El primer aniversario… ¿real retroceso?

Soy una madre en duelo. Si, me asumo como tal.

Sé que no soy una madre cualquiera, así como tengo claro que no tengo un hijo cualquiera.

Mi hijo es un ser mágico, que se ha encargado de llenar con luz las grietas que su partida dejó en mi corazón. Me ha llevado a los caminos precisos y a las personas exactas. Faltando pocos días para su primer cumpleaños, (si, yo hablo de “cumpleaños”, porque a pesar de que vino y partió, ese día su alma y su esencia nacieron en mi vida, en la de su padre, en la de nuestras familias, y vino para quedarse), he sentido lo que muchos llaman “el retroceso del primer año”.

Se cree que por mas que uno haya avanzado en este camino tan tortuoso como lo es el duelo, el primer aniversario de la partida de nuestros hijos trae consigo un notorio retroceso. La pérdida se hace mas real, las fantasías de esa celebración que no habrá, de ese pastel cuya vela nadie soplará, nos hace volver a las preguntas y cuestionamientos.

Estuve una semana llorando desde la mañana a la noche. Llegaba del trabajo a mi casa rápidamente, apenas alcanzaba a colgar mi cartera y estallaba en llanto. Luego de esas sesiones sanadoras, donde cada lágrima se encargaba de limpiar la pena del momento, me venía la culpa.

Pero si yo estaba avanzando!! Ya podía mirar cosas en las tiendas de niños sin llorar, ya podía acercarme de a poco a niños de su edad, ya no miraba con recelo a las embarazadas. No, no, ¿por qué? Yo no quiero retroceder… Pero de repente, vino la calma. Esa calma que se que Thomas me da.

No, no he retrocedido. No, no he vuelto a cero. ¡Estoy viviendo mi duelo! Y la hiper sensibilidad del primer año es normal. No, no soy un fenómeno, solo soy una madre en duelo, una madre que hubiera querido abrazar y mimar a su niño, y celebrar ese cumpleaños con decoración de Superman como lo habíamos imaginado con su papá.

Esta experiencia me ha enseñado que el duelo no es lineal, es mas bien una ola con altos y bajos, pero el que esté arriba o esté abajo no significa que esté volviendo atrás, significa que estoy viviendo mi duelo de manera sana. Como alguien me dijo por ahí: -“Lo anormal sería que no te doliera esta fecha, si eso pasa, ahí preocúpate”-, Si, esa persona tiene razón.

received_10152992156788843Honraré mis emociones y dejaré que fluyan, yo se que Thomas entiende, él todo lo entiende.

5 comentarios en “El primer aniversario… ¿real retroceso?

  1. Totalmente de acuerdo. El primer aniversario es una fecha que remueve mucho, teníamos tantas expectativas tan diferentes… Pero hay que pasar por ello. Como bien dices, el duelo son como olas… Mi mamá también me decía “lo raro sería que no estuvieras triste; lo raro sería que no te doliera…”

    Me gusta

  2. hola mi hijo benito el 30 de junio cumpliria su primer año, el vivio con migo 9 meses en mi vientre, 7 dias en mis brazos y vivira la eternidad en mi alma, , es mi maestro, ilumino mis pasos y me enseño a amar sin condiciones, espero con una mezcla de dolor, agradecimiente y honrrades y mucho amor ese dia.

    Me gusta

  3. El recuerdo de un hijo que partió para estar al lado de Dios, permanecerá en nuestro corazón toda la vida. Mi pequeño Sebastián llegó al mundo poco antes de cumplir los 7 meses dentro de mí y sólo permaneció en este mundo 5 días, nunca pude cargarlo, ni besarlo, ni tocarlo y eso me duele con toda el alma. Partió sin que escuchara mi voz diciéndole te amo, aunque se lo dije mil veces estando en mi vientre, hoy a poco más de siete años de su partida no deja de dolerme su ausencia, me imagino cómo sería, lo imagino cerca de mi… sin embargo hoy sé que un día cuando yo también me vaya me reuniré con él, lo abrazaré y le diré todo lo que he callado tanto tiempo. hoy sé también que tengo 3 hijos, 2 que están en casa y uno que está en mi corazón.

    Me gusta

  4. Yo lo viví ayer, su primer añito de mi bebé.

    Era las 10.17 de un día como ayer hace un año atrás. Al año de tu llegada mi amor aún duele no tenerte, y que ante una perdida aprendemos a ser fuerte, porque el derramar lágrimas no me hace débil, porque al decidir levantarme día a día y continuar no lo hago para olvidar, lo hago por la promesa infinita de dedicarte mis días, mi trabajo, mi alegría y mi amor en todo lo hermoso que aprendí a conocer, porque he aprendido a sentirte en todo aquello que me rodea.

    Comprendí porque Dios te envío mi bebe para enseñarme una dimensión diferente del amor, palpar el inmenso amor que Dios nos tiene y saber sin lugar a dudas que Él si nos escucha y que siempre está con nosotros en cada paso que damos. Él me permitió disfrutar de ti de diferentes formas y estoy convencida que lo sigue haciendo.

    Al pasar por este proceso y por lo que viví puedo comprender que sus planes de Nuestro Padre Creador son perfectos para cada uno de nosotros.

    Duele tu partida mi amor, sin embargo llenaste mi vida de bellos momentos que son y serán los mejores que viví, hoy decido recordarte como lo más hermoso que existe en mi vida,

    Te fuiste muy pronto mi amor, pero estoy convencida que nos volveremos a encontrar y disfrutaremos de las cosas que no se dieron aquí y que no nos volveremos a separar…

    Siempre en mí.
    Feliz primer cumpleaños mi amor.
    Besos y abrazos al cielo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s