Nos haces falta esta Navidad

Hijo mío, nos haces demasiada falta esta Navidad. El año pasado se suponía que sería nuestra primera Navidad juntos físicamente, en cambio, se convirtió en la primera de muchas Navidades sin ti a nuestro lado. El tiempo ha ido pasando, a veces con rapidez, y otras veces tan lento que parece que nunca podremos avanzar. Pero lo cierto es que no importa si han pasado días, meses o años, tu ausencia física siempre duele. Y no solo a mi, sino que a tu familia completa.

Le haces falta a tu papá, quién mira con nostalgia cada vitrina con juguetes. Qué compra uno que otro auto, con el pecho apretado sabiendo que tus manitos jamás lo tocarán.

Le haces falta a tu abuelo, que imaginó Navidades llenas de colores, con un niño corriendo a su alrededor.

Le haces falta a tu abuela, que lleva días escogiendo el arreglo de flores amarillo, que quiere ir a dejarte como regalo de Navidad.

Le haces falta a tus tías, que tratan de no decir nada, pero que cada noche te prenden una velita, y conversan contigo en voz bajita.

Le haces falta a tu primo, que tanto te esperó y tanto te amó desde que supo de ti.

¡Y me haces tanta falta a mi! Tanta hijo, tanta. Las luces de la Navidad que tiñen de mil colores las calles no han logrado teñir mi alma. Reconozco que este año ha sido un poco mas llevadero que el anterior, pero tu ausencia siempre se siente, siempre se nota, siempre duele. Camino por las calles viendo gente con enormes paquetes, corriendo apurados, malhumorados. Muchos tratando de presumir o tratando de suplir con eso que llevan en sus bolsas, la falta de preocupación y cariño durante el año. A veces quisiera pararme frente de ellos y gritarles a todo pulmón que se detengan, que la vida es ahora; que corran, pero a sus casas a abrazar y besar a sus hijos.

Veo la alegría generalizada, y a veces siento culpa de no sentirla yo también. Pero es que cuesta demasiado sentir alegría, cuando he tenido que consolarme a mi misma llevándote un pequeño arbolito al lugar en donde ahora, tu cuerpo descansa. Te prometo hijo que poco a poco mamá y papá tratarán de ir dando pequeños pasitos, y cada vez será mucho mas fácil para nosotros sortear estas fechas. Pero aún nos cuesta, y lo reconocemos. Hemos ido avanzando a nuestro ritmo, con la certeza que desde el lugar en donde ahora te encuentras nos acompañas día a día. Que no necesitamos un árbol pomposo en nuestra casa, ni miles de regalos debajo de el, para sentirte.

Puede que durante estas fechas, miremos al cielo con los ojos llenos de lágrimas. Pero también lo haremos con el corazón lleno de amor por ti.

 

12369132_10153410502108843_6970903430765856553_n

2 comentarios en “Nos haces falta esta Navidad

  1. Cómo siempre palabras directo al corazón…
    Abrazos con el alma e infinitos besos al cielo
    De seguro tu pequeño y mi pequeña está nochebuena nos abrazaran con el más puro y eterno amor

    Me gusta

  2. Fui a visitar a Tommy, es amiguito de mi sobrina Josefina Alicia, ella tiene el regalito de uds. Gracias. Una tia que ama profundamente a su sobrina. Cariños.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s