Navidad otra vez sin ti

angel navidad

No quiero pensar demasiado que de nuevo vas a faltar en las fiestas. En que no vas a abrir regalos y en que no vas a correr ni a jugar al lado de tus primos ni de tu hermano tampoco este año.

No quiero pensar demasiado en que tu lugar en la mesa no se va a quedar vacío porque de hecho, nunca hubo un lugar para ti ahí; dado que no llegaste a nacer, en las fiestas familiares no hay un lugar que se pueda llamar tuyo porque nunca lo ocupaste, entonces nadie te recuerda, excepto yo. Tú único lugar fue dentro de mi cuerpo y ahí sigue estando, pero ahora dentro de mi corazón.

No quiero pensar demasiado en que este año, otra vida se está gestando; vas a tener otro primo y eso solo va a desdibujar más aún tu recuerdo entre la familia.

Es tan irónico que en estas fechas que tanto me gustaban, que esperaba con tantas ganas, ahora tenga que inventarme modos de vivirlas sin morir de pena. Inventarme formas como intentar no pensar demasiado. Pero pocas veces lo consigo.

Todas esas luces y felicidad reinante y unión familiar no hacen sino recordarme que me haces tanta falta y que siempre será así.
Nunca creí que esta temporada pudiera llegar a ser tan triste como un día fue feliz para mí.

Sí, debo admitir que es menos punzante el dolor conforme van pasando los años. Es menos paralizante que la primera navidad que no te tuve.
Pero definitivamente no es más fácil. En estas épocas tu recuerdo está más vivo que nunca, será porque tu ausencia, entre tanta gente, se nota más.

Sí puedo estar en las fiestas sin ahogarme en llanto. Sí puedo convivir con la familia y repartir abrazos. Puedo hasta brindar por ti, sin que se me quiebre ( mucho ) la voz. Pero no puedo soportar el silencio de los demás. Creo que nunca me acostumbraré a que tu nombre o tu existencia sea ignorada, en ninguna fecha pero especialmente en estas.

No quiero pensar demasiado en nada de esto porque es muy doloroso, porque de hacerlo, no podría seguir.

Lo único que me ayuda a sobrevivir esta época es la esperanza, que esa sí la tengo. Por fin, después de tanto tiempo, he vuelto a hacer planes y a esperar lo mejor del año nuevo. Voy a vivir en tu honor, para recordarle al mundo tu vida, tu nombre. Para ayudar a quien apenas está comenzando este camino.

Para encontrar nuevas maneras de hacerte presente para mí y los demás. Esperanza de un futuro mejor, de un año más feliz.

Y la esperanza de que tú, desde tu lugar en el cielo, estas fechas me mandes una señal de que no estás tan lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s