Cuando llega la indiferencia

Hay muchas cosas que como madres o padres en duelo nos guardamos en lo mas profundo del corazón y del alma, y la razón es muy simple. Si ya debemos lidiar día a día con la incomprensión de la sociedad ante la magnitud de nuestro duelo, no quiero ni imaginarme que pasaría si dijéramos de forma abierta mucha de las cosas que sentimos. Es verdad que el duelo nos vuelve mucho más  susceptibles y sentimos todo elevado al mil, pero también es verdad que hay actitudes y acciones de otros, que no contribuyen en nada a nuestro bienestar emocional, y nos agrega piedras y más  piedras a ese pesado saco que ya cargamos con mucha dificultad en nuestra espalda.

Hoy quiero hablar sobre la gente a la que conocimos en momentos complicados, que luego de la muerte de nuestros hijos decidió que lo mejor era arrancar lejos de nosotros, como si de alguna manera el permanecer cerca supusiera una suerte de posible contagio.

Cuando supe que mi hijo venía con una hernia diafragmática congénita, mis hermanas encontraron un grupo de apoyo para padres y madres de niños con esa patología. Conocí mucha gente linda, que me guió, me aconsejó, y me entregó todo su apoyo en esos meses de espera, y con muchos de ellos aún mantengo una comunicación fluida, y lo más importante, están siempre recordando y nombrando a mi gordito, lo que me llena el corazón de amor. Pero lamentablemente también viví el otro lado, gente que me contactó, que siempre estuvo pendiente, pero que al morir Tommy me borraron de facebook, dejaron de hablarme, e incluso un par de ellas tuvo la osadía de criticarme en algunas ocasiones por ser “demasiado negativa” con lo que escribía en mis redes sociales. Recuerdo uno de esos mensajes, en donde una de esas personas me emplazaba a dejar de quejarme, y yo pensando para mis adentros: “¿tendría ella el mismo pensamiento, si el que hubiese muerto hubiese sido su hijo y no el mío?”

Y lo mas triste es que no solo yo he pasado por esto, también amigas del camino que he ido conociendo, que en su momento se unieron a grupos de apoyo para padres de bebés prematuros, bebés con cardiopatías congénitas, niños con cáncer y otros. Es como si estos grupos hicieran el pacto de apoyo incondicional mientras el hijo o hija está vivo, y después, ráscate con tus propias uñas.

Mi hijo también fue un guerrero, mi hijo también dio la pelea, mi hijo también tuvo que aguantar, siendo tan pequeñito, tubos y máquinas en todo su cuerpo. No digas que tú hijo es el guerrero, el que “decidió” quedarse contigo, el que eligió luchar para estar con mamá, porque el mío con sus 50 cms. dio la lucha más grande que pudo haber dado, y si hoy no está conmigo es porque la vida o el puto destino así lo decidió, pero no fue él quien eligió, no fue él quien no quiso luchar para quedarse a mi lado…

Me gustaría que quienes están detrás de todos estos grupos de apoyo, consideraran también que no todos los casos son exitosos, que no todos tienen la suerte de ser llevados a sus casas, y que esos padres también necesitan contención, aunque hayan vuelto con sus brazos vacíos. Sé que suena fuerte, y lo digo sin ninguna mala intención, pero me gustaría que esos padres no se olvidaran que ellos pudieron haber sido nosotros, y que en el trabajo de educación y difusión que hacen de esas patologías, se acordaran de estos padres y madres que esperanzados dimos la pelea, aunque el resultado no haya sido el mejor.

Quiero de manera especial, agradecer públicamente a Vane mamá de de Lorenzo, Katherine mamá de Marito, Leyla abuela de Sofía, Carolina mamá de Morena, y todas las mamitas HDC que han adoptado a mi Tommy en su corazón y en sus vidas. Gracias por tanto! 

llorar--575x323

5 comentarios en “Cuando llega la indiferencia

  1. Reblogueó esto en marcellaha65y comentado:
    Gracias Andrea… En mi caso, fueron “amigas” a las que yo consideraba incondicionales, las que se alejaron. No entendía nada y me dolía tanto… Al tiempo entiendo que no podían enfrentar la muerte de mi princesa, que no sabían qué hacer con su dolor y el mío, no sabían ni siquiera que decir o como acompañarme, sin la menor duda perder un hijo es la experiencia más devastadora a la que se puede enfrentar una madre y gracias a Dios existen espacios como este en donde nos conectamos con el alma y expresamos lo que sentimos sin miedo a ser criticadas, juzgadas o mal interpretadas. Gracias mil! Abrazo con el alma ❤️

    Me gusta

  2. Uuuuuy cuantas personas he dejado en el camino… En su mayoria tal vez interesadas… Esas personas que no me han sabido acompañar, esas personas que me ven como la contagiosa… Sin embargo como tu Andrea, me he sorprendido con aquellas personas que han llegado para quedarse y aquellas que aunque lastimadas me han dado apoyo incodicional.. Por estas ultimas personas vale la pena hablar, vale la pena continuar… Gracias Esposo, gracias familia, gracias grupo del dolor al amor… Pero sobre todo gracias a mi pequeña Marijo por ponerlas en mi camino.

    Me gusta

  3. Ciertamente la pérdida de un hijo es la tragedia y el dolor más grande que a una madre le puede suceder y la sociedad no está educada a como reaccionar ante la muerte. Me sucede que con las únicas personas que puedo hablar y me siento comprendida son con los amigos virtuales que han pasado por la misma situación, del resto los que un día considere mis amigos reales ya no lo son, ninguno me habla, ni me escribe, pero en general dejaron de hacerlo desde antes que mi hijo falleciera, pues ya se habían alejado, supongo que todos, pensaron qué la condición de mi hijo era contagiosa. Y las personas que conozco en general pretende que hable y actúe como qué mi vida jamás existió mi hijo, nunca tocan el tema y si yo lo nombró se quedan calladas con cara de no saber que decir. Entiendan qué recordar y mencionar a nuestros hijos y nuestros momentos no nos hace daño, porque es saber que todos lo recuerdan y lo tienen presente al igual que nosotros. Tampoco estén diciendo, cosas absurdas como dejalo descansar, dejalo ir, ya tendrás más hijos. Nada me hará olvidarlo y dejarlo de amar y nadie vendrá a remplazarlo, cada ser humano es único e iremplazable. Si no sabes que decir, mejor guarda, silencio y acompaña, piensa antes de decir algo fuera de lugar y absurdo referente a la pérdida de mi hijo. Solo cada madre que ha perdido a un hijo sabe lo que significa. Y yo que tuve un vínculo siempre tan cercano, con mi hijo, lleno de tanto amor y apego no puedo nada más que superarlo y listo, no es así de fácil.

    Me gusta

  4. Amigos sinceros muy pocos!!… yo perdí a un gran amigo, él se decía ser el papa de mi princesita Mirimontse antes del embarazo me ayudo a contactar médicos y hacerme estudios, estuvo animándome siempre.. por un milagro y antes de una cirugía llego mi princesa.. asi q fue una gran alegría estuvo ahi en esos meses… fue el primero en regalarme ropita para ella… cuando supo la situación en la que nos encontrábamos y el peligro que ella corría estuvo ahí..un poco distante y triste pero ahí al fin…. cuando llegó el gran suceso y mi princesa tomó sus alitas y se fue al cielo él no estuvo…. no fue a conocerla cuando mi familia la estuvo despidiendo, ya que yo me encontraba grave en el hospital, tampoco fue a verme a mí, en esos días horribles donde lo que quieres es q tus grandes amigos te consuelen… el no estuvo, simplemente no supo estar!! después de dos meses lo vuelvo a ver y lo único que hiso fue echarle culpa a los demás sin asumir que simplemente se alejo de mí… Ahora lo sigo viendo pero solo como un compañero de trabajo… En ese día tan horrible no sólo perdí a mi princesita si no que a uno de mis mejores y grande amigo…

    Me gusta

  5. Lo que me pasa a mi es que según mis amistades el ignorar mi dolor, les hace grandes personas a ellas, cuando realmente lo que necesito es que alguien me escuche… que no me diga las tipicas frases… duele y de ves es cuando llorar es necesario .. mi Matheo lucho 3 dias, los doctores no dieron esperanza de el.. y yo lo tuve que dejar ir.. fue lo mas dificil de mi vida…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s