… Pero ella va a llegar a vieja gracias a su mamá que hace todo por ella. Y después nos vamos a reencontrar… Y va a ser maravilloso ♥

DSC_0465

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s