Nuestra historia, hecha poesía

Ella no tuvo que despertar,
porque estuvo despierta toda la noche.
Recostada sobre esa cama, ahogando el llanto con la almohada.

Se salpicaba unas gotas de agua en el rostro, tratando de lavar sus lágrimas.
Ella aún acariciaba su barriga, mientras vendaba sus pechos.
Llegaba su pareja y le besaba la boca y no la panza.

Y le decía que no sería así por siempre.

Sí, “algún día recordaremos todo esto con amor” ella le afirmaba.
Aunque por dentro no se lo creía.

Ella salió del Hospital, tropezando con otras madres y sus hijos.
Tropezando con su nueva realidad, sin la suya.
Pero él la abrazaba y le decía que no sería así por siempre.

“El tiempo pasa, las lágrimas se secan.
El dolor se vuelve moretón y luego cicatriz”

Un día ella despertó, luego de soñar por primera vez con su bebé.
Y comenzó a creer.

Otro día comenzó a guardar todos los recuerdos en una caja especial.
Le encendieron una vela dulce a su bebé, mientras al encender esa vela incineraban su dolor.
Comenzó a cantar, a escribir, a recordar todo con una pequeña sonrisa.

Mientras se dio cuenta que ese “no siempre será así” se refería a que el dolor no dura toda una vida.

Pero sí el amor.
Y desde ese día, ellos la recuerdan juntos con un poquito más de amor ♥

family

3 comentarios en “Nuestra historia, hecha poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s