Las hay por todas partes, minimizan su propio dolor

Las hay por todas partes,  minimizan su propio dolor y viven en un mundo de sombras. Ellas también han perdido un hijo, se mienten así mismas tras una careta de “nada pasó” ” estoy bien” “de eso no hay que hablar”.Trato de entrar a veces en su mundo, y me cuesta tanto entenderles; sin embargo llego a la conclusión de que cada mujer es única y aunque la mayoría lloremos al mundo la ausencia de nuestro hijito, y queramos hacernos escuchar, hagamos rituales, les conmemoremos la vida entera, hay quienes optan por hacer como si nada pasó, pareciera que es mejor para ellas tapar el sol con un dedo y “continuar” o hacer como que “continúan”, porque en realidad todas muy a nuestro ritmo y nuestra manera traemos las carga a cuestas.

Otras veces me siento triste por ellas, no han sabido soltar su pena, quizá nunca tuvieron un hombro en quien recargarse o una libreta donde escribir y plasmar su dolor.

Algo me queda claro, no todas somos iguales, cada quien a su manera y a su mejor forma de continuar vivirán su duelo, lo importante es vivirlo, he conocido historias de personas que después de veinte años sueltan en llanto, porque en su momento su entorno no lo permitía, pero el tiempo de sanar llega, siempre llega, un amigo, una noticia en la TV, un vecino, o un amigo que pase por lo mismo, nos hace remover sentimientos; si has llevado lo mejor posible tu duelo, quizá te toque ayudar, pero si no fue así quizá esa historia reciente te ayude a soltar, a llorar a sanar, a poder nombrar, hablar, hacerlo parte de tu vida, de tu historia, de lo grande que eres.

Porque duele, siempre duele, aunque hagamos como que no pasa nada, inmutemos nuestra mente con la finalidad de olvidar fechas, momentos o anécdotas. Es imposible borrar de la mente lo que tanto se amó, lo inolvidable, lo que era tuyo y que sigue siendo.

No tengas miedo de decirlo:

Tengo un ángel en el cielo.

No mientas a tu corazón dolido, sacar el dolor te ayudará, ¡te lo prometo! el mundo cambia pero si tú no te mientes, si haces la pérdida parte de tu vida, si ayudas a otras personas a través de tu historia, el mundo se empieza a volver bello, verás las cosas desde otra perspectiva, una madurez inexplicable empieza a brotar de tu ser.

Las hay por todas partes,miles de mujeres en el mundo hoy mismo en este segundo están pasando por la pérdida de su hijo, en este preciso momento el mundo les empezará a cambiar, el mundo inocente que conocían se les hará inmenso, ¿tú tuviste la mala fortuna de vivir algo así? ¡Ayúdala, ayúdala!

El amor ofrecido hacia el dolor ajeno, se vuelve tan cercano cuando dentro de esa pérdida reciente, empiezas a tratar de mostrarles que no será fácil pero que van a poder continuar. Que viene un mundo de altibajos, días más tristes que otros, días en los que podrás de pronto volver a reír, o quizá no salir ni de tu propia cama. ¡Te prometo que si te animas a soltar más tu pena, esa que has guardado por meses o quizá por años, tu carga se aligerará! Platicar, hablar, ayudar a otros o simplemente escribir te ayudará. Estoy segura.

2 comentarios en “Las hay por todas partes, minimizan su propio dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s