Una Embarazada, ¿Un fantasma?

Luego de la pérdida de un hijo, quedas súper susceptible a todo lo relacionado con el tema de la maternidad. Y parece un chiste, pero el universo conspira para que lo que no quieres ver, se presente a cada instante ante tus ojos. Te metes en una red social y sale alguien que conoces y publica: “En la dulce espera”; llegas a un oftalmólogo y se te sienta al lado una mujer súper preñadota, vas al supermercado y hay 1000 mujeres en estado, te metes en una cola a pagar un ticket y la que tienes atrás te choca con su barrigota…

El mundo entero está embarazado y tú, sufriendo por tu dolor, las demás en estado y tú no! Que arrechera!

A mí me paso algo particular. Al principio mi esposo y yo vivíamos en casa de mi abuela, que es mi casa de infancia, pero luego de la muerte de Julieta decidimos mudarnos para tener ese espacio intimo para nosotros, irnos para un lugar relativamente aislado para yo poder estar en sana paz. Lo cumbre del asunto es que jamás pensé que mis vecinos estaban recién dados a luz y como la casa a donde nos mudamos nos une la misma pared, se escuchaba absolutamente todo. De paso, la vecina tuvo una niña también… La niña lloraba durísimo y todo eso lo escuchaba, para mí era una real tortura, sin saber que eso me servía indirectamente de auto-terapia de superación.

Al principio, el sentimiento de que otra mujer está embarazada resulta muy doloroso para nosotras las madres en duelo y ni hablar de que perdimos un embarazo cuando llevábamos uno a la par con una persona muy cercana a nosotros, dice un texto de libro “La Cuna Vacía” al cual le doy 20 puntos de aprobación: “La envidia tiene un gran componente de admiración, y admiramos lo que deseamos y vemos muy difícil de conseguir”. Luego de sentirnos envidiosas de un embarazo de una persona cercana a nosotros, nos invade el sentimiento de culpabilidad por el simple hecho de pensar que egoístas somos. Fui a confesarme con mi Dr. y le dije llorando que me sentía asqueada en el monstruo que me había convertido, nunca fui una mujer así y él me respondió: “Geraldine, estás en un proceso de duelo, tienes tan solo 1 mes, es absolutamente normal que te sientas así” yo caí sentada de rollito con esa respuesta anticipándome a los acontecimientos y suponiendo que el me iba a regañar en vez de darme la razón.

El sentirse así y expresar a los demás tu descontento de que otras estén embarazadas implica claramente dar paso a situaciones sumamente incómodas: La última que terminas enterándote que tu prima, tu amiga, tu cuñada o equis persona está embarazada eres tú, cuando ya el mundo entero lo sabe, o en su defecto todos guardaron el silencio para no afectarte y terminas enterándote porque fuiste a un centro comercial y ves a esa persona ya con su bebé en brazos, lo que a mi parecer es peor, duele mucho más,  te sientes traicionada por completo. También sucede que están un grupo de mujeres hablando de bebés y biberones y entras al lugar y hay un minuto de silencio y terminas dándote cuenta que es incómodo.

Ese sentimiento no dura para siempre y eso es lo importante y si perdura por mucho tiempo, acude a un especialista.

Al principio me dolía, pero un día me enteré de uno en particular y ese día brinqué de emoción, tanto así que el corazón me palpitaba fuertemente.Ese día entendí que ya lo había superado y que gracias a Dios todo estaba tomando su cauce.

image

UN CONSEJO ENTRE PANAS: Sería mucho mejor ser “mente abierta” evitar tanto tabú, ser mas compasivo y menos indolente por las demás mujeres que atraviesan por este duro golpe, sincerarse con las emociones que se sienten hablándolas abiertamente sin pensar “esta delirando” como una vez me lo dijo una prima a mí, aceptar que vivimos en un mundo donde no todos pensamos igual y cada quien tiene su punto de vista y de esta manera admitir que existe un sinfín de sentimientos contradictorios y que podamos compartirlo abiertamente. SINCERARSE y encontrar un espacio para poder desahogarse sin temor a ser juzgadas puede ayudar muchísimo. Que te lo digo yo!

3 comentarios en “Una Embarazada, ¿Un fantasma?

  1. Cuando descubres que esos sentimientos son normales, cuando conoces otras mamás que están pasando por lo mismo que tú, que también se han alejado de sus amistades, que también les duelen las embarazadas, los carritos… Es entonces cuando te sientes menos “monstruo”, menos “mala persona”.

    Bastante estamos pasando como para encima machacarnos más con otras cosas…

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuando llevas un embarazo con una persona cercana sientes que se te cae el cielo, no sabia como reaccionaría pues mi hermana y yo estábamos de encargo y nos llevábamos por 3 semanas, creo que es un dolor enorme te lo juro y verla diario, y justo en la semana que nacio mi sobrina me puse mal, llore toda la semana pero ellas no se enteraron pues a mi casa llegaba sin que me vieran lagrimas para no ponerlas tristes.

    Esa niña es mi adoración me ha ayudado a sanar y me a permitido brindarle ese amor que tenia para mi hija.

    Es cierto que te ayuda de terapia y creo que me ayudo bastante…

    Me gusta

  3. Geraldine amo tus escritos ya no soloeres la mama de julieta ahora tambien la mama de esa bella arcoris, es dificil afrontar el duelo cuando en tu alrededor solo circulan embarazos, noticias de embarazos y recien nacidos, pero Dios tiene su tiempo y momento solo hace falta un toque de paciencia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s